PERIODISMO CULTURAL

Tarántulas coronadas: expresionismo social y de incertidumbre

Problemáticas sociales de la Cuba contemporánea se encuentran, a modo de leitmotiv, en el discurso visual de Tarántulas, exposición personal de la artista de la plástica Isis de Lázaro inaugurada este 20 de octubre, Día de la Cultura Cubana, en el Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño de La Habana, en Luz y Oficios.

Foto: Heriberto González/Cubaperiodistas.

Más de 60 piezas (de diversos tamaños y técnicas) ocupan tres de las salas del centro cultural, en las que a través de un expresionismo figuracionista la artista calibra la vida cotidiana desde su fuerza interior. Con una mirada muy particular, Isis de Lázaro exorciza demonios morales y deja entrever realidades como la prostitución y el proxenetismo.

Foto: Heriberto González/Cubaperiodistas.

Para María Teresa González, curadora de la muestra que estará abierta al público hasta noviembre próximo, la apropiación del nombre del insecto por parte de la autora para identificar un modelo social de actuación posibilita, luego de apreciar la exposición, mirar con nuevos ojos la realidad cotidiana de la Isla.

“Tarántulas es una atractiva propuesta visual que muestra una vez más la maestría del oficio de la artista; esculturas, dibujos y pinturas donde lo importante no es el color sino la luz, los grandes contrastes, los volúmenes y las sombras, en perfecta armonía, con la expresión de las figuras-personajes.

“Desde su subjetividad, Isis de Lázaro pone la mirada en las complejidades de la vida social y sus propias preocupaciones, calando profundo en esos resortes, logrando una representación a veces grotesca, burlesca, sutil, y otras apacible y relajada, pero siempre con una demostración de alto valor estético”, destacó la curadora.

Foto: Heriberto González/Cubaperiodistas.

Mención aparte merecen las “tarántulas coronadas” de la expo, poco más de 40 dibujos realizados por la artista en dos de los meses de la pandemia ocasionada por la COVID-19. Una de las piezas toma como referente para la creación la historia de la enfermera Yaquelín Collado, quien estuvo 37 días en Terapia Intensiva, en los estados crítico y grave, y suscitó interés, sensibilidad y solidaridad en el país.

Accidentada durante ese periodo, Isis se mantuvo dibujando a diario, y se inspiró para sus obras en la información que sobre los casos infectados con el coronavirus se fueron conociendo cada día y que más la impactaban: el primer bebé diagnosticado o la evolución de un señor octogenario. Las piezas las iba publicando en su perfil en la red social Facebook y la retroalimentación recibida allí la canalizaba también en energía creativa para sus obras siguientes.

Foto: Heriberto González/Cubaperiodistas.

Las molestias del encierro en casa, la evocación a la sensación de asfixia, los fantasmas de personas que deambulan por las calles mientras sus cuerpos cumplen con la cuarentena, constituyen algunas de las escenas de estás tarántulas coronadas de Isis, que intentan sobrevivir en un mundo de miedos e incertidumbres.

Graduada de la Academia Nacional de Artes Plásticas San Alejandro, Isis de Lázaro Cubillas es escultora, pintora, dibujante, instalacionista y profesora. Asimismo, es fundadora de la Asociación Hermanos Saíz y artista plástica del Fondo Cubano de Bienes Culturales. Sus obras se encuentran en colecciones privadas de México, Venezuela, República Dominicana, Francia, Italia, Bélgica, Argentina, Perú, San Vicente, Puerto Rico y España.

Foto: Heriberto González/Cubaperiodistas.

Ha realizado 104 exposiciones entre colectivas y personales, 30 colectivas y 74 personales, dentro y fuera de Cuba. Forman parte de su obra escultórica el busto de Amadeo Roldán, emplazado en Escuela de Música del mismo nombre; y los bustos de Máximo Gómez que se encuentran en una biblioteca capitalina; en Baní, República Dominicana,  y del Generalísimo, en la Academia de FAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *