COVID-19. Reportes periodísticos

Los anticoagulantes aumentan en un 50 por ciento la probabilidad de supervivencia de pacientes con COVID-19

Investigadores del Hospital Mount Sinai en Nueva York han comprobado que los anticoagulantes reducen la mortalidad de los pacientes ingresados con COVID-19 aumentando en un 50 por ciento la probabilidad de supervivencia.
Los científicos, dirigidos por el cardiólogo español Valentín Fuster, fueron los primeros en demostrar que la terapia de anticoagulación se asociaba a una mejor supervivencia entre personas enfermas.
Sin embargo, muchas interrogantes quedaban sin responder, por ejemplo, el tamaño del beneficio potencial y qué dosis de esta terapia podría ser más eficaz.
Un nuevo estudio, publicado en el Journal of the American College of Cardiology, responde a algunas de estas preguntas después de evaluar los registros médicos electrónicos de 4 389 pacientes positivos para COVID-19 entre el 1 de marzo y el 30 de abril del 2020.
En este sentido, los expertos precisaron que los pacientes a los cuales se les aplicó una dosis terapéutica o completa, así como los que recibieron una dosis profiláctica o más baja, mostraron alrededor de un 50 por ciento más de probabilidad de supervivencia y aproximadamente, un 30 por ciento menos de posibilidad de intubación que los que no recibieron anticoagulantes.
Asimismo, los investigadores analizaron seis regímenes anticoagulantes diferentes, que incluyeron dosis tanto por vía oral como intravenosa dentro de los grupos terapéuticos y profilácticos.
Posteriormente, observaron que la heparina de bajo peso molecular subcutánea terapéutica y profiláctica y el apixaban oral terapéutico pueden conducir a mejores resultados.
El médico en jefe del Hospital Mount Sinai y autor principal del estudio, Valentín Fuster, dijo que ese trabajo proporciona información adicional sobre el papel de la anticoagulación en el manejo de pacientes ingresados, y agregó que, aunque se trata de un estudio observacional, ayudó en el diseño de un ensayo clínico internacional a gran escala que en estos momentos están coordinando.
Por su parte, Zahi Fayad, director del Instituto de Imágenes e Ingeniería Biomédica de Mount Sinai y uno de los coautores de la investigación, señaló que el estudio realizado destaca la necesidad de comprender mejor la enfermedad desde un punto de vista diagnóstico y terapéutico y la importancia de realizar análisis adecuadamente diseñados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *