ENTREVISTA NOTAS DESTACADAS

Hilda Saladrigas: “Debemos tallar el país que queremos”

—Un decano es un directivo cuya función es cumplir disposiciones normativas que establece la Academia.

La Dra. Hilda Saladrigas Medina también dice que un decano es “esa persona que debe dirigir bajo los cánones de las lógicas institucionales, para que el trabajo de la formación, la investigación y la extensión se realicen de manera correcta”.

Treinta años lleva de graduada y los treinta han sido dedicados, de una manera u otra, a la comunicación, porque entre muchos argumentos, ha estado vinculada a los medios, a la opinión pública, a la ciencia de la información científica. Fue Vicedacana Docente de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, formó parte del Tribunal Permanente de Grados Científicos en Comunicación Social; hizo una maestría en Comunicación Organizacional y un Doctorado en la Universidad Complutense de Madrid.

Hace aproximadamente tres meses, Hilda Saladrigas asumió como decana en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, institución líder en el país en el campo de las investigaciones en Ciencias de la Información, la Comunicación Social y el Periodismo.

***

—Hilda no titubea. Responde con espontaneidad y exactitud. Es tarde, pero sus respuestas asumen la sensibilidad de su carácter.

Un líder académico a este nivel tiene que conocer procesos de dirección, pero también procesos didáctico- pedagógicos. Sin embargo, no basta con actitudes y aptitudes para dirigir si no está presente el significado de la Academia, sus códigos y especialidades.

Para dirigir-dice Hilda- no puede faltar una dosis de amor, utopía y responsabilidad, pues se trabaja con la materia prima que luego va a conformar un sector profesional, con seres humanos, con estructuras creadas, con funcionamientos y maneras de hacer.

Hilda Saladrigas, Decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.
Dra. Hilda Saladrigas, Decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Foto: Yoandry Avila/ Cubaperiodistas.

En el campo profesional de la comunicación social, todas sus prácticas son importantes. Cada una debe hacerse con responsabilidad y en equilibrio con las demás. Pero: “¿cómo poner esas notas musicales en una partitura que en Cuba funcione como una orquesta?; ¿cómo lograr ese equilibrio con un sistema socialista y humanista que busca situar todas las prácticas profesionales en función de la sociedad?”

Esas son las interrogantes que tiene ante sí la Década cuando explica que nosotros, como país, “no podemos hacer una publicidad falsa, ni una comunicación política engañosa, no podemos incentivar el consumo, sino que debemos mostrar a las personas qué consumir”.

***

Ante una nueva realidad sociotecnológica, la Universidad cubana ha tenido que reinventarse, por lo que Fcom y las otras 18 facultades de la Universidad de La Habana, actúan con nuevas estrategias de preparación profesional.

Cuba posee un sistema institucionalizado de formación superior estándar y las carreras responden a un mismo plan de estudio. En el caso de las especialidades en Comunicación (Ciencias de la Información, Comunicación social y Periodismo), la Comisión Nacional de Carrera radica en Fcom.

Hilda afirma que ahora los retos son mayores ante un Plan de Estudios E con un fondo de tiempo horario que privilegia el trabajo independiente del estudiante, la autosuperación y el empleo de la capacidad práctica mediada por el uso de la tecnología.

—La comunicación es cambiante y dinámica por lo que constantemente emergen nuevas formas de hacer y de decir. Eso explica que la actualización de contenidos dada hace tres años, en mi opinión, sea obsoleta, no obstante los planes de estudio tienen la posibilidad de ser cambiados y corregidos.

Las plataformas interactivas que Internet facilita obligan al cambio constante, así el mundo aparece abocado a migraciones múltiples, convulsiones sociales y económicas, atravesados todos por procesos comunicativos que “hasta hoy funcionaban de una manera y mañana de otra, con una celeridad tecnológica que implica nuevos códigos”.

Con el nuevo escenario tecnológicos, el ciudadano común es también un productor. Sin embargo, “hay otras técnicas y metodologías que no las garantizan solo el dominio de artefactos o softwares, por eso la urgencia de un plan de estudio que forme sujetos capaces de pensarse a sí mismos en una sociedad con características específicas”.

Dra. Hilda Saladrigas, Decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Foto: Yoandry Avila/ Cubaperiodistas.
Dra. Hilda Saladrigas, Decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Foto: Yoandry Avila/ Cubaperiodistas.

Hilda asegura que, frente al desafío de construir un nuevo modelo de prensa pública para el socialismo cubano, los estudiantes se gradúan con mayor preparación profesional. Sin embargo, la dificultad está al terminar los estudios y comenzar el diálogo con la realidad.

—Se produce un choque que es natural, entre las prácticas establecidas y las emergentes.

A pesar de la preparación potenciada desde la Academia, a esta todavía le falta una mirada más profunda a la realidad cubana: “Tenemos que estudiar más las características de nuestro país; debemos soñar un país, pero tenemos que estar preparados para el que tenemos. Estamos en ese momento en que debemos comenzar a tallar el país que queremos, pero sobre el país que existe, porque ninguna nación se puede construir desde la nada”.

— ¿Qué características distinguen a Fcom de otras universidades en el mundo que también se especializan en el estudio de la comunicación?

—Nosotros no renunciamos a hacer investigaciones dentro de la formación profesional. En Cuba, la culminación de estudios es por medio de la actividad investigativa. Los estudiantes terminan haciendo investigaciones, generalmente con un fin práctico.

Un artículo escrito con el Doctor en Ciencias de la Comunicación, Dasniel Olivera, revela que las bases pedagógicas cubanas del sistema de Educación Superior están en los anclajes del pensamiento martiano y de José de la Luz y Caballero, es decir el vínculo teoría-práctica. Esta es una de las ventajas del campo de comunicación en Cuba con respecto al latinoamericano y al europeo.

—El otro elemento distintivo es que nuestros estudiantes, a diferencia del mundo, no hacen las prácticas preprofesionales en laboratorios, sino en los propios medios de comunicación, lo que les permite ser parte de sistemas de relaciones, rutinas productivas y políticas editoriales.

Desde el periodo especial, el campo de la comunicación en Cuba se abrió a la experiencia internacional investigativa, sobre todo a América Latina, “continente con mucho que decir al mundo en comunicación y periodismo”.

De esas experiencias, la escuela cubana podría tomar la internacionalización, es decir, potenciar sistemas de movilidad académica, también en el pregrado, con posibilidades para el intercambio y contraste de realidades contextuales que no son las cubanas; esa es una de las aspiraciones de Hilda.

***

—Todo evento marca la institucionalización de cualquier campo profesional y académico, señala Hilda al referirse a la importancia del Encuentro Internacional de Investigadores y Estudiosos de la Información y la Comunicación (Icom).

El espacio que “marca mayoría de edad en el campo cubano de comunicación” llegó a su décima edición, en el 2019, con el tema Información, Comunicación, Tecnología y Cultura por un desarrollo sostenible. Esta edición, como las nueve pasadas, convocó a investigadores cubanos y extranjeros a exponer la producción científica vinculada a la agenda del encuentro.

—Proyectamos un Congreso que tuviera las claves más importantes: las grandes mediaciones, la comunicación, la sociedad y la cultura. Ya no queremos prescindir de la presencia unida de las tres especialidades (Comunicación social, Ciencias de la Información y Periodismo), del diálogo interdisciplinar e infocomunicacional.

Consolidación y crecimiento son las dos palabras que menciona ahora Hilda para caracterizar al campo de la comunicación en Cuba. Un sistema que madura no solo por la existencia de un evento como Icom, sino también por pertenecer a redes de información nacionales e internacionales, por tener una Academia diversificada y por la existencia de Alcance, única revista de corte científico de información y comunicación en el país.

El vínculo entre la sociedad y el trabajo investigativo, extensionista y de servicios que protagoniza Fcom es uno de los pilares “ya situados” en las líneas de acción de la Academia, y que ahora responde a un llamado gubernamental.

—En este momento el país decidió buscar fórmulas que trasciendan la formación postgraduada, la condición extensionista. El país está buscando que existan empresas y parques industriales dentro de las universidades.

Ante los nuevos cambios, Hilda considera que la Universidad no puede formar a profesionales desconectada de las necesidades de la nación y, para Fcom, las proyecciones  de trabajo vuelven sobre el constante perfeccionamiento docente y la integración entre las carreras.

—Tendremos que aprender mucho, que mostrar nuestro mejor rostro de la colaboración y la cooperación, porque no somos competencia de nadie; somos un centro con un mandato social para contribuir al desarrollo socioeconómico, político y cultural del país.

Escucha en este podcast parte de la entrevista

Ir a descargar

3 thoughts on “Hilda Saladrigas: “Debemos tallar el país que queremos”

  1. Una profesora muy arriba que promueve los retos para los estudiantes. No vacila en asumir las tendencias nuevas y impulsar su investigación. Amante de la educación y comunicación popular conocedora de que toda comunicación es un proceso y empodera a los estudiantes para que produzcan. Suerte contar con ella, que, además, es una magnífica persona.
    Rosa Pablos de la Rosa

  2. TODO LO QUE DIGA LA PROFE HILDA, AHORA DECANA, SIEMPRE ME SORPRENDE…ES DE ESAS PERSONAS INOLVIDABLES QUE DEJAN GRABADO EN UNA EL MEJOR RECUERDO, Y E INSUPERABLES ENSEÑANZAS E LA ACADEMIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *