COVID-19. Reportes periodísticos

Covid-19: Candidatos vacunales cubanos (Parte II)

El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) —institución líder del inmunógeno cubano contra la Hepatitis B, protector ante el virus y sus potenciales consecuencias: padecimientos agudos y crónicos, cirrosis hepática y hepatocarcinoma primario—, tiene listos para fase de desarrollo clínico dos candidatos vacunales contra el SARS-CoV-2.

El primero de estos, Mambisa, de administración intranasal, busca activar un grupo de anticuerpos que garanticen una respuesta sistémica del organismo, ya demostrada en estudios con primates. El segundo, Abdala, de aplicación intramuscular.

Los expedientes de solicitud de autorizo para los ensayos clínicos con estos preparados han sido entregados a la entidad reguladora, dijo en días recientes el Doctor Eulogio Pimentel Vázquez, director general del CIGB, en el programa televisivo la Mesa Redonda.

El científico añadió que la institución cuenta con otros dos candidatos en etapas más tempranas de su desarrollo. “Uno basado en péptidos generados a partir de la bioinformática y otro que aprovecha una proteína del nuevo coronavirus. Previno, además, que a partir del estudio de estos candidatos pueden surgir otras combinaciones.

En un recuento sobre las potencialidades del CIGB, Pimentel explicó que en la institución han sido desarrolladas varias vacunas y proyectos, y que actualmente trabajan en preparados profilácticos contra el dengue, el zika y el VIH. Por otra parte, subrayó los vínculos del centro con proyectos de vacunas de enfoques terapéuticos relacionados con la Oncología y enfermedades infecciosas.

Otras capacidades de la institución —explicó— están diversificadas en la producción de ingredientes activos de las vacunas en sistemas como bacterias, levaduras, plantas u organismos superiores. También en la síntesis química de productos.

A través de la bioinformática, en el CIGB son modelados fragmentos de proteínas que pueden tener efecto en el potencial del organismo humano para generar respuesta inmunológica, agregó. Y, asimismo informó que, recientemente, fue inaugurada en sus instalaciones una planta industrial para la producción de péptidos sintéticos.

Las condiciones descritas por el director general del CIGB explican la influencia que esos sustratos ejercen en el tránsito de la institución por los terrenos de innovación científica, y de la propia organización de los procesos. En tal sentido, la integración con otras entidades también ha significado un pilar.

En opinión de Eduardo Martínez, presidente de BioCubaFarma, no existen dudas de que Cuba tendrá éxito con más de una vacuna. Y aseguró que están aseguradas las capacidades productivas para vacunar a nuestra población y también para suministrar el producto a otros países.

Al concluir, el Doctor Martínez dijo que los científicos del país también buscan alternativas para prever una mutación del virus capaz de resistir las primeras vacunas. “Para ello trabajan en el desarrollo de otros antígenos que pudieran incluirse en nuevos candidatos vacunales”.

(Tomado de Cuba en Resumen)

Flor de Paz
Flor de Paz
Periodista. Directora Cubaperiodistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *