CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

“La vida de cualquier deportista es una novela”

Por Javier Rodríguez Perera

Contar historias, bien contadas y con un hilo conductor que aleje a los lectores del tedio, sin tocar nimiedades, es una necesidad del periodismo deportivo que se hace hoy. La necesidad viene dada por otra: la de trascender el relato del mero resultado de un partido o un combate entre dos atletas e involucrarse el cronista en las realidades que muchas veces escapan de la tinta o del lente. Si las historias versan sobre los verdaderos protagonistas, los atletas, visto y comprobado está que el interés del público crece.

En torno a lo anterior, el ojo clínico del colega Joel García León, jefe de la Redacción Deportiva del semanario Trabajadores, le advirtió de lo pertinente que sería un libro que compilara testimonios de glorias del deporte en Cuba, un país donde se disfruta al tope este tipo de materiales. Y lo que un día fue una ilusión se convirtió en realidad bajo el nombre de Medallas al Corazón, una de las publicaciones de temática deportiva que estará a la venta en la inminente Feria Internacional del Libro de La Habana.

Medallas al Corazón, publicada por la editorial Pablo de la Torriente y con una tirada de 3000 ejemplares, es un compendio de 50 entrevistas realizadas por García León a figuras que aportaron toneladas de éxito al movimiento deportivo cubano, las cuales aparecieron en diferentes medios de comunicación de la Isla durante cerca de tres lustros.

El autor abarcó trece disciplinas y un deporte extremo, y en la obra aparecen varias entrevistas con atletas ya fallecidos y con otros que residen fuera de Cuba, porque “incluirlos en esta recopilación lo consideré válido por lo que dejan ellos como legado, y una prueba más de que los cubanos buenos, estén donde estén, merecen que sus historias las contemos nosotros”, dijo Joel al periodista José Antonio Fulgueiras, artífice del prólogo.

Sobre cómo nació este libro, el experimentado colega explicó a Cubaperiodistas que la editorial Pablo de la Torriente buscaba obras periodísticas y él le propuso hacer una recopilación de 50 entrevistas suyas realizadas durante aproximadamente 15 años de su carrera a glorias deportivas del país. Se planteó abarcar la mayor cantidad de deportes, rescatar testimonios de atletas conocidos y de otros no tan mediáticos y que existiera no solo el carácter biográfico en cada pieza, sino también que fueran un poco más interactivas a partir de vivencias y revelaciones.

Igualmente persiguió que la temática deportiva, tan gustada por los lectores, tuviera un aire diferente, por lo que incluyó en sus páginas a 24 medallistas olímpicos —entre ellos 12 titulares—, a 28 exponentes con medallas mundiales —de ellos 21 campeones— y a tres de los mejores entrenadores del movimiento deportivo cubano. Esta publicación, según confiesa García León, también reconoce la trayectoria de varios atletas que hasta este momento no se les ha dedicado un libro y ahora, en esta antología, se les rinde un pequeño homenaje.

Al decir del autor, son entrevistas publicadas en diferentes medios de prensa, la inmensa mayoría en el semanario Trabajadores, y para ser llevadas a un libro fueron pulidas o ampliadas en algunos casos, siempre con la perspectiva de que cada una fuese diferente para evitar el aburrimiento del lector. Por ello nos encontramos con entrevistas literarias, de preguntas y respuestas, de estilo biográfico, o sea que trató de usar la mayor cantidad de aristas permitidas por este género periodístico.

“En sentido general, la obra reseña el valor de la humildad, de cómo muchos de los entrevistados fueron olvidados y un denominador común en cada testimonio es enfatizar cómo vive un deportista cubano con la fama a diferencia de sus similares en el mundo. Existen varias figuras que resultaron imposibles de reunir en esta obra, a causa de que eran solo 50 atletas, pero ya las tengo en cuenta para una segunda parte que estoy elaborando.

“Me es imposible manifestar mi predilección por alguna de las 50 entrevistas, porque cada una cuenta con sus particularidades. Descubrirán que la judoca Estela Rodríguez compitió embarazada; que Javier Sotomayor saltó 2.50 metros; que la jabalinista María Caridad Colón es nieta de un mambí; muchas anécdotas sobre el boxeador Andrés Almada, un atleta que concedió muy pocas entrevistas, así como las espinas olímpicas del clavadista Abel Ramírez, quien no asistió nunca a unos Juegos Olímpicos o las injusticias con la basquetbolista Leonor Borrell”, declaró Joel.

La entrevista, agregó, no siempre se realiza en el tradicional formato de preguntas y respuestas, por lo que se pueden emplear diferentes tipos de técnicas que al final ofrezcan el mismo resultado o uno mejor. Según palabras del autor, el protagonismo del periodista descansa en lograr extraer del testimoniante lo que el lector desea conocer, toda vez que el verdadero protagonista es el entrevistado.

Este no es su primer libro, pues ya tenía uno sobre ciclismo (La vuelta es Cuba), además “publiqué un capítulo en un libro sobre terrorismo, acerca de Rodolfo Frómeta Caballero, temido terrorista cubano y cabecilla de la organización Comandos F-4. Estoy en preparación de otros volúmenes, uno biográfico sobre el pelotero habanero Javier Méndez, la segunda parte de la compilación de entrevistas a glorias deportivas y una segunda reedición del libro sobre la vuelta ciclística en Cuba”.

Asegura que el periodismo deportivo cubano necesita producir más libros y contar más historias de un modo diferente. Su sueño es escribir una novela deportiva con todos los matices de ese tipo de obra, inspirado en un atleta cubano, “porque la vida de cualquier deportista es una novela”.

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via