BIENAL 2021 OTRAS NOTICIAS

Adán Iglesias: “El humor político no puede publicarse solo como contraofensiva”

Para el caricaturista Adán Iglesias Toledo –director del semanario humorístico DDT, del diario Juventud Rebelde–  la XXII Bienal Internacional de Humorismo Gráfico cubana será otra oportunidad de convergencia de la obra de cultores del género, tanto de firmas nacionales como internacionales.

El intercambio profesional y la participación en las actividades que integran el programa del encuentro es fundamental en estas lides, considera Adán quien ve también en la cita una vía para empaparse de otras maneras de apropiarse de la realidad y de devolverla en los códigos del humor gráfico.

“El evento al ser Bienal, y abordar diferentes géneros en competencia, cuenta con un inestimable registro social. En ese sentido, es importante conservar las obras enviadas pues describen el acontecer de una etapa determinada de la humanidad. Los temas que se tratan de una edición a otra son diferentes. Todo pasa muy rápido y más en estos tiempos digitales”.

Desde la perspectiva del director del DDT, la manera de concebir el encuentro ha evolucionado. Explica que dos elementos ilustrativos de ello son la posibilidad de que se recepcionen las piezas a concursar de manera digital, a tono con el resto de los salones competitivos del mundo, y que La Habana haya tomado protagonismo como subsede en el programa del evento, pensado en sus inicios solo para la artemiseña Villa del Humor, San Antonio de los Baños.

“Sin evocar a la subvaloración, aún no hay correspondencia entre nuestra idiosincrasia y el apoyo que necesita la Bienal. Soy testigo de cómo los organizadores le ponen los mayores esfuerzos a su realización, sin embargo, a veces se queda como el cumplimiento de una tarea. Este evento necesita más apoyo cultural y patrocinio. Puede que a algunos les suene «tecoso», pero este  es un evento político.

“Que un país como el nuestro, con carencias y logros, no haya dejado de apostar por la sonrisa y el pensamiento es algo que le puede molestar a algunos y, por tanto, hay que apoyarla involucrando a más sectores de la sociedad.

“Desde el MINREX, el Ministerio de Educación, muchos podrían ser los involucrados y no solo los organismos tradicionalmente responsables. Tiempo atrás, la Casa de las Américas convocaba y hacía llegar al país a un jurado para otorgar su premio colateral”.

-¿Cómo la pandemia mediará esta edición que se desarrollará de manera digital?

“Existe bastante experiencia de concursos internacionales que realizan su convocatoria y premiación a distancia. Hay que aprovechar esta dificultad para organizar la nuestra con la calidad que necesita. Por suerte, la UPEC es una organización responsable con el evento y ha apostado por el desarrollo de las Ciencias de la Información, muy necesarias normalmente, y en estas circunstancias más.

“Además, es un buen momento para «utilizar» la pandemia. Me imagino al doctor Durán –Francisco Durán, director de Higiene y Epidemiología del Ministerio de Salud Pública- interviniendo de manera online, y explicándole a todos los caricaturistas conectados como va Cuba con este asunto, y respecto al desarrollo de nuestras vacunas”.

-¿Cuál es el papel del humor gráfico en el contexto político y comunicacional cubano actual?

“El humor político no puede publicarse solo como contraofensiva, debe ser una constante en la prensa. Asimismo, debería estar más presente en campañas profilácticas como la de esta pandemia, y su uso no limitarlo solo a los medios. En ese caso, por ejemplo, no he podido disfrutar aún de un sello postal con una obra humorística…

“Aunque hay personas que no lo quieren tomar en cuenta, el humorismo gráfico viene con dosis de prejuicios que van desde el mismo reconocimiento a la profesión hasta la inconformidad con una crítica dibujada y publicada, o al gran tabú de la caricatura personal. Somos de los pocos países que no le hacemos caricatura personal a los dirigentes gubernamentales”.

“¿Eres caricaturista, pero en qué trabajas?”, reflexiona el director del DDT en torno a esta interrogante a la que se ha enfrentado en varias ocasiones, repetida con ánimos de subvalorar a caricaturistas e historietas, y al valor comunicativo y cultural de sus obras.

Del 11 al 14 de abril próximos llegará la XXII edición de la Bienal Internacional de Humorismo Gráfico antillana, una cita convocada  por el Círculo Especializado de Humoristas e Historietistas de la Unión de Periodistas de Cuba y el Museo del Humor de San Antonio de los Baños. Un evento que asegura el Adán constituirá una radiografía  del quehacer nacional e internacional del género, e insuflará nuevos y renovados ánimos a los artífices del trazo y el humor inteligente en la Isla.

One thought on “Adán Iglesias: “El humor político no puede publicarse solo como contraofensiva”

  1. Fidel nos enseñó que la mejor defensa es la iniciativa y a la usanza actual cuando las redes sociales imponen tendencias, el tema Cuba en sus detalles de la cotidianidad nos corresponde a quienes decidimos construir el Socialismo “tomar la iniciativa” en el humor y en todos los soportes que hoy accede el cubano y foráneos interesados en los temas Cuba, para informar, comunicar y compartir pensares y haceres.
    Estamos obligados a informar hechos, causas, contextos, matices de pensares, alertas y propuestas de solución sujetos a la verdad, historia, voluntad de solventar desviaciones e insuficiencias ajustados a nuestra Constitución y legislaciones que aseguran su cumplimiento.
    El desafío que impone la batalla de ideas en el diferendo Socialismo vs Capitalismo en Cuba reclama a todos los revolucionarios cubanos tomar la iniciativa para dar a conocer la imagen cierta de Cuba con sus éxitos, problemáticas, vías para la interacción resolutiva y prosperidad sostenible ponderando la resiliencia frente a las agresiones del imperio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *