fbpx
PERIODISMO PATRIMONIAL E HISTÓRICO

Aniversario 39 de la Unión de Historiadores de Cuba

La Unión Nacional de Historiadores de Cuba (Unhic), que este 7 de diciembre arribó al aniversario 39 de su fundación, se ha propuesto que “en cada provincia nos acerquemos aún más a la Historia y que la atendamos, una de las razones por las que hemos establecido convenio de trabajo con la Unión de Periodistas de Cuba…”, precisó Jorge Luis Aneiros Alonso, presidente de esa Oraganizacion No Gubernamental que desempeña un significativo papel en la promoción y divulgación del conocimiento de la Historia y de sus tradiciones y valores dentro de la sociedad cubana.

7 de diciembre: emblemático día

La fecha seleccionada para la creación de la Unhic no fue casual. Un día como este cayó en combate el Lugarteniente General del Ejército Libertador Antonio Maceo, y junto a él fue abatido el joven Francisco Gómez Toro (Panchito) —tercer hijo del Generalísimo Máximo Gómez—. Otra extraordinaria figura de las luchas por la independencia nacional, Frank País García, nació el 7 de diciembre de 1934 en Santiago de Cuba. Fue jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio, además de organizar y dirigir la insurrección del 30 de noviembre de 1956. Fue asesinado el 30 de julio de 1957 en las calles de su ciudad natal.

La Unhic es una organización científica que agrupa —con carácter voluntario—, a los profesionales cubanos que trabajan en la investigación, la docencia y la divulgación de la Historia y la conservación del patrimonio histórico-cultural y  proclama su adhesión a los principios de la democracia socialista y, en consecuencia, defiende el derecho a la palabra, la investigación, la crítica, la autocrítica, la participación y el debate franco y constructivo, dentro y con la Revolución.

Incondicional apoyo a la Revolución

En tal sentido, el pasado 5 de diciembre, el Secretariado de esta organización no gubernamental, emitió una Declaración de apoyo a la Revolución y en Defensa de la soberanía nacional ante quienes, pagados como mercenarios por el gobierno de los Estados Unidos y sus grupúsculos terroristas de Miami, se proponen subvertir la sociedad cubana.

“El amor a la patria, a los héroes, a su historia y el respeto a los símbolos patrios es un principio universal y es la suprema expresión del sentido de la nacionalidad, fraguada en Cuba en las guerras de independencia y de liberación nacional, con la sangre derramada por miles de cubanos, para lograr una Cuba Libre, dueña de sus destinos y con una Revolución con justicia social, que hace suya la dignidad plena del hombre”, expresa el mencionado documento.

Y seguidamente añade: “En representación de los historiadores cubanos, agrupados en la Unión de Historiadores de Cuba, condenamos y rechazamos a los que conspiran para destruir la Revolución, laceran la tranquilidad de nuestra sociedad, tratan de provocar la inestabilidad y dañar la unidad del pueblo cubano en momentos en que el imperialismo yanqui ha reforzado el bloqueo al país, para tratar de rendirnos o dividirnos, siguiendo el guion de la subversión, la confusión y los daños que nos causa su genocida política, reforzada en medio de la ejemplar batalla de nuestro gobierno para preservar la salud del pueblo ante la pandemia de la Covid-19.

La Unih patentiza su apoyo a “la posición de principios del Ministerio de Cultura de no dialogar con los que sirven y se benefician del Gobierno de Estados Unidos, cuya grosera intromisión en los asuntos internos de Cuba, estimula esta manipulación mediática, con evidentes fines desestabilizadores. Los historiadores cubanos estamos junto al pueblo, que en transparente referendo democrático, dio su voto a la Constitución que proclama como uno de sus principios fundamentales la soberanía de la Nación, el respeto a las leyes y la irreversibilidad del socialismo.

En su párrafo final apunta que corresponde “a los cubanos dignos enfrentar con valentía, sentido del honor nacional y sabiduría política el momento presente, pleno de complejidades y peligros, pero también de esperanzas luchadoras. Los historiadores estaremos siempre entre los que fundan y crean, entre los que aman y construyen la patria que nuestros héroes y mártires desde el 10 de octubre de 1868 y el 1 de enero de1959, forjaron para servirla y hacerla más plena, digna, con independencia y justicia social”.

Estimular la creación científica y la actividad docente de sus asociados

De acuerdo con sus estatutos, esta institución defiende los intereses profesionales de todos sus miembros y de cada uno de ellos, y establece un apropiado sistema de estímulos que aliente la creación científica y la actividad docente de sus asociados.

En coordinación con el Ministerio de Cultura la Unión favorece el estudio, la valoración crítica y la divulgación de los resultados científicos de sus asociados en el ámbito nacional e internacional, con compromiso con la Revolución, y fidelidad a las mejores tradiciones historiográficas cubanas. Igualmente establece vínculos con otras instituciones estatales y sociales del país, especialmente con aquellas relacionadas con actividades de investigación y docencia en la esfera de las ciencias históricas, así como con los medios de información nacional, provincial y local.

Cada año, la Unhic organiza diversos eventos científicos, el más importante es el Congreso Nacional de Historia donde se presentan los más relevantes resultados de las ciencias históricas y se realiza cada dos años. Asimismo, cuenta con un sistema de premios nacionales, premios provinciales y premios municipales para la obra de sus afiliados, entre los que se destaca el Premio Nacional de Historia, que se otorga a una o varias personalidades por la obra de toda la vida cada dos años; amén de los premios de la Crítica Histórica Ramiro Guerra, José Luciano Franco y Fernando Rodríguez Portela, los cuales se entregan a libros publicados en el año que le preceden.

Cuenta además con un órgano informativo y divulgativo fundado en el año 2001 con publicación trimestral, en el que aparecen las principales actividades de la entidad y artículos de interés cognitivo para los afiliados.

A 20 años del memorable taller La Historia, el historiador, la sociedad cubana actual y los retos del nuevo milenio

Entre los encuentros auspiciados por esta institución se destacan Leer la historia, convocado junto con el Instituto Cubano del Libro, el cual no solo está dirigido a especialistas del sector, sino también a un público diverso interesado por los temas históricos; y el taller Historia de La Revolución Cubana, una iniciativa surgida en el año 2008, con el fin de dar a conocer y sistematizar, los avances de investigación que se realizan en el estudio de la historia de la Revolución Cubana.

Recientemente se celebró el aniversario 20 del memorable taller La Historia, el historiador, la sociedad cubana actual y los retos del nuevo milenio —14 al 16 de octubre del 2000—, cuyas conclusiones fueron realizadas por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. En esa ocasión se trabajó en paneles referidos a la investigación de la historia, su enseñanza, divulgación, la protección del patrimonio histórico; así como aspectos normativos y organizativos de la Unión.

Allí se encontraban delegados de base, directivos de los centros de investigación y docencia del país y dirigentes de la administración central del Estado, lo cual propició la solución de muchas de las insuficiencias allí expuestas.

Hace un año, el 7 de diciembre de 2019, en ocasión de la efeméride por la creación de la Unih, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, subrayó la importancia de la Historia como elemento sustantivo para el presente y futuro de la nación, al encabezar un encuentro del Secretariado de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC) realizado en la Sala Baragua del Capitolio de La Habana.

Emanciparnos y buscar soluciones

Díaz-Canel enfatizó en la importancia de hacer llegar la Historia a los jóvenes de manera atractiva con sus verdades y esencias, así como la importancia de defenderla, por estar vinculada a la identidad y la cultura. También se refirió a la necesidad de visibilizar aún más la Historia en los medios de difusión y en las redes sociales; así como mostrarla como patrimonio nacional, para lo cual es necesario integrar más instituciones afines a estos temas en el país, y tener en cuenta el proceso histórico de resistencia, “que siempre nos permite emanciparnos y buscar soluciones”.

Asimismo exhortó a abundar en la importancia del legado de José Martí, de la historia y el contenido de las constituciones cubanas, las historias locales, provinciales y municipales, y desmontar las mentiras históricas para el enfrentamiento al neoliberalismo y el imperialismo; además de lograr un fructífero vínculo entre instrucción, educación y cultura general, para ganar en cultura entre el pueblo, y realizar acciones para que los historiadores cubanos produzcan materiales dirigidos a los diferentes públicos.

La Unhic es miembro del Foro de la Sociedad Civil Cubana y su órgano de relación es el Ministerio de Cultura aunque mantiene estrechas relaciones con otros ministerios, entre ellos: el de Ciencia, tecnología y Medio Ambiente; el educación; Educación Superior, así como otras instituciones cubanas, organismos cubanos y entidades estatales y organizaciones no gubernamentales cubanas.

La Unhic por dentro

Radicada en la Casa del Historiador, en la calle Muralla número 71ª, entre Oficios e Inquisidor, La Habana Vieja, a la Unih pueden asociarse los ciudadanos cubanos que posean título académico expedido por algún centro de nivel superior en una de las especialidades del campo de la Historia; así como los que posean otro certificado académico, de igual categoría, que hayan obtenido resultados y gocen de reconocimiento social en tareas de investigación, divulgación o docencia media o superior en la esfera de las ciencias históricas.

De igual forma son admitidos los nacionales que, sin haber cursado estudios superiores, realicen o hayan realizado una labor científica reconocida en la esfera de las ciencias históricas. El otorgamiento de las categorías de Miembro de Honor y Miembro Correspondiente son atribuciones del Comité Ejecutivo Nacional por propia iniciativa o a propuesta de un Comité Ejecutivo Provincial.

La Unih está dirigida por un Secretariado Permanente y los presidentes de las Filiales Provinciales; amén de los secretariados ejecutivos y los presidentes de las secciones de base; los cuales tienen la tarea de dirigir el trabajo de la organización en esas instancias y se conforman como filiales. El máximo órgano de la Unión es su congreso, que se realiza cada cuatro años y en él se hace un balance del trabajo y se procede a la renovación y ratificación de mandatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap