fbpx
EFEMÉRIDES

Isidoro Malmierca: un consagrado a la Revolución, el periodismo y la diplomacia

Isidoro Malmierca Peoli era de poco hablar, pero cuando lo hacía se le escapa inteligencia, talento y cultura. Nunca hubo palabras hirientes o vulgares para quienes cometían errores o se oponían con cierta agresividad a sus criterios.

De manera calmada defendía con firmeza sus opiniones y miraba a los interlocutores fijamente, a través de sus grandes ojos azules. Escribió los libros: Cronología del Caribe y Setenta años por Cuba, en el último aparecen datos autobiográficos, a partir de la niñez hasta el último año de vida.

Era daltoniano o sea no distinguía la mayoría de los colores, por eso a veces lo hacía saber a manera de una broma.  Una vez le dijo a una secretaria que llevaba un vestido verde menta:  No uses ese vestido rojo si vas a un potrero donde hay un toro, la puedes pasar mal. Gustaba de las funciones del ballet y acerca del Lago de los Cisnes confesó haberlo presenciado en más de veinte ocasiones.

Dejo en el tintero otras anécdotas sobre Malmierca, hombre que apenas reía e impresionaba por la seriedad que envolvía su personalidad, de cuando trabajé en Granma, órgano del Partido Comunista de Cuba, del cual él fue fundador y su primer director (1965-1975). Al triunfo de la Revolución (1 de enero de 1959) se hallaba dirigiendo la revista Mella, de contenido y estructura muy atractiva para los jóvenes. Cuando se desempeñó como viceministro del Ministerio de la Pesca, fundó la revista Mar y Pesca, con precioso diseño y especializada en el mencionado tema.

El padre fue masón, lo que influyó en el hijo para que integrara la rama juvenil Asociación de Jóvenes Esperanza de la Fraternidad, y más tarde fuera designado secretario de la Cámara Nacional de esta organización. Después, militó en la Juventud Socialista, donde tuvo cargos de dirección, además de participar en eventos en el extranjero por el movimiento comunista internacional. Desde muy joven se opuso a los males y corrupción que tipificaban los gobiernos antes de 1959, especialmente al mandato de Fulgencio Batista.

Al pasar a las filas del Partido Socialista Popular, Malmierca se destacó por su aporte en disciplina y experiencia. Tras 1959, contribuyó al proceso de fusión de las tres fundamentales organizaciones políticas existentes, el Partido Socialista Popular, el Movimiento 26 de Julio y el Directorio 13 de Marzo, devenidas poco después en el Partido Comunista de Cuba.

Otras tareas de gran importancia le tocaron protagonizar en la historia del país. Fue el primer jefe del Departamento de Seguridad del Estado y fundador y viceministro del Ministerio del Interior.  Al crearse el Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) (1965), figuró entre sus miembros y luego, formó parte del Secretariado.

En 1976 fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores, cargo que desempeñó durante 15 años, es decir hasta 1992. En 1981 en una conferencia internacional, expresó: “… las prioridades de la política exterior de Cuba estaban encaminadas a combatir el apartheid en África del Sur, el sionismo en el Medio Oriente y el imperialismo en América Central”. Ese mismo año denunció la arrogancia colonial de Gran Bretaña y los Estados Unidos en el momento del conflicto de las Malvinas con Argentina. Del cargo de ministro fue relevado al encontrarse enfermo con cáncer de pulmón. Entonces, pasó a atender la revista Tip on Cuba.

Había nacido el 25 de septiembre de 1930 en La Habana y en su ciudad natal a la edad de 70 años, murió Isidoro Malmierca Peoli el 11 de agosto de 2001.

Angela Oramas Camero
Licenciada en Periodismo por la Universidad de La Habana. Es vicepresidenta de la filial de prensa de la Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC) y vicepresidenta del Club Martiano de prensa “Gonzalo de Quesada”
https://www.cubaperiodistas.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap