NOTICIA TITULAR CUBAPERIODISTAS

La Calle de Madera lo espera este martes, a las 10 a.m.

Este martes se presentará ¿Cómo era el Che?, del periodista José Manuel Mayo, quien en más de cien páginas- divididas en 24 capítulos, precedidas de una muy completa introducción- nos desgrana aspectos medulares de la multifacética obra del Guerrillero Heroico

¿Cómo era el Che?, se preguntó el periodista José Manuel Mayo y se lanzó a responder la pregunta. De ahí, el libro con ese título que será presentado en la llamada Calle de Madera de La Habana Vieja este martes 18 de junio a las diez de la mañana. Reeditado por Gente Nueva, espera por usted.

El Doctor Sergio Guerra Vilaboy, Premio Nacional de Historia 2014 y de Ciencias Sociales 2017 expresa en el prólogo, en “….este nuevo libro del destacado periodista José Manuel Mayo… A lo largo de más de cien páginas- divididas en 24 capítulos, precedidas de una muy completa introducción- el autor nos desgrana, basado en relatos, anécdotas e informaciones diversas, extraídas directamente de los testimonios de figuras que conocieron y o lucharon junto al Che, aspectos medulares de la multifacética obra de este gran revolucionario argentino-cubano”.

Es un testimonio bien escrito, que trata de llegar, sobre todo, a las más nuevas generaciones,”… respaldado además por cartas y otros documentos históricos, así como una amplia bibliografía, que contribuyen a la mejor comprensión del cuerpo argumental y a darle la rigurosidad que sustenta la narración”.

Rigurosidad, claridad y fluidez son propias de los escritos de Mayo en lo periodístico y lo literario: están presente con potencia en La guerrilla junto al Che, La guerrilla se vistió de Yarey, El mundo de las artes marciales y Niños héroes de Playa Girón. El formó parte de esa tropa artillera que le propinó al imperialismo la primera gran derrota en América.

No se limitó el autor de ¿Cómo era…?, a aquel enfrentamiento contra mercenarios y titiriteros. Mantiene su ofensiva contra lo mal hecho, sin disfrazarse jamás de “buena gente”, que tanto daño hace, como señaló el que nos enseñó a no confiar en los yanquis ni un tantico así… Desde la introducción, el libro viaja con el héroe por América Latina y otras partes del mundo, incluso, hasta en su recorrido hacia sí mismo. Vienen las opiniones y recuerdos de varios de los que lo siguieron en los diversos quehaceres.

Aquí está su combate a tiros desde un descampado con una avioneta de los batistianos a los que hace huir; su gran dolor por la muerte de El Vaquerito; inolvidables lecciones prácticas y teóricas sobre economía dadas a sus subordinados; las anécdotas de varias de sus irreverencias; su preocupación y ocupación por la austeridad, la eficiencia y el control.

No falta su visión autocrítica. Al despedir el duelo de un combatiente caído, cuenta el comandante Víctor Dreke “…reconoció los errores que él había cometido en el combate por no haber elegido un mejor sitio, y no haber organizado una defensa más fuerte…”.

Enemigo de la flagelación; cuando era ministro de Industrias había esclarecido según Ángel Arcos: “…que solicitaba (las críticas) para superar sus errores; si lo acusaban injustamente de algo no podía aceptar, porque sería callar o negar sus verdades”.

El general de brigada (r) Harry Villegas dice: “El Che no solo concibió como hacer las cosas sino, en gran medida, las aplicó de forma magistral en todas las esfera de la actividad humana en que actuó, y por ello no es posible separar sus concepciones políticas, económicas y sociales de sus concepciones militares “.

Lo señala el comandante del Ejército Rebelde Oscar Fernández Mell: “El Che fue no solo un extraordinario jefe guerrillero sino que sobresalió por su profundo y creativo pensamiento revolucionario, su multifacética inteligencia, su excepcional capacidad de dirección, su ilimitada sed de saber, su vasta cultura, y sus admirables virtudes humanas, entre las que hay que mencionar su inmaculada honradez, su férrea voluntad, su paradigmático estoicismo, su impactante sensibilidad humana y su infatigable consagración a la causa de los desposeídos por la que entregó su vida en la lucha armada”.

¿Cómo era el Che? debe ser presentado en centros estudiantiles y de trabajo, en especial, donde exista mayoría de jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via