CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

Cumple 33 años Suplemento cultural holguinero

Más de tres décadas de publicación ininterrumpida avalan el quehacer en pro de la cultura de Ámbito, suplemento cultural del periódico ¡ahora!, de Holguín, que mereció en su segundo año de vida la Distinción José Prats Sariol y, en el III Festival Nacional de la Prensa Escrita, el Premio al Mejor Suplemento.

Ámbito surgió el 19 de mayo de 1987 y declaraba en su primer editorial su objetivo de divulgar la obra de los creadores holguineros, en las distintas manifestaciones, acorde con “la identificación que los creadores cubanos mantienen con la causa de la Revolución y el socialismo”.

Fueron antecedentes del suplemento la página cultural del periódico Surco (1960-1962), y su consecución en ¡ahora!, a partir de noviembre de 1962, así como la revista Jigüe y los tabloides Cayajabo, del Taller Literario de Holguín, y Cartelera Cultural, impresos también en los talleres de periódico provincial. Ámbito fue heredero de la tradición publicista literaria local y sintetizador de la mejor experiencia, de Norte (periódico holguinero de los años 50 del siglo XX) a Diéresis.

A lo largo de estos años, el suplemento ha sido vivo reflejo del acontecer cultural de la provincia y ha abarcado un espectro amplio de temáticas, manifestaciones artísticas, géneros literarios y periodísticos. Esto se reconoce en el Editorial por el primer lustro de la publicación: “Con aquellas páginas también vino una manera de trabajo que aunó voluntades y criterios en diálogo siempre diverso y enriquecedor, abierto a la contemporaneidad”.

Independientemente de los cambios en el formato, tirada y frecuencia, Ámbito ha recogido en sus páginas, informaciones, entrevistas o artículos contentivos de buena parte de lo sucedido en el territorio durante más de tres lustros de salida ininterrumpida. Ni en los años más difíciles para la Poligrafía cubana, dejó de informar, ilustrar, educar o entretener al público holguinero y de más allá.

Relaciones de canje internacional, impulsadas por el Centro de Información Científico-Técnica del periódico ¡ahora! y la biblioteca provincial Álex Urquiola, de Holguín, hicieron posible que nuestro suplemento esté presente en instituciones Argentina, España, Estados Unidos, México, Uruguay, Brasil, Colombia, Francia, Nicaragua, Puerto Rico, Chile, Ecuador, Bélgica, Canadá, Corea Democrática, Costa Rica, Inglaterra, Italia, Portugal, República Dominicana y Venezuela; entre bibliotecas, centros de documentación, instituciones culturales, grupos de solidaridad con Cuba y centros de Educación, con su valiosa carga de información sobre la realidad cubana. Y por la misma vía se han enriquecidos los fondos bibliográficos del Centro de Información y Documentación del periódico.

A pesar de su objetivo expreso desde la propia fundación, el equipo editorial ha rechazado de plano el provincianismo, se ha preocupado de que junto a las “noticias holguineras” hayan aparecido materiales de gran actualidad, referidos a la cultura cubana y universal. Siempre buscando el balance necesario entre lo propiamente local y lo que trasciende nuestras fronteras.

Por otro lado, los mejores creadores de esta parte de la isla, así como los más jóvenes escritores de nuestro prolífico ámbito cultural han aparecido en las páginas de esta revista, que en muchos casos ha ayudado a descubrir nuevos valores con la difusión de una obra que hasta entonces no había visto la luz de imprescindible letra impresa.

Hasta 1991, Ámbito mantuvo el formato tipo tabloide. Se dividía en espacios fijos sin localización determinada, que respondían a nombres genéricos identificativos de la diversidad temática: Poesía, Historia, Ensayo, Música, etc, estilo que mantiene aún. Tenía gran despliegue gráfico entre fotografías, viñetas e ilustraciones a tono con las tendencias internacionales para el formato tipo tabloide. En resumen, en su diseño era abigarrado, o tal vez, en códigos a la moda post-modernista e intertextualizado en su expresión visual, en ese eclecticismo de imágenes estaba su personalidad y atractivo.

A partir del segundo año, se impuso la impresión en blanco y negro, a fin de abaratar el costo. Sin que esto significara pérdida de la imagen y su calidad intrínseca, antes bien le aportó nuevos atractivos. Integraron el equipo editorial de la revista, la dirección del periódico y destacados artistas, historiadores e intelectuales del territorio. De este modo, Ámbito se convirtió en reflejo de la voz cultural múltiple del territorio.

Entre 1987 y 1991, las reservas de papel permitieron la salida regular de Ámbito. Sin embargo, en 1991, los reajustes que convirtieron a todos los diarios provinciales en semanarios paulatinamente, se hicieron sentir y pusieron en peligro la supervivencia de nuestro suplemento.

Muchas publicaciones desaparecieron con el Periodo Especial, los suplementos culturales de provincia no pudieron continuar con su eficaz labor de promover el talento de sus respectivas zonas.

Sin embargo, en Holguín se buscaron fórmulas inteligentes para seguir realizando tan noble y necesaria tarea. El formato tipo plaquette fue la solución y los cuadernillos realizados con recortería de papel, la tabla de salvación.

La recuperación paulatina del sector poligráfico condicionó que en mayo de 1996, saliera a la calle como revista trimestral, con tirada entre mil y mil 500 ejemplares. La gráfica pudo permitirse otra vez despliegues mayores, y se comenzó a utilizar un color en portada. Así, surgieron las secciones Galería (páginas centrales) dedicada a una figura prominente de las Artes Plásticas en el territorio, Miradas (consagrada a la fotografía) y Catálogo (donde aparece desde entonces una personalidad importante de la Cultura holguinera). Ocasionalmente, se ha publicado la sección Dossier, con pequeñas monografías y entre los números 105 y 112 apareció Gacetilla, con notas informativas breves sobre el acontecer cultural local. Desde el número 117 se dedicó un espacio a breves reseñas de los libros de Ediciones Holguín, la editorial provincial, e irregularmente se publicó la sección Ambitofilia, para canje y correspondencia. A partir del número 115 y otra vez por imperativos económicos, se renunció al color exterior, aunque el aprovechamiento de las posibilidades estéticas del blanco y negro, tuvo gran aceptación.

Vida breve tuvo el Premio de Ámbito en poesía y narrativa, auspiciado por la propia publicación, la Unión de Escritores y Artistas en Holguín y la Asociación Hermanos Saíz en el propio territorio. Desde el 2001, Ámbito contó con su equivalente digital en Internet, sitio actualmente en construcción.

EL POLLO DEL ARROZ CON POLLO

Como se define en su primer editorial, el objetivo de la publicación es posibilitar primeramente la divulgación de los creadores holguineros, en las distintas manifestaciones, tratando de utilizar adecuadamente el espacio, con sentido clasista, optimismo histórico y la afirmación revolucionaria de la nueva vida; sin obviar aspectos relevantes de la Cultura cubana y universal.

El perfil temático de Ámbito incluye estudios sobre la Cultura holguinera y cubana en cualquiera de sus manifestaciones, y utilizando cualquier género periodístico, así como obras artísticas, literarias o plásticas de igual procedencia, con prioridad para lo local y lo nacional; aunque sin desdeñar el reflejo consecuente y enriquecedor de la cultura universal.

Por su amplio perfil, hemos creído necesario analizar el tratamiento temático. En este caso consideramos como tales: la temática artística (Literatura, Artes Plásticas, Música, Teatro, Audiovisuales, Danza y Arquitectura), Historia, Periodismo, Ciencia (Astronomía, Química, Filosofía, Matemáticas) y Cultura General (Estética, eventos).

Estudios realizados arrojan que la manifestación más favorecida en Ámbito es la Literatura, vista en su doble acepción de manifestación artística como tal y objeto de análisis (reseñas, crítica literaria). En este caso, predomina la publicación de obras literarias (poesía, cuento, fragmentos de novelas) por encima de los llamados textos “paraliterarios”. La poesía ha tenido en estos 33 años preeminencia sobre los otros géneros literarios y en abrumadora mayoría se editaron obras de escritores holguineros.

Los artículos y reseñas, corresponden a autores holguineros y están referidos a escritores locales, aunque también han aparecido textos de autores nacionales sobre escritores de la provincia. En menor medida, Ámbito ha publicado materiales de procedencia local sobre Literatura cubana, latinoamericana y universal.

Según su prioridad temática, le siguen Artes Plásticas e Historia. Luego Artes Escénicas, artículos de Cultura General (eventos, estudios socioculturales), Medios Audiovisuales, Arquitectura, Periodismo y Ciencia.

En cuanto al balance genérico encontramos predominio del artículo, como género de opinión, seguido por la entrevista, en su especificidad de “entrevista de personalidad”, o sea, dedicada a informar la vida y obra de un personaje relevante. A continuación, el género más publicado es la nota informativa, seguida por la reseña y la crónica.

En estas poco más de tres décadas, la gráfica ha desempeñado un papel preponderante en el suplemento. Un bojeo minucioso de sus especificidades ofrece prioridad a la fotografía, la pintura, el dibujo y el grabado. Aunque tampoco han faltado la escultura o instalación, los carteles, caricaturas, viñetas, mapas y diagramas.

En la fotografía se explotan como planos el close up y el plano medio, mayormente en las entrevistas, que también suelen acompañarse de portadas de libros, carátulas de discos o fotogramas de películas. En el caso de las temáticas de Historia y Arquitectura, abundan los detalles, para piezas museables o arqueológicas, y los planos generales para grandes espacios geográficos o arquitectónicos. En la sección Miradas, ya desaparecida, se incluyó la llamada fotografía artística, acompañada de un texto breve, poético o periodístico, afín.

Los géneros literarios suelen acompañarse con dibujos y grabados, y en último caso de pinturas. Vale hacer la salvedad de que no se trata de ilustraciones descriptivas de los textos sino relacionadas, lo que les añade un nuevo valor, independiente.

La escultura y la instalación fotografiadas se han empleado en la sección Galería y en una ocasión acompañando los textos de un número completo. Reproducciones de carátulas de libros y discos se han usado en reseñas y artículos sobre Literatura y Música, así como entrevistas a artistas de esas manifestaciones artísticas. Del mismo modo se han empleados carteles cinematográficos. En cuanto a los mapas y diagramas, muy poco utilizados, han servido para ilustrar trabajos de Historia y Arquitectura.

La caricatura se ha empleado para referirse a la obra de humoristas específicos y para ilustrar textos.

De esta gráfica, la mayoría aborda temas holguineros, seguida por los cubanos y en menor medida, extranjeros. En cuanto a los autores, esta proporción se repite, aunque también se da la presencia, sobre todo en el caso de la fotografía, de obras de autores cubanos y extranjeros sobre temas locales, específicamente en la constancia gráfica de eventos provinciales, o la presentación de artistas o agrupaciones holguineras en escenarios nacionales e internacionales.

A la hora del recuento, hay nombres imposibles de soslayar, es el caso de los diseñadores Ángel Quintana Bermúdez, padre del diseño original; Fabio Ochoa, responsable del tránsito del suplemento a formato de revista y articulista; Eddy García, también historietista; Rafael Nápoles, diagramador y narrador; Lourdes Castro, Luis Barnés y Tania Cabrera; los periodistas Reynaldo López, Eugenio Marrón, Pedro Ortiz, Agustín Garcells y María Julia Guerra, algunos de los cuales fueron también editores; la editora Marlene González, quien le sostuvo desde la década del 90 hasta los primeros años del milenio; el maestro de correctores Orlando Rodríguez; así como los directores de ¡ahora!: Ezequiel Hernández, Alfredo Carralero y Rodobaldo Martínez, entre muchos otros.

En resumen, la revista Ámbito refleja en sus páginas, fundamentalmente, la realidad cultural holguinera, sin desdeñar lo nacional y universal, con predominio de autores locales y temáticamente, la Literatura y la Historia. Suscribo la opinión de Hiram Pérez Concepción, historiador de la ciudad de Holguín, quien planteó:

“Ámbito quedará en la historia de nuestra cultura y no sólo por su calidad estética, por su novedad, por la promoción de nuevos creadores y por su capacidad de aglutinar voluntades, sino también por ser una muestra brillante de lo que fue capaz de hacer el socialismo, como un baluarte de la Revolución”.

(Tomado del periódico ¡Ahora!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *