INTERNACIONAL

Vida de Assange corre peligro, advierte Relator de ONU tras visitarle

El relator especial sobre tortura de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Nils Melzer, se ha mostrado preocupado por la situación de salud de Julian Assange, fundador de Wikileaks, y aseguró que su vida está en peligro, a través de un comunicado del Alto Comisionado de Derechos Humanos.

Luego de visitar la prisión londinense en la que se encuentra recluido Assange desde principios de año, acompañado de un equipo médico, Melzer sostuvo que las condiciones de vida del australiano se han deteriorado considerablemente desde su ingreso a dicho centro penitenciario, y que le fueron diagnosticados síntomas típicos de la exposición prolongada a la tortura psicológica.

Melzer denunció que, a pesar la urgencia médica en la que se encuentra Assange, y la gravedad de las supuestas violaciones de derechos humanos a la que puede estar sometido, el país europeo no ha tomado acciones para revertir la situación. “… el Reino Unido no ha adoptado ninguna medida de investigación, prevención y reparación exigida por el derecho internacional”, lo cual viola las normas del mismo, de acuerdo con las declaraciones del relator especial sobre tortura de la ONU.

Es por eso que el experto de la ONU acusa a las autoridades británicas de rechazar sus señalamientos y no mostrar interés en sus recomendaciones, a tono con la Convención contra la tortura. “Lo que hemos visto por parte del Gobierno del Reino Unido es un claro desprecio por los derechos y la integridad de Assange”, declaró.

Además de la tortura psicológica, Melzer ha dicho que Assange está siendo privado de su derecho legítimo para preparar su defensa, pues se le ha impuesto medidas que limitan su acceso a la información.

El relator de la ONU ya ha advertido en otras ocasiones acerca de las condiciones del activista, pero con ello no ha logrado que sea liberado de la situación opresiva de aislamiento y vigilancia que se le impone.

Finalmente, el especialista hizo un llamado con carácter urgente al Gobierno británico para cambiar la “situación inhumana” en la que vive actualmente el periodista británico, por temor a que las torturas de las que es objeto terminen cobrándole la vida.

Igualmente, recomendó con especial énfasis que sea prohibida su extradición a EE.UU. y ponerle en libertad para intentar revertir su estado de salud. Fuente: Telesur.

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via