debate el Anteproyecto de Ley de la Comunicación Social
LEY DE LA COMUNICACIÓN SOCIAL OTRAS NOTICIAS

A debate el Anteproyecto de Ley de la Comunicación Social

Que el país esté discutiendo este Anteproyecto en medio de la compleja situación actual, es expresión de que no estamos detenidos, dijo Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) durante una videoconferencia con ejecutivos provinciales de la organización, directores de medios y presidentes de las delegaciones de base, con el propósito de debatir el Anteproyecto de Ley de la Comunicación Social publicada este 12 de julio en el sitio web del Ministerio de Justicia.

Para Ronquillo, la norma representa un paso de avance en el proceso de institucionalización del sistema de prensa del país y constituye una contribución importante para el ejercicio de la democracia en el socialismo.

Ronquillo en debate del Anteproyecto de Ley de la Comunicación Social
Para Ricardo Ronquillo, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, la norma representa un paso de avance en el proceso de institucionalización del sistema de prensa del país

El texto que se analiza en estos momentos-detalló en la presentación del documento, Elsa Agüero, miembro de la comisión redactora del Anteproyecto- es la versión número 32 conformada a partir de un riguroso proceso de construcción colectiva en el cual participaron expertos de perfil multidisciplinar y en cuya gestación se tuvieron en cuenta la Política de Comunicación Social del Estado y el Gobierno cubanos, los documentos rectores actualizados en el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba, los principales acuerdos emanados de foros y congresos de la UPEC, la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales y la Asociación Hermanos Saíz; el estudio exhaustivo de documentos y disposiciones nacionales e internacionales, así como resultados de tesis de pregrado y posgrado en el campo de la comunicación.

La norma que se analiza y discute en cada provincia plantea al ciudadano como sujeto principal y cuenta con una estructura que distingue: dos títulos (disposiciones preliminares y del sistema de comunicación social), 13 capítulos, 69 artículos, una disposición especial, una disposición transitoria y seis disposiciones finales.

Desde esta perspectiva, erige como objeto central la articulación del sistema de comunicación social en el ámbito institucional, mediático y comunitario y en los espacios públicos y digitales tras diferentes finalidades: Aportar a la formación de un pensamiento crítico, de alcance social, reforzar la responsabilidad de las instituciones en la gestión comunicacional con sus públicos internos y externos; ponderar la comunicación comunitaria como vehículo dinamizador del desarrollo económico, social y cultural e incorporar paulatina y ordenadamente la publicidad y el patrocinio al ejercicio comunicacional del país.

Asimismo, fortalecer el diálogo a nivel social; fomentar la cultura ciudadana sobre su derecho a la comunicación social y a la información; promover el uso responsable y ético de los datos, la información y la comunicación social y desarrollar una práctica comunicativa basada en la transparencia en la gestión de la información de interés público, la rendición de cuentas y el control popular, son otras de las ambiciones que se delinean con la normativa, la cual es, de acuerdo con Rosa Miriam Elizalde, vicepresidenta primera de la UPEC, “el resumen de años de batalla política y de discusión profesional”.

Conectados a través del sistema de videoconferencias del Instituto Cubano de Radio y Televisión, los participantes ofrecieron detalles de cómo marcha el proceso de análisis del anteproyecto en sus provincias, si bien, más adelante se desarrollarán discusiones más extensas al respecto en las delegaciones de base de la UPEC.

Dicho proceso será parte de uno de los objetivos que Elsa Agüero mencionó como prioritarios, “hacer nuestro el anteproyecto”, lo cual representa-según explicó- “enriquecer su contenido, como parte de una creación normativa que permite la participación democrática”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *