fbpx
ENTREVISTA

Ariel y el instante preciso

A Ariel la sorpresa se le mudó al rostro cuando escuchó su nombre. Semiencorvado, y listo para «disparar» el obturador de su Canon, se quedó congelado; como las personas que salen en esos momentos de la realidad que primero enmarca con la vista, y luego regala a la posteridad en fotografías.

El viernes 26 de febrero de 2021, el joven Ariel Ley Royero, fotorreportero de la Agencia Cubana de Noticias (ACN), se llevaba en la categoría de Fotografía el Premio Nacional de Periodismo «Juan Gualberto Gómez», máximo reconocimiento que confiere la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) para agasajar la obra reporteril de todo un año.

Foto: Ariel Ley Royero.

El jurado de ese apartado –integrado por Marcelino Vázquez Hernández, Ismael Francisco González, Ernesto Niebla Chalita y Adán Iglesias Toledo- tras analizar los 15 expedientes presentados, destacaba un trabajo periodístico de calidad técnica e informativa, con un uso adecuado de iluminación y encuadres que enriquece de manera extraordinaria las fotografías; y consigue que el mensaje llegue con belleza sin descuidar en nada su papel de informar y transmitir las noticias.

«Es notable en su obra los valores propiamente fotográficos, que revelan pensamiento de las fotos antes de apretar el obturador de la cámara, algo que logra marcar una diferencia con otros trabajos analizados y que este Jurado considera fundamental para otorgarle el premio», resaltaban los evaluadores en el salón multipropósito de la Upec.

Foto: Ariel Ley Royero.

Y en Ariel, el pudor y el desconcierto que brota de la humildad apoderándose del rostro; en Ariel los ojos abiertos de incredulidad ante las líneas escuchadas; Ariel sin poder «disparar» con su cámara, siendo él, a los 24 años, la noticia.

***

Rondando los 20 años, en las aulas de la Escuela de Fotografía Creativa de La Habana, Ariel supo que estaba en el camino correcto. Las certezas con la fotografía se le desparramaron por todo el cuerpo en aquella conferencia que ofreció en la institución el fotorreportero norteamericano Peter Turnley. «Pienso que mi vocación para llegar a ser fotógrafo de prensa viene de ese taller», enfatiza.

Foto: Cortesía del entrevistado.

Luego vendría su experiencia laboral en el rotativo Tribuna de La Habana; hasta que se enteró que en la ACN buscaban personal para el departamento de Fotografía y presentó un dossier.

«La Agencia ha aportado mucho a mi formación. Te obliga a estudiar y, a la vez, a estar informado de todo lo que acontece. Es un lugar donde uno se desarrolla y crece, precisamente, por la cantidad de trabajo que realiza», señala.

¿Las rutinas de la ACN impiden a Ariel la realización de una obra con una mirada artística?

«En el fotoperiodismo está presente el arte, solo depende de cómo enfoques tu punto de vista. Lo documental tiene su arte. Me gusta salir a caminar y que el mundo me sorprenda con algo nuevo. Creo que lo real tiene muchísimo más valor que lo montado, y a veces suele ser mucho más difícil de retratar.

«Separar la fotografía artística de lo documental es erróneo. Tengo la intención de que mis fotografías de prensa vayan siempre con una mirada artística, teniendo consigo una finalidad estética para que sean impactantes».

Foto: Ariel Ley Royero.

¿Cómo se lidia con tu nombre acompañando los créditos de imágenes en importantes medios de prensa nacionales y extranjeros?

«Esa es una parte de mi felicidad; es algo que me emociona no solo a mí sino también a mi familia. Que mi nombre acompañe los créditos de imágenes en cualquier medio de prensa me impulsa, y me da ganas para seguir esforzándome en lo que hago».

Foto: Ariel Ley Royero.

¿Cómo ha sido cubrir el desarrollo de la COVID-19 en Cuba?¿A qué te has tenido que enfrentar? ¿Qué historias no olvidas?

«Ha sido un reto inmenso; me he tenido que enfrentar a muchos factores psicológicos, pues tenía en mi cabeza que en cualquier momento podría contagiarme yo o mi familia. Eso hizo que tomara medidas de protección extremas.

Foto: Ariel Ley Royero.

«No olvido cuando un niño que había sido positivo a la COVID junto a sus padres y abuela, ya no estuvo contagiado y logré captar el momento preciso en que le dieron el alta médica. La abuela terminó cargándolo en brazos, y llorando; ella, también curada, quedaría a cargo de su cuidado hasta que sus padres se recuperarán».

(Tomado de Alma Mater)

One thought on “Ariel y el instante preciso

  1. Felicidades joven por tu sinceridad en la imágen, por el merecido premio a tu talento y el significado esperanzador que me das. Abrazos y aplausos para tú trabajo que es bello y digno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap