PERIODISMO CIENTÍFICO

Acerca de la experiencia piloto contra el VIH en Matanzas

Semanas atrás, medios de comunicación cubanos e internacionales refirieron el inicio de una experiencia piloto para disminuir la incidencia del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), en el municipio matancero de Cárdenas.

La noticia expresó que el estudio consistía en el “uso de la profilaxis pre-exposición (PrEP, por sus siglas en el inglés), píldora que ayuda a prevenir el VIH”. No obstante, informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aclaran que el acrónimo se refiere a una estrategia capaz de integrar diferentes productos y acciones, útiles para reducir la trasmisión de la infección.

Juventud Técnica identificó otras interrogantes que se hicieron los lectores y usuarios de las redes sociales mientras la noticia se extendía. Además, la revista se acercó a diversas fuentes en busca de respuestas.

En la Isla se suministra la combinación de dos fármacos antirretrovirales: Emtricitabine (200 miligramos) y Tenofovir (300 miligramos). La denominación comercial del medicamento es Truvada, destaca Infomed.

Desde hace varios años, en el mundo se realizan ensayos clínicos con el producto y cuenta con el respaldo de numerosas entidades globales. Entre ellas, de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos y está precalificado por la OMS.

Según investigaciones especializadas, se ha refrendado su utilidad para reducir el riesgo de infección entre heterosexuales, hombres gay y bisexuales y mujeres transgénero. El estudio Bangkok Tenofovir demostró que la PrEP también funciona para las personas que se inyectan drogas. A pesar de sus resultados, cabe señalar que el fármaco solo cuenta con un 90 por ciento de eficacia.

Truvada bloquea una enzima llamada transcriptasa e impide que el VIH haga más copias de sí mismo en el cuerpo de los potenciales pacientes.

Al ser un medicamento precalificado por la OMS y estar aprobado por el Centro Regulador de Medicamentos de Salud Pública (CECMED) no fue necesario realizar ensayos clínicos en Cuba.

En los archivos digitales de la entidad reguladora se advierte que los fármacos combinados fueron inscritos en Cuba en mayo de 2012.

La OMS publicó una serie de textos orientadores acerca de la implementación de la PrEP, la cual debe ofrecerse como parte de las estrategias de prevención combinada.

“Esta herramienta para la implementación de la PrEP está constituida por módulos destinados específicamente a las personas involucradas en esta actividad y su propósito es apoyarlos en la consideración, planificación, introducción e implementación de la PrEP por vía oral”, publica uno de los sitios especializados de Infomed.

Lo que se está haciendo en Matanzas es un pilotaje del uso de PrEP en Cuba a fin de valorar sus resultados, apuntan las declaraciones de la licenciada Niura Pérez Castro, jefa del programa municipal de prevención de ITS/VIH/SIDA y hepatitis de Cárdenas.

Foto tomada de elespanol.com

De acuerdo con la información ofrecida en el periódico Granma, la estrategia de PrEP se implementó en la localidad matancera desde el pasado 6 de marzo y, hasta el 2 de abril, se habían atendido 28 personas con el tratamiento.

A través del módulo 11 de la Herramienta de la OMS para la implementación de la profilaxis previa a la exposición al VIHse recomienda como usuarios de la PrEP “a las personas que se encuentran en situaciones y en períodos de su vida en los cuales pueden tener un alto riesgo de adquirir la infección”.

El documento también menciona un grupo de poblaciones con conductas de riesgo:

• los hombres y las personas transgénero que tienen relaciones sexuales con hombres;
• los trabajadores sexuales, sobre todo cuando no pueden utilizar preservativos en todas las relaciones sexuales;
• las personas con una pareja sexual que tiene la infección por el VIH (o sea, que forman parte de una pareja serodiscordante) y que no recibe el tratamiento antirretroviral o no ha alcanzado la supresión del virus;
• las personas, incluidas las adolescentes y las mujeres jóvenes, que viven en zonas con una alta incidencia de infección por el VIH; y
• las personas que usan drogas inyectables.”

Por su parte, el doctor Jorge Pérez Ávila, uno de los principales expertos en el abordaje del VIH en la Isla, comentó que en la implementación de estrategias como esta “primero se comprueba que los pacientes considerados de riesgo no tienen ningún indicio de la enfermedad. Es decir, deben ser seronegativos, pues de lo contrario pueden alterarse los resultados”.

Aunque no pertenece al equipo encargado de poner en práctica la estrategia PrEP en Matanzas, Pérez Ávila también considera muy práctico haber iniciado el estudio piloto por Cárdenas, debido a que es uno de los territorios con la tasa más alta de la enfermedad en el país.

Mientras, aumentan las expectativas entre aquellas personas que han tenido conocimiento acerca de la inclusión del tratamiento en la estrategia médica nacional. Juventud Técnica continuará indagando al respecto.

(Tomado de medium.com/juventud-técnica )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via