CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

El país toma medidas ante difícil coyuntura energética

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel y varios ministros del Gobierno explicaron la tarde noche de este miércoles 11 de septiembre las medidas a adoptar por el país ante la compleja coyuntura energética que presenta la nación.

Díaz-Canel compareció en el programa Mesa Redonda, de la Televisión Nacional, junto al Consejo de Ministros y ofreció detalles de los momentos por los que atraviesa la nación con respecto a la disponibilidad de combustibles y cómo la sociedad toda puede enfrentar tales contingencias.

Sin sustos, sin miedos, queremos informar a la población de esta situación energética coyuntural, qué está pasando, cuáles son sus causas, lo que se ha trabajado, y todas las posibilidades para enfrentarla, expresó.

El presidente cubano refirió cómo la administración estadounidense, encabezada por Donald Trump, está actuando con mayor agresividad contra Cuba con un plan genocida centrado en el objetivo de herir a la familia cubana en lo cotidiano, en sus necesidades básicas y, paralelamente acusar al gobierno de la Isla de ineficaz y y complejizar la situación.

Añadió que recientemente anunciaron la implementación de nuevas medidas que limitan las remesas familiares y donativos y restringen libertades del pueblo cubano y norteamericano, e insistió en que se empeñan en evitar la llegada de combustible a Cuba, amenazan a las navieras, a los gobiernos y las empresas que aseguran estas operaciones comerciales. “Han presionado, intimidado, y hay entidades que se han retirado, pues se han amedrentado ante estas amenazas”.

“Esta situación ha provocado una disminución de la disponibilidades de diésel para varias actividades de la economía. El asunto es con algunos de los combustibles, pero no es de abastecimiento de otro tipo, al país están llegando alimentos, cereales, harina de trigo para el pan. Es una situación coyuntural”, remarcó el mandatario.

Dijo que las medidas fueron discutidas en el seno del Buró Político y aprobadas en la reunión, presidida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, quien está al tanto de todas las medidas.

Explicó que ante esa situación, se han tenido que hacer constantemente negociaciones para que llegue el combustible al país, pero que en los últimos días no se logró el arribo de buques para hacer un empate entre el combustible que se consume y el que se necesita para continuar. “Hay dos momentos, hasta el 14 de septiembre, hay que aguantar, no hay existencia, hay medidas de ajuste de ahorro, para paliar esta situación. El 14 entra un barco de combustible y los próximos embarques llegan a finales de septiembre. Hay que lograr que ese combustible nos dé para finales de mes y poder terminar septiembre”.

Díaz-Canel dijo que todos los contratos de combustible para garantizar octubre están negociados. Desde hoy y hasta el fin de semana estaremos apretados, señaló, después viviremos con un poco más de holgura, y en octubre volveremos a una situación relativamente normal. Es un entrenamiento para enfrentar cualquier tipo de situación, apuntó.

En cuanto a preocupaciones manifestadas por el pueblo ante las dificultades con el transporte en los últimos días, de un posible regreso al Período Especial en la década del 90 del pasado siglo, Díaz-Canel fue enfático.

“No estamos en Período Especial, porque contamos con fortalezas que entonces no existían y eso dibuja un escenario distinto”, dijo, y señaló que existe una estrategia de desarrollo económico y social: “contamos con una conceptualización de ese modelo, tenemos bases para la elaboración del plan de desarrollo económico y social para el 2030, estamos en medio de un ejercicio legislativo, todo lo cual nos da una base programática para el presente y futuro de la nación”.

Otro elemento añadido por el presidente cubano es que hoy producimos nacionalmente el petróleo que cubre casi el 40 por ciento de las necesidades el país, y con esta producción nacional podemos garantizar la generación eléctrica con estabilidad. El resto de la generación debemos garantizarla con las otras alternativas.

Mencionó además, el desarrollo del turismo, de la industria biotecnológica y farmaceútica, la inversión extranjera, la exportación de servicios médicos, las relaciones económicas y comerciales con países como Rusia, China, Venezuela, Vietnam y otras naciones de América Latina y África.

Precisó el mandatario que en el turismo tenemos más de 70 mil habitaciones que garantizan el ingreso de divisas al país diariamente, y este se ha mantenido con muy buenos niveles. En el verano creció el turismo nacional. Los inversionistas principales no se han retirado. Alianzas políticas y económicas tenemos, como es el caso de la Unión Europea, la cual ha planteado defender a los inversionistas que tienen intereses en Cuba, manifestó.

Díaz-Canel llamó a la austeridad y ahorro,  a ajustar los niveles de la actividad económica, a tener más eficiencia en la cadena puerto, transporte, economía interna; a una mejor planificación en el uso de los medios de transporte; a aplazar los picos de máxima demanda energética; a desempolvar medidas eficaces del período especial; a paralizar algunas actividades y luego redoblarlas cuando la situación lo permita; a aplicar medidas organizativas en lo laboral, como el trabajo a distancia y donde quiera que se pueda eliminar un gasto, hacerlo.

Dijo, además, que no se detendrán  programas como la vivienda, alimentos, turismo, transporte, fuentes de energía renovables y la producción nacional de alimentos, entre otros.

“Hay que lograr que todo el mundo sea sensible con la situación de la población, todos los carros estatales deben parar en las paradas, los ómnibus de los centros de trabajo deben recoger y no subir precios.

“Nos debemos al pueblo. Fortalezcamos la espiritualidad, desechemos la mente inútil y busquemos salidas. Demos buenos servicios, buenas respuestas, con amabilidad. Con ese sentido de Revolución, de Patria, debemos enfrentar la situación”, manifestó.

Por su parte, el ministro de Energía y Minas, Raúl García Barreiro, señaló que en el caso del gas licuado, con 1.7 millones de consumidores, está garantizado para todo el año al igual que el gas manufacturado. También, el fuel para la generación eléctrica. Hoy funcionan 67 parques solares fotovoltaicos. El sector residencial consume el 60 por ciento del combustible del país. Tratar de ahorrar en los sectores residencial y estatal en los horarios pico es fundamental. Si cada vivienda logra apagar un bombillo en ese horario haría una buena contribución del ahorro, precisó.

Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación, dijo que vamos a tener dos momentos. El problema fundamental es el diésel; por lo tanto, en este contexto tenemos que tomar medidas coyunturales para disminuir la demanda de diésel. “Ninguna de las medidas está improvisada”, señaló.

Hay que priorizar el diésel para el transporte público y de carga, y hacia la transportación de mercancías, y evitar utilizarlo en inversiones. Estamos centralizando la asignación de diésel con la participación de los ministros, precisó.

Eduardo Rodríguez, ministro de Transporte, explicó que la estrategia para enfrentar la situación coyuntural está diseñada con un conjunto de medidas, en las que se han conciliado prioridades: uso del ferrocarril tanto de pasajeros como de carga, asegurar transportación de combustibles y alimentos, comunicación con la Isla de la Juventud, asegurar las operaciones aeroportuarias, portuarias y los centros de carga y descarga, la canasta familiar normada, al tiempo que se respaldará el transporte público y los servicios sensibles para la población.

Pelayo Terry Cuervo
Pelayo Terry Cuervo
Periodista y corresponsal de guerra en Etiopía. Forma parte del equipo de Cubaperiodistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via