CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

De la saga de Garabulla, su novela más completa

Parece que de tanto leerlas y “reinventarlas” cuando era niño, allá por el antiguo poblado holguinero de Auras –hoy Floro Pérez–, su tierra natal, a Rubén Rodríguez González le nacen silvestres las aventuras más extraordinarias, en esa suerte de caldero mágico que es su imaginación. Por eso, lo que nunca le perdonarían sus seguidores de todo el país es que abandonara a Érika y las historias de Garabulla en medio de una saga que pide a gritos ser continuada hasta que su protagonista tenga, quizás, sus propios “retataranietos”.

Rubén Rodríguez González. Foto:Yoandry Avila Guerra/Cubaperiodistas.

Y es más que comprensible: con las tres entregas anteriores a La retataranieta del vikingo Paca Chacón y la educación moderna, El garrancho de Garabulla, y Rebeca Remedio y los niños más insoportables del mundo– Rubén Rodríguez ha contribuido a avivar el interés y el amor por la lectura en incontables hijos de esta generación de los millenials, marcados todos por las tecnologías de las infocomunicaciones. No es fortuito que en la 29 Feria Internacional del Libro de La Habana le sea entregado al prolífico escritor y periodista holguinero el Premio del Lector,  galardón que cada año se otorga a los 10 libros más vendidos o de mayor circulación comercial.

Con más de 20 libros publicados y ganador de importantes premios como el Alejo Carpentier, La Edad de Oro y La Rosa Blanca, Rubén Rodríguez se ha convertido en uno de los escritores contemporáneos para niños más leídos en Cuba. La clave parece estar en su dominio del arte de combinar, en una misma historia, la fantasía y la aventura propias de la niñez con las preocupaciones que ocupan –y a veces atormentan– el cerebro infantil. Los argumentos, inspirados casi siempre en demoledoras tragedias cotidianas como el divorcio, la emigración, la vejez, el amor, la vida en el campo, la traición…, no recurren al didactismo que caracteriza a cierta literatura infanto-juvenil; por el contrario, es la expresión del talento de un autor para trasformar la realidad en ficción sin que se noten las “costuras”, como le gusta decir al propio Rubén cuando se sienta junto a algún aprendiz de periodista a editarle –como parte de su labor en el semanario ¡ahora!– alguno de sus textos.

Foto:Yoandry Avila Guerra/Cubaperiodistas.

La saga que continúa con La retataranieta del vikingo no solo constituye una colección de libros para entretener y divertir a nuestros niños; también es una vía para fomentar la reflexión paterna sobre los temas que a veces resultan difíciles de tratar con nuestros hijos.

El propio escritor así lo expresó durante una entrevista concedida a esta autora para el diario Juventud Rebelde:

“Es un libro sobre padres e hijos, sobre el perdón y la reconciliación. Creo que de la saga, esta es la novela más completa, estilística y técnicamente hablando”.

Enriquecido con un finísimo humor, este libro narra el encuentro de Érika con un padre biológico que aparece cargado de hijos y pretendiendo obtener la custodia de la niña. A partir de ese momento, se desatará el conflicto que sacará nuevamente al ruedo todas las potencialidades, características y valores de la familia.

La retataranieta del vikingo, ilustrado por Ángel Velazco, es uno de esos libros que no deberían comprarse solo si uno los encuentra por casualidad entre tantos buenos textos infantiles que están a disposición de los más pequeños de casa en esta edición de la Feria. Si quieres que tus niños se diviertan, reflexionen y sean un poquito más sensibles, pregunta por él, búscalo, no dejes pasar la ocasión: recuerda que ha estado entre los más vendidos. Suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *