FOTOCRÓNICAS

Rafael Pegudo y el centenario de la fotografía

Hace ocho décadas, en 1939,  La Habana celebró el centenario de la fotografía. Es un acontecimiento digno de recordar porque quizás haya sido el mejor que se realizó en aquellos días en el mundo, al involucrarse la Academia de Ciencias de Cuba, el alcalde de La Habana, asociaciones profesionales y de fotografía, la prensa, industriales, comerciantes, aficionados a este arte y pueblo en general.

En saludo a nuestra Ciudad Maravilla y al 180 aniversario del anuncio oficial del invento de la Fotografía en esta ocasión publicamos una entrevista inédita que le hiciéramos a Rafael Pegudo Gallardo,  creador y organizador del centenario de la fotografía en La Habana.

Rafael Pegudo Gallardo, destacado fotorreportero cubano y profesor de fotografía, tuvo un decisivo papel en las celebraciones del centenario de la fotografía en Cuba, en 1939.

Pegudo fue un activo reportero gráfico que trabajó en el diario El Mundo, la revista Carteles, corresponsal de la agencia Underwood and Underwood, fundador del Club Fotográfico de Cuba, autor de seis libros sobre la técnica y la historia de la fotografía y profesor titular de fotografía de la Escuela Profesional de Periodismo “Manuel Márquez Sterling”. Ya jubilado, me recibió en su casa de Marianao para contarte la historia de la celebración del Centenario de la fotografía en nuestra capital.

“En mayo de 1939 – cuenta Pegudo – tuve la idea de celebrar el centenario de la fotografía en La Habana,  pero ni mis compañeros de trabajo, ni los directivos el Club Fotográfico de Cuba del cual yo era fundador, me secundaron.
Sin embargo, eso no me desanimó. Fui ver a Ivo de la Moneda, gerente de la Kodak Cubana, en sus oficinas de Neptuno 1062, y le expliqué mi proyecto, el cual no sólo le agradó sino que solicitó la colaboración de la casa matriz en Rochester para apoyar lo que consideró era “un gran reconocimiento cubano a la fotografía”.

“También hablé con Humberto Solís, gran aficionado a la fotografía, uno de los propietarios de El Encanto, la tienda más grande de Cuba y me ofreció exhibir en las vidrieras de la calle Galiano y la de San Rafael la obra de los fotógrafos cubanos y objetos históricos de la fotografía que serían decoradas por el departamento de fotografía y el taller de decoración del establecimiento.

“Por ultimo me entrevisté con el presidente de la Academia de Ciencias, el Dr. José Antonio Presno Bastiony, y le expliqué que la Academia de Ciencias de Francia era el punto de partida del centenario por haber sido, el 19 de agosto de 1839, el lugar donde se anunció oficialmente el invento de la fotografía realizado por José Nicéforo Niepce y Louis Jacques Mande Daguerre, y que consideraba ideal celebrar el centenario en la de Cuba. El Dr. Presno, que tenía muy buenas relaciones con la Academia gala, aceptó con agrado comenzar las actividades del centenario de la Fotografía en La Habana con una sesión solemne en la Academia el mismo día 19 de agosto.

“Con el respaldo de estos tres prestigiosos personajes que representaban a la fotografía, el comercio y las ciencias – continuó explicándome Pegudo – se abrieron muchas puertas, más de las que había imaginado, entre ellas la del alcalde de La Habana, Antonio Beruff Mendieta, quien aplaudió el proyecto y lo patrocinó.

“El entusiasmo por la celebración creció tanto que fue necesario crear una comisión organizadora presidida por un delegado del gobierno municipal, otro de la Academia de Ciencias y yo. En las reuniones para programar las actividades asistían representantes del Departamento de Cultura de la Secretaria de Educación, la Asociación de Reporters de la Habana, el Colegio Provincial de Arquitectos, el Club Rotario, el Lyceum Lawn Tennis Club, el Club Fotográfico de Cuba, el Círculo de Bellas Artes, las casas distribuidoras de productos fotográficos Kodak, American Photo, Leica-Agfa, El Arte y la American Photo, los fotógrafos Joaquín Blez, Fernando López Ortiz, la señorita López Garzón, muchos comercios e industrias y todos los que al principio se habían mostrado indiferentes a mi proyecto. En una de las reuniones de la Comisión seleccionamos, de 22 fotografías que fueron presentadas, un retrato del fotógrafo Joaquín Blez para anunciar los distintos actos que se desarrollaron en recordación al Centenario.

“El programa se inició el sábado 19 de agosto a las 9 de la noche con la Sesión Solemne celebrada en la Academia de Ciencias de Cuba presidida por el Dr. Presno y el Alcalde de La Habana. El Académico de número y Secretario de la Sección de Ciencias Físicas y Naturales pronunció el discurso inaugural y toda la actividad fue transmitida por la emisora radial CMBZ.

“Ese día El Encanto engalanó siete de sus vidrieras con aparatos fotográficos antiquísimos como la primera cámara fabricada por la Kodak, gigantescas fotografías en colores realizadas con las últimas tecnologías, fotografías ultrarrápidas como la de una bala disparada saliendo de la boca del cañón de un fusil, un chorro de agua brotando de una pila y el impacto del pie de un jugador de futbol al chocar con la pelota y también carteles y fotografías antiguas Todas estas piezas fueron prestadas por el Museo de George Eatsman de Rochester y estuvieron expuestas durante mes y medio.

Tres estudios de arquitectura captados por el fotorreportero Pegudo

“Hubo exposiciones fotográficas en el Palacio Municipal (Antiguo Palacio de los Capitanes Generales) , el Club Fotográfico y la American Photo, que en su sede de Neptuno casi esquina a Galiano montó la expo “La Habana de ayer y de hoy”. Además hubo conferencias del crítico y periodista Francisco Ichazo, que fueron radiadas por la emisora CMBZ y de Arturo Mañas, en el Club Fotográfico de Cuba. Los festejos gustaron mucho a todos e Ivo de la Moneda me trasladó una felicitación de los ejecutivos de la Kodak en Rochester junto con una invitación para visitar las fábricas de la empresa, centros de investigación e institutos y universidades especializados en preparar sus ingenieros. Estaba feliz por el premio y sobre todo porque La Habana hizo un gran esfuerzo para que el Centenario luciera lo mejor posible y como te dije al principio creo que fue la única ciudad que lo hizo.

“Desde luego que las ciudades de Francia, Inglaterra, Alemania, España o Italia con muchos más recursos lo hubieran hecho con ostentación, pero ese año se agudizaron las tensiones entre la Alemania nazi, fuertemente armada, que iba anexándose territorios fuera de sus fronteras, mientras que Francia e Inglaterra trataban de frenar el expansionismo de Hitler. Todas las potencias mundiales se preparaban para una guerra inminente y cruel y minimizaban todo lo que no fuera de prioridad para la defensa. Francia, la cuna de la fotografía, adelantó la celebración del Centenario para el día 7 de enero de 1939 con una conferencia ofrecida por el Académico Paul Valéry que tituló “Conmemoración del centenario de la aparición de la Fotografía en el mundo” en el gran anfiteatro de La Soborna, en París, con la presencia del presidente de la Republica.

“No tengo noticias – continuó Pegudo – de alguna celebración oficial del Centenario en Europa el 19 de agosto de 1939 debido a que las tensiones estaban al máximo y 13 días después Francia e Inglaterra le declararon la guerra a Alemania al invadir los nazis a Polonia. Dos años después Estados Unidos declaraba la guerra a Japón tras el bombardeo de Pearl Harbor.

“Ante esta situación me olvidé de la invitación de la Kodak y los fotógrafos cubanos comenzamos a sufrir las escaseces de películas y bombillos fotográficos y ni los directores de los periódicos podían conseguir el material fotográfico necesario. El Presidente de la Asociación de Reporters Gráficos de La Habana, Lorenzo Vigos, el secretario Miguel Buendía y el Tesorero Generoso Funcasta en representación de los 23 reporteros gráficos que agrupaba dicha institución en 1942,  gestionó con  los representantes en la capital de las compañías fotográficas norteamericanas para adquirir las planchas y bombillos flash que eran indispensables para captar por lo menos la principales noticias que acontecían en la capital. Ivo de la Moneda, gerente de la Kodak, fue el único que se ocupó de que las autoridades norteamericanas autorizaran un envío periódico que, aunque modesto, aliviaba las necesidades de los fotógrafos de la prensa habaneros. Pero estos envíos se depositaban en los muelles de Cayo Hueso. Para traerlos a la Habana y a pedido de Vigos, Buendía y Funcasta, el jefe de la Marina, Comodoro Julio Díaz Arguelles ordenó que una fragata de la marina trajera desde Cayo Hueso el valioso material.

Homenaje ofrecido por la Asociación de Reporters de La Habana en el año 1948 a Rafael Pegudo por su extraordinaria labor profesional. A su lado Angel Gutiérrez Córdova presidente de la Asociación de Reporters (Foto: Archivo de Granma)

“La Guerra terminó en 1945, las fábricas volvieron poco a poco a su producción normal y se incorporaron nuevas técnicas surgidas durante la guerra. En 1948 me reenviaron la invitación que me habían hecho en 1939 para visitar las fábricas de la Kodak en Rochester, el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la casa de George Eatsman, que entonces adaptaban como Museo.  Esas y las visitas a otras instituciones me fueron muy útiles para mis clases y los libros que escribí para los alumnos de la Escuela de Periodismo Manuel Márquez Sterling. Cuando regresé, mis compañeros me tenían preparada una sorpresa: un homenaje en la Asociación de Reporters de la Habana.

Fuentes:
• Rafael Pegudo Gallardo: Entrevista realizada el 18 de agosto de 1980 en su hogar de Marianao
• Actas de agosto de 1942 de la asociación de Reporters Gráficos de La Habana

Agradecimiento:
• A Delfín Xiqués, en el periódico Granma.

 

Jorge Oller Oller
Fotógrafo, reportero gráfico. Fundador de la Unión de Periodistas de Cuba y del Periódico Granma. Miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba.

One thought on “Rafael Pegudo y el centenario de la fotografía

  1. Oller en 1988 tuve la dicha de conocerte, tú no me recordaras era uno de los jovenes que asistió al Festival de las juventudes Cuba-RDA en Magdeburg. De las conversaciones contigo, el encontrar de casualidad el libro “La Fotografía” de Orlando Hernández Rivera” y otras experiencias como conocer a Arencibia en la UNEAC y de ollente asistir a sus cursos, estudiar con alguien a quien mucho recuerdo Alfredo León, Conocer personalmente a Korda, René Peña, Liborio y Juan Carlos Alón entre otros en la fototeca y curiosamente el caer también de casualidad en mis manos un libro de Pegudo de 1946 mi reliquia aún sin saber quien era hacen que para mi la fotografía no solo sea sueño y pasión sino razón de vida. Amigo después de 30 años como agradezco haberte conocido aquella vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via