OTRAS NOTICIAS

Reafirma Díaz-Canel importancia que concede a la comunicación y el periodismo

Mensaje enviado por Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Upec, a Angelica Paredes, presidenta de la delegación de base de la organización gremial en el Palacio de la Revolución, por su imposibilidad de estar presente en el acto constitutivo del grupo.

Amiga:

No sabes cuánto lo lamento. Hubiera sido un placer y un honor inmensos participar de la creación de esa delegación. Primero por ustedes, por la calidad humana y profesional de quienes la integrarán. Sabes que he compartido parte de mi vida como periodista con algunos de los que formarán parte de la delegación. Son colegas a los que valoro especialmente, por su calidad como seres humanos y como participantes en esta aventura, en lo que García Márquez catalogó como el mejor oficio del mundo.

Contigo y el resto no he tenido esa cercanía en el oficio, o como editor, pero he seguido sus carreras como un colega y como un cubano más, admirándolos. Será una delegación muy singular. A lo anterior, que forma parte de lo afectivo y sentimental, debo agregar mi muy especial valoración por lo que Díaz-Canel impulsa en el ámbito de la comunicación y el periodismo.

La constitución de esta delegación es ya una expresión de ello. Que sea creada una estructura de base de la Upec dentro del equipo de comunicación de la Presidencia de la República es un signo de los cambios en este tema en la Revolución, es un paso importante en el reconocimiento del valor estratégico de la comunicación, tan bien reconocido en la Política de comunicación del Estado y del Gobierno.

Creo que el Presidente realiza en este ámbito un esfuerzo y aportaciones muy singulares. Algunos de los conceptos defendidos por él en sus intervenciones públicas los valoro significativamente, en lo personal y por su implicación para nuestro modelo de socialismo. Especialmente sus consideraciones acerca de la prensa como parte de los mecanismos de rendición de cuenta y de control popular y social.

El solo hecho de que entre sus enormes responsabilidades públicas decidiera ocupar su agenda en la creación oficial de esta delegación es una expresión, no solo de una sensibilidad muy exquisita sobre estos temas, sino además de la significación que concede a la comunicación y el periodismo en el elevado ejercicio de sus funciones. Le admiro por ello. Se trata de un signo alentador de los nuevos tiempos. El nuestro es un terrero complejo, en el que no siempre las coincidencias fueron la regla, sobre todo el el ámbito editorial, porque el amor a Cuba y su causa liberadora, justiciera y socialista, nunca fue motivo de divergencias.

Todos tenemos por delante la construcción de un nuevo modelo de comunicación y periodismo públicos para el socialismo. No exagero si aprecio la constitución de esta delegación y la presencia de Díaz-Canel en ella como un escalón en ese camino que, como en otros ámbitos de la vida cubana, no será fácil, aunque tampoco imposible. Buen augurio de 2022.

Espero sepan cuanto les queremos y admiramos y cuánto placer nos da saberlos unidos en una delegación de nuestra Upec, alentando, hermanados en los principios y la nobleza de las aspiraciones, el sueño de una Cuba siempre digna y en justicia. Me disculpo con el Presidente. Solo compromisos que alterarían previsiones que se salen de nuestro alcance nos impiden estar físicamente. En mis hermanos de la presidencia van mis sentimientos. Éxitos. Por la relevancia de esta delegación deberemos encontrarnos y conspirar muchas veces. La admiración por lo hecho y por hacer. Todo lo mejor de este mundo para quienes, como el pueblo que tanto valora y exalta Díaz-Canel merecen lo mejor y más justo de este mundo.

Ricardo Ronquillo
Ricardo Ronquillo
Periodista cubano. Presidente de la Unión de Periodistas de Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *