CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

Conrado Massaguer: periodismo y caricatura costumbrista

Estudiosos y críticos de la obra de Conrado Walter Massaguer lo inscriben como el pionero del diseño gráfico moderno. Su vida profesional abarcó con brillantez la caricatura y el periodismo, sin olvidar su trayectoria como editor de revistas.

 

“Autor de más de 28 mil caricaturas y dibujos, publicitario y editor de tres revistas emblemáticas: Gráfico (1913-1918), Social (1916-1933; 1935-1938) y Carteles (1919-1960), Massaguer genera un estilo muy personal en la caricatura y en la ilustración de acento costumbrista, que lo hace no sólo el cronista visual por antonomasia de la República, sino también una de las figuras más prestigiosas del ámbito gráfico internacional de la época.  A su ironía y fino humor, se aviene siempre el trazo preciso, la depurada técnica, incluso en los detalles, generalmente asumidos más en calidad de complemento y caracterización de personajes y escenas, que como mero realce del mensaje visual”, escribe el crítico de arte Jorge Bermúdez, investigador y crítico de arte.

Comunicador visual por excelencia,  Massaguer es recordado entre otros eventos trascendentales de la gráfica por su aporte en el Primer Salón de Caricatura de América (1911) y la fundación de la primera planta fotolitográfica de Latinoamérica (1917), donde imprimió por vez primera en Cuba, y el ámbito internacional, su revista Social con dicha técnica. También es el creador de Pulgarcito, 1919, revista dedicada a los niños y niñas, a la cual le sigue Carteles y en 1921. Con otros artistas de la plástica funda el Primer Salón de Humoristas.

En 1931,  como exiliado político del régimen de Gerardo Machado, reside en Nueva York y allí recibe las visitas de Pablo de la Torriente Brau y Teté Casuso.  Dirige y envía ilustraciones a la revista Social y colabora entre otras con Collier´s, Cosmopolitan y Red Book.  Asimismo sus caricaturas y dibujos aparecen en las revistas parisinas Le Rire, París-Montparnasse y Vie; las berlinesas Die Quershnitt y  Die Woche, y las madrileñas La Esfera, Mundo Gráfico y Madrid Cómico.

Conrado Massaguer

En Nueva York es admirado por caricaturistas tan importantes como Walt Disney y Montgomey. De regreso en La Habana continúo su incansable trabajo artístico y ya por entonces era conocido entre los grandes de la caricatura mundial.

Al triunfo de la Revolución publicó dibujos y caricaturas sobre el acontecer de los “rebeldes”. Así encontramos las figuras realizadas por él de Camilo, Che y Fidel con la paloma posada sobre uno de los hombros. Publicó su libro ¿Voy bien Camilo? Ya en la vejez, en enero de 1962 donó 20 álbumes con obras y papelería suyas al Archivo Nacional de Cuba. Más tarde se sintió fatigado, las manos le temblaban y se acogió al retiro.

Massaguer había nacido en Cárdenas, Matanzas, el 3 de marzo de 1889 y falleció a los setenta y seis años de edad, el 8 de octubre de 1965.  Según la investigación de Bermúdez, a su velorio no asistió casi nadie y tampoco al entierro en el Cementerio de Colón.

Por años apenas se mencionó la admirable huella de Massaguer en la caricatura, ilustraciones,  periodismo, y como editor, hasta que en el centenario de su natalicio, 1989, fue homenajeado en el Museo Nacional de Bellas Artes con la inauguración de una exposición con algunas  de sus obras. En 1998 fue creada la Cátedra de Gráfica Conrado Massaguer, en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. A partir de ese año fueron celebradas exposiciones con dibujos suyos. Una se mostró en el Palacio de los Capitanes Generales en La Habana, hoy Museo de la Ciudad. La Galería de Arte de Cárdenas tiene su nombre.

Sin dudas, Conrado Massaguer legó su fabulosa obra al patrimonio de Cuba y por siempre será admirado y recordado entre los grandes caricaturistas y dibujantes de la época republicana del siglo XX.

2 thoughts on “Conrado Massaguer: periodismo y caricatura costumbrista

  1. Angelita: Estaba por escribirte desde que vi lo de Massaguer, pero me he complicado. Hoy regreso y te comento, cuánto me alegro de este trabajo. Sabes que el primer trabajo de mi vida fue en el Archivo Nacional de Cuba?… y lo tuve de muy cerca… como me hablaba, me enseñaba sus cosas, yo era una muchacha de 16 años….cuánto le agradezco….fue un verdadero maestro, ni pensaba llegar al periodismo. Solo preparándome para Secretaria. Y las veces que podía “coger botella en el auto.” cuando lo traían a casa. Gracias por el, y felicidades para ti. Cariños, nos vemos, Rosario

    1. Otro texto más sobre Conrado. Atrae más la pista del comentario de Rosario Fernández: ¿me pudieran auxiliar para contactar con ella?
      ¿La propia autora no podría generar un nuevo texto sobre Massaguer desde ese posible testimonio vital… que grita? Olfato editorial… Piénsese.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *