OTRAS NOTICIAS

Generando periodismo de género

Las experiencias, buenas prácticas y derroteros del periodismo de género en la actualidad desde diversas latitudes del mundo fue el tema medular del panel Generando periodismo de género, que se efectuó este viernes 1 de noviembre como parte de las jornadas que comprende el XIII Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación “Isabel Moya Richard In Memoriam”.

El debate estuvo enfocado, inicialmente, en dos de las instituciones foráneas que han devenido en amplias plataformas para la difusión del periodismo de género: la Asociación de Mujeres de la Comunicación (Ameco) y la Alianza Global de Medios y Género (GAMAG).

Marta Ortiz Díaz, representante de Ameco, expresó que esta asociación se ha dedicado durante sus 25 años de existencia a incrementar a través de los medios de comunicación el protagonismo e influencia de las mujeres en la sociedad y sus centros de dirección, así como una imagen real y positiva de las mujeres en los medios.

En ese sentido, esta organización ha creado AmecoPress que se ubica como la primera agencia de comunicación española especializada en información desde la perspectiva de género. Pero —explicó Ortiz— Ameco también ha puesto en marcha un programa para capacitar a los periodistas desde una perspectiva de género.

Sobre la red europea GAMAG creada en 2015, la panelista Teresa Carreras destacó que el trabajo de la misma se basa en los esfuerzos conjuntos de periodistas, comunicadores, diseñadores y todos aquellos profesionales de la comunicación; además subrayó que la plataforma se hace eco de las ideas de la Dra. Isabel Moya Richard quien defendió la importancia de la preparación de los periodistas, la necesidad de evitar estereotipos en los medios y de explorar historias cercanas.

Por la parte cubana, la periodista Lisandra Fariñas hizo énfasis en las cuestiones de género y salud y el tratamiento conjunto de ambos temas en la agenda mediática del diario Granma.

Fariñas detalló que desde la sección “Todo Salud” del rotativo, si bien se potencia la prevención de enfermedades y la promoción de salud, ha existido un “lento o inexistente reconocimiento de problemas de salud como el de la violencia de género, pues “no se consideraba que tuviese cabida dentro de las temáticas de salud”.

Asimismo acotó que se hace necesario la construcción de género no sexista , no solo desde los medios de comunicación, sino como una práctica también de salud.

“La salud abre puertas a otros derechos”, expresó Lisandra Fariñas y eso ha querido demostrar mediante el tratamiento que, desde Granma, se le ha dado a asuntos como el de la sexualidad de la mujer en la tercera edad y el de la subestimación del riesgo de enfermedades cardíacas en la mujer.

Por otra parte, Dilcia Barzaga Álvarez compartió las experiencias del programa radial En Antena, de Bayamo, Granma, espacio que desde la óptica de la propia Barzaga ha devenido en una “ayuda a la hora de que la mujer tome decisiones frente a procesos complejos dentro del ámbito familiar o profesional”.

Para Barzaga, En Antena ha posibilitado la existencia de una nueva práctica cultural desde el momento en que la mujer radioescucha incorpora a otros miembros de la familia hacia la participación en el programa, lo que “ha servido como plataforma de denuncia, que desde la comunicación ayuda a la mujer”.

De la mano de la Editorial de la Mujer, el Servicio de Noticias sobre la Mujer Latinoamericana (Semlac Cuba) y la agencia internacional de noticias Inter Press Service (IPS) llegó la propuesta Inspiradoras, un proyecto compuesto por varios productos comunicativos dedicados a la mujer cubana y a sus diferentes roles y maneras de enfrentar la vida.

Inspiradoras, que al decir de la periodista Lirians Gordillo “ha significado una superación del modo tradicional en que trabajan los temas de género” divide su contenido en tres momentos específicos: “Cubanas en resiliencia”, dedicado a aquellas cubanas que resisten y se recuperan de las situaciones más adversas desde distintas realidades; “Mujeres que emprenden” que enfatiza en las mujeres capaces de poner ingenio y creatividad en su trabajo cotidiano y “Muchachas como tú”, una especie de guía dirigida a las adolescentes cubanas para responder las inquietudes de su presente y ayudarlas a encaminar su futuro.

Semlac Cuba, plataforma mediática vinculada con este proyecto, ha conseguido convertirse, según la periodista Sara Más en una publicación “defensora de los derechos de las mujeres, pero que no es excluyente porque también toma en cuenta la realidad de los hombres”.

El trabajo especializado de Semlac Cuba ha derivado en libros como Emprendedoras y Sobrevivientes, cuyos contenidos de alta sensibilidad han servido como basamento para la preparación de nuestras poblaciones para la defensa de sus derechos.

Imagen: Obra de Juan Carlos García. Portada del libro Reinventar el periodismo. Hacia una contracultura feminista en los medios de comunicación (2015), de Isabel Moya Richard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via