OTRAS NOTICIAS

Visitó Jon Illescas la casa de la Upec

El Doctor en Sociología y Comunicación y Licenciado en Bellas Artes, Jon Illescas  Martínez, llegó hasta la casa matriz de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec), en la mañana de este miércoles 12 de febrero, para reunirse con la presidencia de la organización, así como con algunos periodistas de los medios de comunicación cubanos.

Jon Juanma Illescas  nunca había venido a Cuba, por eso en esta primera visita, varios son los motivos que lo instan a participar en encuentros, entrevistas y en la actual 29 Feria Internacional del Libro de La Habana, donde presentará la edición cubana de su libro La dictadura del video clip, el sábado 15 de febrero, a la 1:00 p.m. en la Sala Portuondo de la Cabaña, a cargo de la Editorial Ciencias Sociales.

Ya en la Upec, también comenta algunos detalles de Educación tóxica, su más reciente título publicado en España, el cual deviene en una continuación de La dictadura… y que aborda el “fenómeno de las pantallas y el control de los medios de comunicación” en la filtración de un discurso que intenta disuadir el juicio crítico de la juventud.

Ricardo Ronquillo, presidente de la Upec, explicó los cambios en los que está inmerso el sistema de prensa en el país para poner en práctica los acuerdos tomados durante el X Congreso de la organización y materializar el interés de constituir en Cuba un modelo de prensa pública para el socialismo.

La conversación también fluyó por una serie de preocupaciones posicionadas alrededor del grado de formación artística de los jóvenes cubanos, pues según el investigador oriolano, “en el mundo hay cierta ingenuidad al analizar las producciones audiovisuales y diferenciar la existencia de productos culturales de calidad de otros de mero entretenimiento”.

Estos fenómenos están condicionados por la carencia de un pensamiento crítico hacia el consumo cultural por parte de una ciudadanía etérea. Sin embargo, Jon dijo que “al público no se le puede dejar toda la responsabilidad de su formación” con vistas a lograr un mayor compromiso social. Por tanto, la clave está en fomentar una industria cultural contrahegemónica.

Los dos libros que trajo a Cuba contienen información, que “más allá del aporte que representan” constituyen material inspirador para los jóvenes investigadores interesados en esos temas, al proponer una actualización del análisis marxista y la industria cultural.

La carrera profesional de Jon Juanma también está avalada por sus incursiones en el campo de la cultura como artista plástico e inventor del sociorreproduccionismo, elementos que justifican su acuciosa mirada hacia los modelos de reproducción artística actuales.

“El uso de los componentes sexuales en los videos clips es un recurso fácil y productivo económicamente para el capitalismo, con el cual se cosifica a la mujer”. Ese fue  el contexto del que se apoyó para afirmar que la competencia por la supremacía presencial en redes como youtube, determinan el aumento de la toxicidad en los productos creados por la hegemonía.

La alfabetización audiovisual puede ser una de las soluciones para fundar culturas mediáticas alejadas de lo banal y estereotipado. Con respecto a Cuba, “y a todos los que estamos en esa misión de crear una sociedad más humana” Illescas pondera la necesidad de crear una industria cultural supranacional.

Se trata de “concentrar recursos que sean atractivos, pero que conserven los valores de las identidades nacionales.  Dar esa lucha a la hegemonía, pero pertrechados de mínimos recursos; crear una industria que concite la anuencia de diversos países y proteja a los niños de la exposición de ciertos contenidos que  están generando huellas peligrosas”.

En ello, la escuela ocupa un rol determinante. Bien lo sabe, por eso desde su función de profesor de la enseñanza secundaria en un instituto español, promueve la utilización de herramientas metodológicas provenientes de la educación popular con el propósito de fundar en sus estudiantes un pensamiento crítico, pues “el hecho de hacer reflexionar ya es revolucionario”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *