fbpx
OTRAS NOTICIAS

Reconocen labor de la prensa nacional en el año 2020

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC) reconoció la labor realizada por la prensa nacional durante el año 2020, periodo en el que se aprecia mayor número de textos periodísticos relacionados con al desempeño de los trabajadores del sector, mientras que los tele centros incrementaron sus reportes y existen espacios fijos en numerosos programas radiales.

Lo anterior fue dado a conocer durante el pleno del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC), efectuado este martes en el Salón Ernest Thelman del Palacio de los Trabajadores, en la capital, con la presencia de Roberto Montesinos, jefe del Departamento de Cultura y Propaganda del Comité Central del Partido; Carmen Rosa López, segunda secretaria de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC); Alpidio Alonso, ministro de Cultura; y Katia María Rodríguez, secretaria general del SNTC, entre otros dirigentes de la CTC e invitados del sector.

Durante la reunión se hizo un balance de la labor emprendida durante el pasado año por esta organización sindical, ocasión en que asimismo fue evaluada de deficiente la utilización de las nuevas tecnologías, incluidas las redes sociales, como poderosas fuentes y medio de comunicar y difundir, multiplicar, socializar y visibilizar nuestras informaciones garantizando compartirlas en tiempo.

Sobre  la labor de comunicación cultural en tiempos de pandemia, se dio a conocer que se incrementaron a 700 las cápsulas entregadas a la Televisión Cubana y a las redes sociales, con disímiles mensajes de artistas, a la vez que se elaboraron 142 spots sobre eventos y festivales online. Se estrenaron 112 videoclips realizados por el Mincult; fueron transmitidos 180 conciertos del Instituto Cubano de la Música por la Cadena Streaming Cuba y se reforzó la alianza Cultura-ICRT, con la entrega de contenidos culturales listos para su salida al aire a través de la pequeña pantalla.

El encuentro se realizó bajo el lema de Cuba Viva “Quien la defiende la quiere más”, en un clima de reflexiones y debates dirigidos a perfeccionar la labor gremio en favor del desarrollo de la Cultura y la enjundiosa misión que le corresponde para, en medio de las dificultades, hacer avanzar el país.

Organizado con el necesario distanciamiento social para evitar el contagio de la pandemia de la Covid-19, durante el pleno, alrededor de medio centenar de miembros del Consejo Nacional del SNTC, expusieron sus criterios en torno a la gestión sindical en tiempos en que el país se enfrenta a la agresiva presencia del nuevo coronavirus, en tanto la economía y el pueblo cubanos sufren las consecuencias del criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos por más de seis décadas a la Mayor de las Antillas. Fue una enérgica discusión en la que intervinieron, de forma virtual, miembros de los secretariados provinciales de esta organización que agrupa a cerca de 90 mil afiliados en todo el país.

Homenaje a periodistas destacados

De izquierda a derecha, Humberto López, Talía González, Lázaro Manuel Alonso y Abdiel Bermúdez. Foto: Heriberto González Brito.

El pleno también homenajeó a los periodistas del Sistema Informativo de la TV Cubana, Talía González, Humberto López, Lázaro Manuel Alonso y Abdiel Bermúdez, por su excelente labor en defensa de la Revolución Cubana y el enfrentamiento a la contrarrevolución, la indisciplina social y el reflejo en este medio de la campaña nacional de lucha contra la COVID-19. Todos recibieron el Certificado de Proeza Laboral, conferido por la CTC.

En el informe presentado al pleno,  la secretaria general del SNTC, Katia María Rodríguez, a nombre del Secretariado Nacional, enfatizó que “con el compromiso de la organización y teniendo presentes las fortalezas de un sistema político y social que tiene en el ser humano su esencia, mucho se trabajó en la Cultura durante el 2020, en una pelea liderada por el Partido y el Gobierno, y protagonizada, como ha sucedido siempre en tiempos de Revolución, por el pueblo y sus trabajadores, en un contexto caracterizado por el impacto de la COVID-19 y el recrudecimiento del bloqueo.

Sobre la Tarea Ordenamiento, el documento señala que el SNTC, junto con el Ministerio de Cultura (Mincult) y el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT),  desarrolló un grupo de acciones que posibilitaron disminuir las insatisfacciones de los trabajadores; en tanto afirma que durante el perIodo analizado se realizó un levantamiento de las dinámicas a enfrentar por el impacto de esta gestión entre los artistas, instituciones y la población.

En tal sentido, el texto subraya que aún persisten inconformidades en nuestros trabajadores, basadas en lo fundamental en escalas salariales, categorías ocupacionales, situación compleja sobre la vitalidad y el funcionamiento de las Empresas Comercializadoras de la Música y los Espectáculos.

El balance del trabajo del SNTC en el 2020 igualmente apunta que “como muestra de reafirmación de la política social de la Revolución, se decidió por nuestro Estado y Gobierno que al igual que a los trabajadores, también a los artistas comercializados de las artes escénicas y los músicos, que por las incidencias de la pandemia no pudieran trabajar, recibieran una protección. Para el cálculo de la prestación que recibieron, se homologó esta con el salario que reciben los artistas subvencionados. Fue este un proceso muy complejo que se desarrolló con una activa participación de las áreas de economía y recursos humanos, junto a la dirección del organismo”.

Significa también que desde el mes de marzo del 2020, y prácticamente durante todo ese año, se produjo un cierre casi total de nuestra economía, motivado por las incidencias de la COVID-19, que incluyó el cierre de las instalaciones culturales, la suspensión de los eventos nacionales e internacionales con presencia física, el cierre de la red de tiendas, centros culturales y Casas de la Música, lo que conllevó a la disminución de los niveles de ingresos y de utilidades de las empresas. Disminuyeron, además, los  niveles de  exportación, lo cual afectó los ingresos desde el exterior y se incrementaron las deudas totales y vencidas.

Sin embargo, fueron impactantes los resultados —nunca antes alcanzados—, que se lograron en las ofertas artísticas y culturales a través de las redes sociales, tanto institucional como de artistas individuales. Notable aporte que permitió evitar un “Apagón Cultural”.

A pesar de las dificultades, en el balance del SNTC se destacó que durante el año concluido, los resultados de las empresas, en general, muestran una sobre ejecución del plan ajustado y respecto al 2019 un decrecimiento del dos por ciento; mientras que la ejecución del presupuesto quedó por debajo, incluso del modificado.

Las empresas que sobrecumplieron sus planes ajustados a las nuevas condiciones de trabajo fueron: Tecnoescena, Fondo Cubano de Bienes Culturales, Artex, Atrio, Galería Habana, Abdala, Esic, Egrem, Escenarte, Recsa, Eseo, Caguayo, Conec, Génesis, Caricatos, editoriales Gente Nueva, José Martí, Oriente y Arte y Literatura; en tanto los ingresos totales generados por instituciones y unidades presupuestadas, ascienden a mil 444 millones 273 mil 300 pesos.

Varias intervenciones se refirieron a la necesidad de continuar profundizando en la calidad de las asambleas de afiliados y trabajadores, así como las de representantes, para lograr que se evalúen con profundidad la eficiencia, la calidad en el servicio, la productividad, el ahorro, el mejoramiento de las condiciones de trabajo y sobre todo se dé respuesta o solución a cada planteamiento hecho por los trabajadores.

“En los momentos actuales —expresa el informe—, nos corresponde a la organización sindical un actuar enérgico en las negociaciones, por lo que debemos enfrentar con mayor exigencia los temas tratados en las asambleas de afiliados y de representantes, y en las reuniones de los buroes y comités provinciales, además de profundizar en la necesidad de negociación colectiva, así como modificar la estructura y funcionamiento de las comisiones negociadoras, actualizada al escenario laboral actual”.

Asimismo se conoció que hubo crecimiento en la afiliación al SNTC; y que actualmente esta organización emprende un proceso de revisión y actualización de los convenios colectivos de trabajo. En tal sentido, se destacó que entre los aspectos novedosos se encuentra la inclusión del trabajo a distancia y el teletrabajo, como modalidades de empleo.

También se resaltó que el Consejo Nacional de las Artes Escénicas, en colaboración con el ICRT, produjo nueve teleteatros y varias mini-series a cargo de los grupos Teatro de las Estaciones, Teatro Tuyo, Teatro Los Cuenteros y del Circo Nacional de Cuba; en tanto el Centro Promotor del Humor acometió tres proyectos que comienzan en producción. Asimismo, el Consejo Nacional de Casas de Cultura produjo 50 talleres Aprender Aprendiendo, los cuales fueron transmitidos por la TV Nacional.

Al hacer un resumen de lo realizado en el sector de la cultura durante el 2020, se precisó también que el Centro Nacional de Escuelas de Arte (CNEArt) con el apoyo de la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual (Famca), suministró a la TV un total de 674 tele clases en tres etapas de la pandemia; mientras que el Noticiero Cultural logró mantener sus emisiones ininterrumpidas, a pesar de la difícil situación epidemiológica vivida en el ICRT.

Encomiable fue la repercusión internacional de la página oficial del Mincult en Facebook, con más 25 mil seguidores, con el atractivo de transmisiones diarias, en streaming, de los conciertos online; a la vez que se posicionaron más de 30 cuentas en Twitter e igual número en Facebook, gestión en la que sobresalen La Jiribilla, la Universidad de las Artes, la Casa de las Américas, el Mincult,  la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) y la Asociación Hermanos Saíz.

En concordancia con este aspecto, el plenario se pronunció por un mayor y mejor uso de las nuevas tecnologías para establecer estrategias de comunicación encaminadas a defender la Patria ante las amenazas de algunos seudoartistas contrarrevolucionarios y de las calumnias de la contrarrevolución interna y externa.

Intervención del Ministro de Cultura

Sobre este asunto, el titular de Cultura, Alpidio Alonso, durante una extensa y medular intervención, dijo que durante el periodo de enfrentamiento a la pandemia, la cultura cambió su lugar de acción hacia diferentes sitios de la web, la televisión y la radio nacionales, lo que demostró la capacidad de comunicación de las instituciones culturales que reflejaron su labor en la nueva normalidad en que vive la nación, lo cual hizo posible invitar a los cubanos y al mundo a constatar lo que está pasando en Cuba.

Alonso dijo que el compañero Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, ha mantenido un sistemático chequeo de los acuerdos adoptados en los últimos congresos de la CTC y del SNTC. Al respecto aseguró que ha existido una respuesta concreta a los problemas planteados en esos foros.

Asimismo enfatizó que el 2021 es un año cargado de importantes conmemoraciones, en tanto constituye un reto ante todo lo que hay que hacer en beneficio de la cultura insular. En concordancia con este planteamiento expresó que recientemente se efectuó el 8vo. Congreso del Partido,  cónclave de la continuidad histórica que marcó el rumbo del país; cuyas sesiones comenzaron justo el día en que festejamos el aniversario 60 de la declaración del carácter socialista de nuestra Revolución, y finalizaron en fecha coincidente con la celebración de las seis décadas de la victoria del pueblo cubano en Playa Girón.

Del mismo modo se refirió a la trascendencia de las memorables Palabras a los intelectuales, pronunciadas hace 60 años por  líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, al término del intercambio sostenido  con un grupo de intelectuales los días 16, 23 y 30 de junio de 1961, en la Biblioteca Nacional y que definitivamente establecieron  el destino de la política cultural de la Revolución.

El también poeta y editor, dijo que igualmente se festejan las seis décadas de existencia de la Uneac y los 35 años de la AHS, así como se honra la erradicación del analfabetismo en Cuba a través de la histórica Campaña nacional acometida en 1961, que permitió facilitar el acceso universal a los distintos niveles de educación de manera gratuita a la vez que devino el primer gran paso de nuestro programa cultural.

Destacó igualmente los retos que se imponen en el desempeño de las instituciones culturales y del Sindicato del ramo, sobre todo en el fortalecimiento del trabajo político e ideológico en todos los ámbitos, asunto en el que resaltó la importancia de dar a conocer todo lo que hacemos a través de la gran diversidad de eventos realizados por los artistas y trabajadores de la cultura en todo el país.

En consonancia con este planteamiento Alpidio Alonso potenció el enfrentamiento a las campañas de manipulación, confusión y mentiras orquestadas por los enemigos de la Revolución, gestión que hay que asumir sobre la base de nuestra verdad para denunciar ante el mundo la subversión descarada de la contrarrevolución. En tal sentido exhortó a defender las instituciones culturales ante estos ataques, para lo cual se impone mejorar el trabajo  en cada lugar.

Igualmente ponderó la necesidad de fortalecer el intercambio del SNTC con los trabajadores del sector, fundamentalmente a través del diálogo en torno a los problemas, en tanto llamó a incrementar la lucha contra el delito, la indisciplina social, la chapucería y la corrupción. “Hay que socializar esta batalla”, dijo y precisó: “hay que movilizar a los trabajadores para que algunos corruptos no nos sigan robando”.

Sobre este asunto enfatizó que esta contienda debe estar encabezada por el sindicato en todos los niveles, “no podemos conformarnos con el llamado día de autocontrol, sino que debemos de estimular a los trabajadores a emprender conscientemente esta pelea ante lo que tanto daño nos hace”.

El ministro de Cultura asimismo convocó al SNTC a preparar a sus cuadros para que sean capaces de responder coherentemente a las inquietudes de los trabajadores, a los que hay que ofrecerles abundante información por parte de las administraciones de los centros laborales, en tanto llamó a los directivos sindicales a asumir con innovación y creatividad todas las actividades que aún quedan por realizar durante el tiempo que perdure la pandemia.

“Tenemos que unirnos para vencer la desidia, la desesperanza, la desconfianza, el derrotismo, el pesimismo (…), conscientes de lo que representa la cultura en el presente y el futuro de  este país”, apuntó.

En su valiosa intervención, Alonso recordó que “no podemos hablar del modelo socialista sin desarrollo económico. Tenemos que salir del subdesarrollo para lo cual los revolucionarios tenemos que martillar y martillar con nuestra verdad”.

Posteriormente se refirió a la importancia del papel de la cultura en el trabajo con las comunidades, en lo que el sindicato puede hacer grandes aportes.

Por su parte, Carmen Rosa López, exhortó a hacer cosas diferentes todos los días, para lo cual la labor fundamental se materializa en los dirigentes sindicales de base.

Durante la reunión fue fortalecida la nómina de miembros —un total de 59— del Comité nacional del SNTC aprobada en la sesión final de la Primera Conferencia Nacional desarrollada en el mes de noviembre del 2018, en representación de todas las manifestaciones artísticas y en correspondencia con lo establecido en los Estatutos de la CTC y el Reglamento de los Organismos de Dirección. Por tal motivo se aprobaron 11 bajas de compañeras y compañeros y se dieron de alta a otros 12.

Las conclusiones estuvieron a cargo de Roberto Montesinos, jefe del Departamento de Cultura y Propaganda del Comité Central del Partido, quien se refirió a la importancia del papel de los cuadros sindicales en la proyección del SNTC, organización que está llamada a fortalecer su estilo de trabajo para acometer con éxito sus funciones, sobre todo en la protección de los trabajadores del sector.

Roberto Montesinos, jefe del Departamento de Cultura y Propaganda del Comité Central del Partido. Foto: Heriberto González Brito.

Asimismo destacó la impronta  de la cultura en la vocación de resistencia y transformación revolucionaria de nuestra sociedad y exaltó la fortaleza ideológica de este sector.

Al término de la reunión, Carmen Rosa López, en nombre del Secretariado de la CTC, reconoció al destacado músico Arnaldo Rodríguez —miembro del Comité nacional del SNTC— por la composición de la canción Eco de banderas, dedicada a la celebración en Cuba del Primero de Mayo, y en la que además de él y su orquesta Talismán, participan otras prestigiosas figuras del pentagrama nacional, como Mayito Rivera, Osdalgia Lesmes, Steel Band Habana, Marcos Alonso (guitarra eléctrica), Verónica Velázquez (coros), Yara Clave de Acero, Robin Martínez (trompeta) y el Cuarteto Cuerdas Amadeo Roldán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap