fbpx
COLUMNISTAS

La economía cubana en 2021: entre la pandemia y el bloqueo (II)

III

La crisis económica internacional que venía manifestándose ya en 2019, acrecentó sus efectos sobre Cuba con la irrupción de la COVID 19 desde marzo del pasado año, con impactos que se han extendido durante los meses transcurridos del 2021.

De este modo, un conjunto de factores han estado frenando la producción y los servicios en lo que va del 2021 y un elemento clave en este sentido, ha sido el rebrote de la COVID 19 que comenzó a manifestarse desde finales del pasado año, pero que se ha recrudecido en el primer semestre de 2021, repercutiendo gravemente en las personas y en su capacidad para trabajar, lo que se añade a las medidas para el enfrentamiento directo de la enfermedad.

CUADRO Nº 1.- RESULTADOS DE LA EVOLUCIÓN DE LA COVID 19 EN CUBA

 

 

INDICES

 HASTA 31  / 12 2020  

%

HASTA 31 / 8 2021  

%

CASOS DIAGNOSTICADOS  

12 056

 

1.07 X MIL

 

646 513

 

57.72 X MIL

TASA DE INCIDENCIA X 100000 EN 15 DIAS  

20.38

 

 

1 095

 

CASOS ACTIVOS 1 551 12.8% 33 873 5.24%
HOSPITALIZADOS NO CONFIRMADOS  

1 517

 

 

62 543

 

ALTAS 10 345 85.8% 620 157 94.0%
FALLECIDOS 146 1.2% 5 377 0.81%
% DE TEST POSITIVOS ACUMULADOS  

0.81%

 

 

8.30%

 

% DE CASOS CRITICOS Y GRAVES SOBRE LOS ACTIVOS  

0.55%

 

 

0.66%

 

FUENTE: www. covid19cubadata.github.io y MINSAP “Cuba reporta 6 609 casos de COVID-19 y 74 fallecidos” Septiembre 1º 2021  www.cubadebate.cu

En el análisis de los datos de la tabla anterior puede apreciarse que los enfermos aumentaron 53.6 veces y las personas sospechosas o en vigilancia hospitalizadas crecieron 41.3 veces, lo que demuestra la enorme expansión de la enfermedad en solo 8 meses de 2021, por lo que la cantidad de enfermos por mil habitantes se elevó a 57.72, con un test de positividad de 8.30%, más de diez veces la cifra del año anterior. Esto conllevó a tener hospitalizadas o en observación al cierre de agosto 96 416, personas entre casos confirmados, sospechosos y en vigilancia, frente a 3 068 al cierre del 2020.

Para alcanzar un nivel de cobertura que permitiera cubrir todas las necesidades, se ha creado una red para atender adecuadamente a las personas enfermas de bajo riesgo, que incluye la conversión de escuelas en hospitales, la creación de hospitales de campaña en policlínicos y en otras instalaciones estatales, así como el confinamiento en el hogar bajo vigilancia del médico de la familia.

Por otra parte, si bien disminuye la proporción de los enfermos graves y críticos, el número de fallecidos aumenta –en términos absolutos- 36.8 veces, aun cuando disminuye el porciento de los que mueren en relación con los que enferman, en la misma medida que crece el porciento de aquellos que rebasan la enfermedad, con un nivel de recuperación del 94% y una tasa de letalidad de 0.81%. Todo esto revela cómo se ha expandido la COVID en ocho meses y también como, si bien los protocolos para combatir la pandemia se han perfeccionado, su enfrentamiento no ha permitido aún revertir la enfermedad.

No obstante, al considerar la tasa de letalidad como indicador determinante en el tratamiento de la COVID, se aprecia que si bien la misma ha subido en los últimos meses, presenta –sin embargo- un cuadro mucho mejor que la mortalidad en el mundo (2.07%) y en América Latina (2.50%). De otro lado, al comparar la tasa de letalidad por millón de habitantes de Cuba, -que es 474.43 actualmente- resalta la eficiencia de sus protocolos médicos aplicados, ya que esta tasa en otros países desarrollados –que cuentan con múltiples recursos- es mucho más alta. En efecto, para EE.UU. la tasa es 1954.82; en Gran Bretaña alcanza 1 985.30; en Francia llega a 1 872.94; en España es de 1 725.88, mientras que en Brasil se dispara hasta  2 765.45.[2]

La proyección cubana para el control de la enfermedad descansa –básicamente- en la aplicación de vacunas contra la pandemia, unido a medidas de protección física que deberán mantenerse hacia el futuro.

Desde luego, en los resultados alcanzados por Cuba resaltan otros importantes elementos, además de la asistencia médica totalmente gratuita, entre los que destaca la producción de sus propias vacunas para enfrentar la pandemia, único país de América Latina en lograrlo. En efecto, se trabajó desde mayo del 2020 para producir cinco candidatos vacunales denominados Soberana 01, Soberana 02, Soberana Plus, Abdala y Mambisa, de los cuales ya Soberana 02 y Abdala ya se aprobaron en Cuba como vacunas, con un nivel de efectividad algo superior al 92% y que se han venido aplicando a la población masivamente. De tal modo, el nivel de vacunación del ciclo completo alcanza hoy el 33.8% de la población, con una producción autóctona de más de 14 millones de vacunas. [3]

En este sentido se espera que también poder concluir la vacunación de niños y jóvenes para el inicio normal del curso escolar en noviembre de este año y concluir el 2021 con toda la población cubana protegida con la vacuna anti COVID 19.

Lógicamente, con el rebrote de la pandemia en el presente año la incidencia de la COVID 19 en la actividad económica y social ha resultado mucho más significativa en comparación con lo ocurrido en el pasado 2020. Al hacer el balance del año, se informó que la enfermedad había alcanzado un costo de unos 1 300 millones de pesos y 100 millones de dólares en los gastos presupuestados del país. Pero el gasto en divisas en el 2021 ya alcanza 300 millones de dólares, y el Presupuesto estatal ha debido asumir más de 4 300 millones de pesos para el enfrentamiento a la pandemia, según la última información ofrecida al respecto.[4]

Actualmente, con una situación sanitaria más compleja, se registra una afectación relativa de mayor peso e importancia, especialmente en lo referido al empleo –por la cantidad de trabajadores que han visto interrumpida total o parcialmente su labor-, con la consecuente reducción de salarios. Por otro lado, el sector no estatal, que no ha recibido una compensación en sus ingresos para hacer frente a las consecuencias de la pandemia,[5] muestra también un nivel de afectación notable.

En estos momentos todo parece indicar que –según los pronósticos elaborados-, solo mediante la vacunación masiva de las personas será posible frenar la enfermedad y retornar gradualmente a la nueva normalidad a partir de los meses de noviembre y diciembre de este año.

Por último, cabe destacar que en este negativo escenario la Revolución Cubana no ha abandonado la práctica de la solidaridad que ha caracterizado su posición en el mundo durante muchos años. De este modo, 30 407 colaboradores cubanos lucharon contra la pandemia en 66 países en el 2020 y muchos continúan haciéndolo en el presente año, donde ya suman 57 brigadas médicas cubanas que se han movilizado especialmente contra la COVID en 40 países o territorios desde el inicio de la pandemia.

IV

Transcurridos ocho meses del 2021, la situación de la producción y los servicios en Cuba está reflejando los impactos externos debido a la crisis económica internacional y el bloqueo norteamericano, así como las consecuencias de la situación sanitaria del país y el resto del mundo. A lo anterior se suman también las insuficiencias y errores de un grupo de medidas de política económica aplicadas, que no han dado los resultados esperados.

En primer lugar, las mayores afectaciones muestran que las importaciones que debían asegurar desde finales del 2020 la continuidad en el desempeño de la economía durante los primeros meses de este año, solo se recibieron en un 60% de lo planificado, debido a que los ingresos en divisas solo alcanzaron el 55% de lo previsto el pasado año.[6] De este modo, en el año 2020 se ingresaron 2 413 millones de dólares menos que en el 2019, mientras que en el primer semestre de este año, los ingresos cayeron –en relación con igual período del año anterior- 481 millones. Es decir, que en 18 meses se han recibido 2 894 millones de dólares menos que en el 2019.[7]

En el cuadro Nº 2 puede observarse la enorme caída de las exportaciones (-20.5%) y de las importaciones (-7.6%) en el 2020.

En segundo lugar, los impactos de la no recuperación del turismo internacional provocaron ya, en los ocho primeros meses del 2021, una caída del 83.4% de los visitantes en comparación con igual período del año pasado, al registrarse solo 163 743 turistas al cierre de agosto, frente a 987 743 en el mismo período del 2020. [8] Ya en el pasado año los ingresos del sector se redujeron a 1 152 millones de dólares, lo que representa una caída del 56.4% en relación con el 2019.[9]

Tomando en cuenta los estimados internacionales y con lo ya ha acontecido al cierre de agosto de este año, así como la situación del rebrote de la COVID, en Cuba y el mundo, es difícil pensar en una recuperación significativa del turismo este año.

En tercer lugar, las limitaciones en la producción nacional de petróleo –que muestra un descenso en los últimos años- y la caída en la importación de combustible, tomando en cuenta las dificultades de la producción venezolana –debido en buena medida de las sanciones y el bloqueo del gobierno norteamericano- también ha repercutido negativamente en diversas producciones. En este sentido se reportaba que la importación de petróleo venezolano en junio fue solo de 35 300 bpd, frente a una entrega de 67 000 bpd en mayo, según datos de PDVSA[10] y de una cifra que llegó a 115 000 bpd en años anteriores.

El impacto de este conjunto elementos negativos ha provocado el incumplimiento de múltiples planes de producción. Así –por ejemplo- se ha informado que la producción azucarera de la actual zafra alcanzó solo algo más de 800 mil toneladas, frente a un plan estimado de un millón 200 mil TM, mientras que la producción promedio de níquel se mantiene promediando en unas 50 000 TM, sin crecer desde hace varios años.

No obstante, importantes inversiones se han mantenido avanzando. Tal es el caso de la referida a la generación eléctrica, que a lo largo del año sumará 400 MW en la capacidad instalada en las termoeléctricas del país. De forma similar, se ha mantenido la marcha del programa de construcción de hoteles para el turismo internacional, cuestión que ha sido debatida por diversos economistas que cuestionan la posibilidad de recuperar esas inversiones en los plazos previstos si se toman en cuenta los pronósticos para el avance del sector que hoy existen. En este sentido el director del Instituto de Investigaciones Económicas (INIE) del MEP señaló en una reunión reciente con el presidente Díaz Canel: “Los pronósticos de los organismos internacionales indican que la recuperación del sector no será posible hasta dentro de cuatro o cinco años y esta realidad, de la cual Cuba no está ajena, debe imponer una revisión de las estrategias de inversión, de las capacidades disponibles y de la demanda”.[11]

De igual modo, continúa aceleradamente la producción de equipos médicos para enfrentar la pandemia y avanzan exitosamente las pruebas y aplicaciones de las vacunas fabricadas en Cuba, para asegurar una producción que permitirá la inmunización total de la población en este año, así como un nivel de exportaciones superior de productos médicos.[12]

En todo caso al comparar el comportamiento de la economía a través de un grupo fundamental de indicadores, se aprecia cómo –de acuerdo con un conjunto de estimados internacionales y de datos provenientes de fuentes nacionales- se pronostica un crecimiento para el presente año de 2.2%, frente al plan del 6% previsto, con un modesto incremento de la producción agrícola del 1% y una leve caída de la producción industrial de -1.2%. También se observan las dificultades para cumplir con el pronóstico de 2 millones 200 mil turistas, cuando ya en la temporada alta del 2021 se registraron caídas muy fuertes, incluso sobre el ya afectado 2020, tal y como ya se expuso anteriormente.

Por otro lado, tomando en cuenta el incremento de las erogaciones que ha impuesto la pandemia y la reducción previsible de los ingresos fiscales, es de esperar que se incremente el déficit presupuestario. De igual modo, en los estimados se refleja un descenso significativo del saldo positivo de la balanza comercial, que si bien se mantiene con un resultado favorable, la caída impacta negativamente en el saldo de cuenta corriente.

En relación con el pronóstico de deuda externa y el servicio de la misma, habrá que incluir en el análisis los resultados del proceso de renegociación emprendido en el mes de junio con el Club de París cuando se disponga de más información al respecto. También es preciso conocer en qué situación se encuentra el pago de la deuda con otros importantes acreedores –como China y Rusia- así como la deuda comercial de corto plazo, cuya liquidación resulta clave para asegurar las importaciones cubanas.

Por último, el estimado de las reservas internacionales muestra un saldo de 2 560 millones de USD menos en relación con el 2019 y una reducción de 4 800 millones en el último quinquenio, lo que debe corresponderse con las enormes tensiones financieras que ha sufrido el país, especialmente en los últimos dos años y el uso emergente de estos recursos.

 

CUADRO Nº 2.- EVOLUCION DE LA ECONOMIA CUBANA 2019-2021

INDICADORES 2019 2020 2021 (E)
 

PIB

 

-0.2%

 

-10.9%

 

6.0 (P) / 2.2% (E)

AGRICULTURA -10,9 -23.5 1.0
INDUSTRIA -7.0 -14.7 -1.2
PROD. AZUCAR MTM 1 371 1.100 (E) +800 / 1 200 (P)
PROD. NIQUEL MTM 48 868 50 300 (E) 52 600
INVERSIONES MMP 9 485 9 068 11 063 (P)
TURISMO (V) M 3 071 1 856 2 200 (P)
TURISMO INGRESO MMUSD 2 645 1 152 1 200
P. PETROLEO MTM 3 323 3 206 (E) 3 069
DEFICIT FISCAL / PIB -6.2 -17.7 -18% (P)
EXPORTACIONES B&S -4.6% -20.5%
IMPORTACIONES B&S -2.9% -7.8%
BZA COMERCIAL MMUSD +1 661 + 902 +291
CTA CORRIENTE MMUSD (E) +1 073 +873 +165
DEUDA EXTERNA MMUSD (E) 29 785 28 696 28 615
IED MMUSD (E) 805 644 708
RVAS INT MMUSD (E) 9 763 8 253 7 203

NOTA: (E) Estimados. (P) Plan

FUENTES: ONEI  Anuario Estadístico de Cuba 2020 La Habana 2021 www.onei.gob.cu , EIU Cuba Country Report June 11 2021 www.eiu.com “Díaz Canel: Potenciar lo enaltecedor y “combatir la burocracia, la mediocridad, el acomodamiento” Julio 3 2021 www.cubadebate.cu y estimados del autor.

Cabe apuntar adicionalmente que durante el primer semestre de este año se registró una caída del PIB estimada en un 2%, según se informó por el Ministro de Economía y Planificación a inicios del mes de julio. No obstante, se logró un incremento en la exportación de bienes, pero decreció en relación a lo planificado la producción de arroz, frijoles, carne de cerdo y leche, aunque se cumple la de huevos y carne bovina.  La inversión extranjera directa tuvo una menor dinámica en este período.

En el Consejo de Ministros de junio el ministro de Economía y Planificación destacaría que  “tenemos escasez de oferta, básicamente de alimentos y medicamentos; hay un crecimiento de los precios minoristas por encima de los niveles diseñados en la Tarea Ordenamiento; y se manifiestan fenómenos de especulación, reventa, acaparamiento, lo cual hace que los precios reales que paga la población estén por encima de los oficiales.”[13]

Para los meses que restan del 2021 se espera contener la pandemia, lo que debe contribuir al inicio gradual de la recuperación de la economía a finales de este año, con un pronóstico de crecimiento del 4.1% en el 2022, según estimados de CEPAL[14].

(Continuará).

[1] Este trabajo se apoya en el “Resumen sobre la evolución de la economía mundial en el primer semestre de 2021” Agosto de 2021 www.ciem.cu

[2] Ver “COVID 19. Crisis del coronavirus” Septiembre 1º de 2921  www.expansión.datosmacro.com

[3] Existen convenios para la producción de las vacunas cubanas en otros países como Vietnam e Irán, entre otros.

[4]  Ver periódico Granma Dentro de la Revolución sigue existiendo espacio para todo y para todos, excepto para quienes pretenden destruir el proyecto colectivo” Palabras del presidente Miguel Díaz Canel en el 60 aniversario de Palabras a los Intelectuales del Comandante Fidel Castro” Junio 29 de 2021  www.granma.cu

[5] Las medidas adoptadas se limitan a una reducción de la carga fiscal básicamente.

[6]  Ver CUBAVISION “Intervención del Ministro de Economía y Planificación en la Asamblea Nacional del Poder Popular el 17 de diciembre del 2020” en CUBAVISION TV, diciembre 18 del 2020.

[7] Ver “Ministro de Economía y Planificación: El Estado cubano gasta cada centavo en el bienestar del pueblo” Julio 13 2021  www.cubadebate.cu

[8]  Ver “¿Cómo se prepara el turismo para la reapertura de fronteras?” Septiembre 9 2021 www.cubadebate.cu

[9]  Ver ONEI “Anuario Estadístico de Cuba 2020” La Habana, 2021   www.onei.gob.cu

[10]  Ver  CESLA “Aumentan las exportaciones de PDVSA en junio”  Julio 5 2021  www.cesla.com

[11] Ver “La ecuación de la economía cubana” Agosto 5 2021  www.presidencia.gob.cu

[12] Ver Radio Reloj “Cuba: Soñar y hacer” Marzo 16 2021 en www.radioreloj.cu

 [13] Ver CUBADEBATE Op. Cit.

[14] Ver CEPAL Ibid.

La economía cubana en 2021: entre la pandemia y el bloqueo (I)

José Luis Rodríguez
José Luis Rodríguez
Asesor del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM). Fue Ministro de Economía de Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap