fbpx
CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

Radio Angulo: evocación de un mártir inolvidable

Una de las primeras acciones del gobierno revolucionario y del pueblo holguinero tras el triunfo del Ejército Rebelde, en homenaje a uno de sus más queridos mártires de la gesta libertadora, fue la de nombrar, el 6 de enero de 1959, a la emisora de radio CMKO con el primer apellido de su fundador, Manuel Angulo Farrán, asesinado por la dictadura de Fulgencio Batista el 9 de diciembre de 1957.

Este año Radio Angulo (RA) arriba a su aniversario 85. Fue creada el primero de agosto de 1936 por el entusiasta joven nacido en esa urbe el 26 de agosto de 1909 en el seno de una familia descendiente de mambises, ideal independentista que aprehendió desde la infancia y que definió su noble existencia hasta su último aliento. Jovial y emprendedor, cursó estudios en la escuela Los amigos, hasta cursar el primer año de bachillerato.

Aun adolescente, Manuel comenzó a trabajar en la Compañía Expendedora de Radio y Accesorios, de donde tal vez surgió su posterior devoción hacia la radiodifusión, para luego convertirse en representante y vendedor de pianos. La fiebre nacional por las trasmisiones a través del éter, iniciada en La Habana a principios de la década de los años 20 del pasado siglo, incentivó los anhelos del joven que apreciaba con pasión el rápido desarrollo de este medio de comunicación en toda la ínsula, incluyendo la región oriental donde vivía.

El nacimiento de la CMKO

De tal modo se empeñó en instituir su propia planta radial. Con tal fin cursó estudios de radio por correspondencia en varias escuelas internacionales de Estados Unidos y España, en tanto se hizo agente vendedor de los radios marca Atwater. A los 27 años de edad, con cierta formación en el oficio, el sábado primero de agosto del año 1936 inauguró la CMKO, no solo con el fin de llevar a los hogares holguineros lo mejor de la música de la época —grabada y en vivo—, sino también convertirla en tribuna de denuncia hacia los corruptos gobiernos proyanquis existentes en la nación, cualidad que muy pronto puso los ojos de los sicarios sobre la novel radiodifusora y su dueño.

La emisora radicaba entonces en la calle Desamparado —hoy General Salazar— número 21, frente al parque Victoriana de Ávila —actualmente José Martí—, en un humilde local con piso de tierra. Los primeros sonidos que desde allí surcaron el éter fueron dos canciones preferidas por Angulo: Campanitas de Cristal, del compositor puertorriqueño Rafael Hernández, y el danzón titulado Cuyaguateje, de José Urfé, en tanto seleccionó como tema de apertura y cierre la célebre pieza de José White titulada La bella cubana.

En un artículo del colega holguinero Flabio Gutiérrez Delgado, se precisa que la denominación de CMKO, atañe a “lo establecido en el Código Internacional. La C corresponde a América Latina, la M a Cuba, la K identificaba la provincia y la O situaba la emisora como la décimosexta registrada en la provincia de Oriente”.

Gutiérrez igualmente revela que los primeros trabajadores considerados como sus fundadores fueron Manuel Angulo, quien se desempeñó como operador y locutor; Pepito Piñón, José (Pepito) Imperatori, Miguel Naranjo Argote, Pedro Rabet, Raúl Buitrago, Arturo Torres, los hermanos Marcos y José Antonio Alonso Borrego, así como Eduardo Pupo Sauco.

Fiel al ideario antimperialista y revolucionario

En su edición del mes de septiembre del año 1937 la revista Radioguía precisa que la programación inicial de la CMKO estuvo concebida desde las 9:00 a.m. hasta la 12:00 del mediodía y luego continuaba a las 6:00 p.m. hasta las 10:00 p.m., con una variedad de programas donde predominaban los musicales.

Fiel a su ideario antimperialista y revolucionario, Angulo hizo de su emisora, además, tribuna en defensa de los derechos de los campesinos, trabajadores, estudiantes y de las capas más humildes y desposeídas del pueblo holguinero. Con tal fin creó espacios de gran aceptación entre los radioescuchas, entre estos los titulados

La voz del Partido Comunista de Cuba, así como 15 minutos diarios dedicados a las proclamas de la Juventud Socialista (Hermandad de Jóvenes Cubanos) y otros que propiciaron que se conociera como “la emisora del pueblo”.

Por los micrófonos de la CMKO se difundieron las rebeldes voces de los jóvenes de todas las militancias, amantes de la libertad y el progreso. Desde ella se hacía conciencia antimperialista y se denunciaba al régimen del dictador Fulgencio Batista, cuya ola criminal y represiva se acrecentó durante su segundo mandato, de facto, entre 1952 y 1959, año en que fue derrocado por el Ejército Rebelde bajo las órdenes del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

En los estudios de la emisora se hicieron recurrentes las presencias de destacados líderes sociales de la época, como Pedro Díaz Coello, Luis Peña, Reynerio Almaguer y Rubén Pérez Calderín, para anunciar los hechos ocurridos en la semana a través del programa Trinchera Cívica.

Angulo en la Huelga general del 20 de marzo de 1930

La hoja de servicios de Angulo por la libertad de Cuba, se remonta a los años de la presidencia de Gerardo Machado, El Asno con Garras, como lo calificó el destacado intelectual y revolucionario Rubén Martínez Villena.  Entre estos sucesos protagonizados por el joven patriota se encuentra su valiente participación, junto con José Torín, dirigente del sindicato de choferes en Holguín, en la Huelga general del 20 de marzo de 1930, principio del fin de la dictadura machadista.

Posteriormente devino miembro activo del Movimiento 26 de Julio (M-26-7), hasta convertirse en uno de sus principales dirigentes en Holguín, entrega total al proceso revolucionario mediante la cual sostuvo recurrentes contactos con la dirección provincial de Santiago de Cuba, en tanto mantuvo relaciones directas con Frank País y René Ramos Latour (Daniel), y otros compañeros.

Hacia finales del año 1956 se registra una de las páginas más tristes de la historia de Cuba: las Pascuas Sangrientas, en las que fueron vilmente asesinados varios revolucionarios de Holguín y Las Tunas. Angulo, junto a otros compañeros de lucha del M-26-7, comenzó, en su propia casa, los preparativos del ajusticiamiento del principal responsable de tan repudiable hecho:  el coronel Fermín Cowley Gallegos, decisión que fue ejecutada el 23 de noviembre de 1957.

Enfrentar al enemigo con responsabilidad y valor

Tras cumplir este acuerdo en nombre del pueblo, el comando encargado de protagonizarlo fue brutalmente perseguido por la policía y los sicarios batistianos, motivo por el cual sus integrantes se vieron precisados a abandonar la ciudad de Holguín, acción en la que fue destacada la participación de Angulo, a quien, asimismo, se le orientó incorporarse a la Sierra Maestra, pero decidió enfrentar al enemigo con responsabilidad y valor desde su trinchera urbana, en la que fortaleció sus vínculos de lucha clandestina con Oscar Lucero Moya, William Gálvez, Rubén Bravo Álvarez, Atanagildo Cajigal Torres, Mario Pozo Ochoa y otros valerosos miembros de las células del M-26-7.

La dictadura, sensiblemente golpeada, entonces desató toda su fuerza represiva. Se producen innumerables registros en los hogares de quienes les eran sospechosos, así como detenciones y atropellos de todo tipo, hasta que el 29 de noviembre de 1957, tras la delación de un traidor, Manuel Angulo es detenido en su casa y trasladado al regimiento policial donde fue sometido a todo tipo de torturas y vejámenes, humillaciones y amenazas para que hablara, pero no logaron sus objetivos. Resistió, calló, sufrió, pero no delató a ninguno de sus hermanos de lucha.  

Poco después, al amanecer del 9 de diciembre de 1957 su cadáver apareció destrozado por las torturas, junto a los de Rubén Bravo Álvarez, Atanajildo Cajigal Torres, Pedro Rogena Camayd, Mario Pozo Ochoa y Ramón Flores Carballosa. El odio y la imposibilidad del ejército y la policía batistianas por detener el avance victorioso de los rebeldes insurrectos en las montañas del oriente cubano, se volcó contra los valerosos revolucionarios, creyendo que de tal modo podrían asfixiar la lucha que ya era de todo el pueblo.

Homenaje a su heroísmo

Después del triunfo de la Revolución las cuatro emisoras que antes de 1959 operaban en el territorio holguinero: la CMKF, CMDL-Holguín, CMDS-Radio Norte y la CMKO, dejaron de ser medios privados y pasaron a manos del estado.

Aunque Manuel Angulo no sobrevivió para ver el triunfo, en homenaje a su heroísmo, el seis de enero de 1959 la emisora adoptó su apellido para, a partir de entonces, identificarse como la CMKO RA, Tribuna del Pueblo, planta matriz del Sistema Radial holguinero, ahora integrado por ocho emisoras municipales y seis estudios de radio.

El 12 de junio de 1962 estas estaciones se unificaron con el nombre de Radio Angulo. Su sede radicó en el antiguo local de la CMKF (edificio de la empresa Vértice), aunque después se trasladó para el local que ocupaba la tienda Modas Milá —hoy complejo Pico Cristal—.

En  el año 1968 la radiodifusora pasó a ocupar el inmueble existente en la calle Máximo Gómez, número 198, entre Frexes y Martí, donde hoy reside, el cual fue recientemente objeto de una reparación capital que permitió mejorar las condiciones de trabajo de los periodistas, locutores, técnicos y demás trabajadores que allí se desempeñan bajo la dirección de la experimentada colega Yaneisy Figueredo Aguilar, designada para este cargo por la Asamblea Provincial del Poder Popular, quien sustituyó a otra reconocida fémina, Moraima López León, al frente de esta tarea durante más de 20 años.

Renovada imagen de la emisora

“A la imagen renovada que luce hoy la emisora, le antecede alrededor de un año de reparación y mantenimiento, luego de un incendio devastador en el estudio grande de grabaciones”, dijo Yaneisy, también rectora del Sistema Provincial de la Radio.

Las tareas de reconstrucción, a cargo de una brigada perteneciente a la Empresa de Servicios al Arte, se acometieron en los tres estudios de la planta, en los que se perfeccionaron los requerimientos técnicos en cuanto a la acústica, la tecnología y los equipos de clima.

Fiel al legado de Manuel Angulo, el colectivo de RA ostenta disímiles premios y reconocimientos, entre estos el Gran Premio del Festival Nacional de la Radio, en 2009, y el Premio Especial en la edición del 2010. El 29 de julio de 2011 fue inaugurada una galería fotográfica por el 75 aniversario de la fundación de la emisora, nombrada galería Estela Alonso, compañera de vida de Manuel Angulo.

Asimismo, El Hacha de Holguín, máxima distinción que otorga la Asamblea Provincial del Poder Popular, le fue conferida a Sergio Antonio González Valero, de 89 años de edad y el locutor de mayor edad en activo en Cuba.

Hacia el aniversario 85

Recientemente se dio a conocer la campaña comunicacional Como evoluciona la vida, como parte de las actividades a propósito del aniversario 85 de la emisora, a celebrarse el 1ro. de agosto de 2021.

El proyecto, concebido en colaboración con la Asociación de Comunicadores en el territorio pretende resaltar la personalidad de Manuel Angulo como fundador y mártir, además de mostrar la integración de las nuevas generaciones en las actuales rutinas de trabajo; así como se entregará el Premio de la Popularidad y se realizará una peña en la cual los oyentes podrán interactuar de manera directa con locutores, periodistas y realizadores.

De igual forma realizarán el concurso Escaleras, dedicado a programas musicales, así como el evento provincial sobre nuevas dinámicas de la producción radiofónica y la exposición Tribuna del Pueblo, en la cual mostrarán el patrimonio radial holguinero.

En la promoción de estos eventos, RA, en su edición digital, desempeña un importante papel de orientación e información al público, unido a su dinámica diaria en la web a través de la cual dan a conocer noticias y aspectos relevantes de la Ciudad de los Parques, así como de Cuba y del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap