COLUMNISTAS

La economía cubana durante el primer semestre de 2019 (II Parte)

Lo señalado anteriormente en relación a la disminución del saldo comercial positivo se refleja a través de significativas afectaciones financieras para la economía cubana.

A pesar de esto, el saldo estimado de la cuenta corriente se mantuvo favorable, pero desciende de 2 531 millones de dólares en 2018 a un pronóstico de 1 415 millones en este año, para una disminución del 44,1%.[1]Adicionalmente durante el primer semestre del 2019 se informó oficialmente por el ministro de Economía que este saldo no fue deficitario.

En el orden monetario durante el primer semestre continuó la devaluación del euro y del dólar de Canadá en relación al USD en una magnitud algo superior a 1.10 USD por euro en el primer caso y de más de 1.30 dólares canadienses por USD en el segundo, afectando en ambas monedas el poder adquisitivo de los turistas que visitan Cuba y la capacidad de compra de esas divisas cuando son utilizadas por nuestro país para pagos en el exterior.

También se dio a conocer que en lo que va del 2019 se pagaron más deudas que los créditos tomados, siguiendo la política de desendeudar el país, pero manteniendo un saldo positivo en la cuenta corriente. No obstante, ese saldo se obtuvo mayormente mediante reducción de importaciones –lo que debe engarzar con la política de sustitución de las mismas por producciones nacionales- y no por el incremento suficiente de los ingresos en moneda convertible a partir de las exportaciones.

En el terreno de la deuda externa, ya en el 2018 se había reportado que existían atrasos en el pago de la deuda renegociada, aunque no es un dato menor que se erogaran 70 millones de dólares para cumplir con el programa de pagos pactado con el Club de París, que incluye la aplicación de swap de deudas con un grupo de acreedores.

A estos atrasos se añadieron también adeudos de corto plazo pendientes de liquidar al cierre del 2018, los que se estimaban en unos 1 500 millones de dólares según fuentes de prensa extranjera[2].

En medio de la actual coyuntura, se registraron algunos avances en la solución de estos pagos vencidos. Así –por ejemplo- se logró renegociar pagos atrasados con Energas –empresa mixta con Sherritt de Canadá-[3] y también con empresas españolas, entre otras entidades acreedoras, lo cual refleja el esfuerzo que realiza el país para el cumplimiento de sus compromisos y también la confianza en Cuba de buena parte de nuestros socios comerciales y financieros en el mundo.

En general, se estima que el servicio de la deuda en el 2018 alcanzó 2 007 millones de dólares, mientras que se pronostican pagos por 1 950 millones este año, según el EIU.

Abundando en los impactos financieros de la inversión extranjera directa, es conveniente recordar que  a pesar de todas las dificultades, en el 2018 se presentó una situación más favorable en la inversión extranjera directa. Así se estima que se captaron 5 500 millones de dólares como compromisos de inversión desde abril del 2014 hasta el cierre del pasado año, lo que da un promedio anual de 1 100 millones, aunque en el 2018 se cerraron acuerdos en 40 negocios por un monto superior a 1 500 millones. Como ya se comentó, los compromisos de inversión durante el primer semestre del 2019 se ubicaron en torno a 1 400 millones, lo que representa una cifra ya casi igual a todos los compromisos registrados en 2018 y apunta a que se logre un nivel superior durante el actual año.

Estas tendencias también se reconocen en los estimados del EIU, que muestran que en el 2018 ingresaron efectivamente inversiones extranjeras por 1 006 millones de dólares y que en el 2019 entrarán al país otros 1 097 millones.

Igualmente en el 2018 se obtuvieron o concretaron créditos estatales de significación para Cuba los que se firmaron durante el recorrido del presidente Díaz Canel por un grupo de países y que ya repercuten en Cuba en este año. Entre ellos se destaca la concreción de financiamiento por 260 millones de dólares en Rusia para objetivos en la modernización de los ferrocarriles, las acerías y las termoeléctricas. A ello se sumó el anuncio reciente de otro crédito por 2 000 millones de euros para los ferrocarriles a 7 años vista. En China se obtuvieron créditos por 124 millones para la compra de equipos de construcción para el turismo y 40 millones para fuentes renovables de energía, junto a una donación por 129 millones para ciberseguridad.

Adicionalmente en octubre de este año efectuó una visita a nuestro país del primer ministro de Rusia Dimitri Medvedev. Durante la visita se dieron a conocer importantes acuerdos referidos a la colaboración en esferas estratégicas para el desarrollo del país.

En la esfera energética estos acuerdos se refieren a la recuperación secundaria de petróleo en el yacimiento de Boca de Jaruco; la rehabilitación de 10 generadores en las termoeléctricas de Mariel y Santa Cruz del Norte por un valor de 700 millones de euros y la elevación de la eficiencia de la generación eléctrica, proceso que potencialmente puede brindar ahorros por unos 1 800 millones de dólares. A esto se suma la contribución al suministro de petróleo y sus derivados al país.

En la actividad del transporte se llevará adelante un proyecto de rehabilitación de los ferrocarriles cubanos con un valor de 2 000 millones de dólares, lo que incluye la compra de equipos de transporte[4], así como la rehabilitación de más de 1 000 kilómetros de vía férrea. También se han adquirido equipos ligeros que ya se utilizan en el transporte de pasajeros en La Habana. Igualmente se ensamblarán motores rusos por la industria nacional.

Finalmente, se firmaron otros acuerdos referidos a las esferas de la industria, la agricultura, la biotecnología y la tecnología digital.

Ya en el 2018 Rusia ocupó el 7º lugar entre los socios comerciales más importantes del país con un intercambio de más de 451 millones de dólares, con un crecimiento anual del 17,3% en los últimos 5 años.

(Continuará)

…..

Citas 

[1] Ver EIU (2019).

[2] Ver REUTERS (2019). Esta cifra incluye deudas comerciales de corto plazo y pagos por utilidades adeudadas a los inversionistas extranjeros.

[3] Se trata de una deuda por 150 millones de USD que se liquidará con pagos mensuales de 2,5 millones. Ver On Cuba News (2019).

[4] Hasta el momento se han recibido 841 vagones ferroviarios y 53 locomotoras de un lote de 80 ya contratadas.

José Luis Rodríguez
José Luis Rodríguez
Asesor del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM). Fue Ministro de Economía de Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via