CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

Wikipedia: no es oro todo lo que reluce (Parte I)

Por Eva Lagunero

Al igual que las redes sociales Facebook y Twitter, Wikipedia, que se presenta como enciclopedia abierta y democrática, está en realidad controlada por un pequeño grupo de personas al servicio de las elites capitalistas occidentales.

Por este motivo elabora listas negras de personas, medios y otras entidades con perspectivas que no se ajustan a las tendencias políticas que aquellas favorecen. Recientemente Wikipedia ha censurado y calificado como “poco o nada fiables” a medios estadounidenses críticos con la política interior y exterior de Washington, pero que respetan los estándares de un periodismo riguroso de investigación, como son The Grayzone o MintPressNews.

Wikipedia es una de las páginas web más visitadas del mundo. Para cualquier tema, es la primera que aparece en buscadores como Google. Es de lejos la principal fuente de información de la población mundial. Wikipedia publica en varios idiomas, aunque la versión en inglés es la más nutrida y a ella nos ceñiremos en este artículo.

¿Quién maneja Wikipedia?

Aunque Wikipedia se presenta como una enciclopedia abierta en la que cualquiera puede editar, en realidad está controlada por un pequeño grupo de administradores y editores. Un estudio académico descubrió que, desde 2001 a 2010, el 80 por ciento de las ediciones en Wikipedia fueron realizadas por un 1 por ciento de usuarios. De hecho, las propias estadísticas de Wikipedia muestran que son poco más de 3.000 editores en todo el mundo los que están “muy activos” en la página; es decir: aportan más de 100 entradas al mes. Esto sugiere que Wikipedia no es el foro descentralizado y democrático de información que presume ser.

Más preocupante si cabe es que determinados gobiernos, agencias de inteligencia y grandes empresas ejercen una notable influencia en Wikipedia. La CIA, el FBI, el Departamento de Policía de Nueva York, el Vaticano y petroleras como BP, entre otras entidades, suben directamente entradas a Wikipedia o bien contratan a editores de la página para que den una imagen amable de sí mismas. Entre los clientes de estos servicios están Facebook, el medio NBC y los multimillonarios estadounidenses hermanos Koch. Del mismo modo, el político de extrema derecha israelí, Naftali Bennett, ha organizado cursos para nuevos editores de Wikipedia dispuestos a difundir propaganda sionista. Hay toda una industria doméstica de propagandistas, relaciones públicas y mercenarios digitales que no hacen ascos a manipular la información si se les paga lo suficiente.

Hay, además, un grupo algo mayor de editores favorables a la política exterior estadounidense que invierten muchas horas en Wikipedia censurando y distorsionando determinados contenidos para favorecer su agenda política. Son estos los que dirigen campañas para borrar de Wikipedia las entradas de numerosos periodistas y medios críticos. Por ejemplo, la página del popular espacio del comentarista estadounidense Kyle Kulinski en YouTube ha desaparecido a consecuencia de una campaña de presión de extremistas de derechas. Pero no es el único. En realidad, las normas de Wikipedia son papel mojado, especialmente cuando se trata de medios o personajes que muestran tendencias izquierdistas o contra el imperialismo estadounidense.

La plataforma no cuenta con mecanismos para llamar al orden a estos editores censores. Si se da la rara ocasión de vetar a un editor, este simplemente crea una nueva cuenta y, si se bloquea su dirección de IP, recurre a un ordenador nuevo para editar. El sistema se lo pone fácil a unos pocos usuarios para hacer que las entradas se ajusten a sus intereses y excluir las que no lo hagan.

Las clasificaciones de Wikipedia

Wikipedia mantiene una lista oficial de “fuentes fiables”, que son las que se permite a los editores citar en una entrada. Y es el pequeño grupo de editores y administradores, con el tiempo libre que no tienen otros muchos usuarios, el que decide qué fuentes son las “fiables”, sin que en este proceso haya una entidad supervisora independiente.

La lista de fuentes consiste en una clasificación jerarquizada por color y calificación, que valora lo correcto o acertado de cada medio de información. Así, en el espectro de medios en inglés, encontramos en color verde a todas las grandes empresas mediáticas calificadas de “generalmente fiables”: The Associated Press, Reuters, New York Times, Washington Post, Wall Street Journal, Fox News, CNN, BBC, The Guardian, Bloomberg, The Atlantic, The Daily Beast, BuzzFeed y The Intercept.

Sobre las fuentes señaladas en amarillo se supone que no hay consenso y en esta categoría Wikipedia incluye a medios como VICE, Cosmopolitan, Daily Mirror, Democracy Now, CounterPunch y think tanks como Center for Economic and Policy Research.

Los que Wikipedia considera “generalmente no fiables”, señalados en rojo, son los medios alternativos como AlterNet, The Canary y Electronic Intifada. A estos se les califica como “fuentes partidistas”. En este grupo también incluyen a medios de derechas como The Blaze, Daily Wire y Quillette, junto a otros de tendencia libertariana como Zero Hedge. En los “generalmente no fiables” entra también WikiLeaks, cuyos documentos dudan si son “genuinos o manipulados” y se prohíbe su uso como fuente en las entradas.

Wikipedia también aplica un doble rasero con los medios total o parcialmente públicos. Los que pertenecen a países aliados de Estados Unidos, como la BBC, o los que son favorales a sus intereses como Al Jazeera, reciben el sello verde de “generalmente fiable”. Pero los pertenecientes a gobiernos que EE.UU pretende derrocar, como TeleSur, RT, HispanTV y PressTV, caen en la clasificación de “fuente desaprobada” señalados en rojo oscuro.

El equipo que está detrás de la censura a The Grayzone

Un caso especial, señalado en rojo oscuro, es el de un puñado de publicaciones insertas en la lista negra de Wikipedia como “fuentes desaprobadas”. En ella se encuentran, entre otras, The Grayzone y MintPressNews, dos medios independientes de periodismo de investigación que destacan por el rigor de sus artículos y reportajes, en los cuales siempre figuran las fuentes para poder constrastar. En realidad, que estén en la lista negra sólo responde al intento de silenciar a medios que no responden a la línea política de los editores de Wikipedia, ya que estos no aportan ni un solo ejemplo concreto de inexactitud o fabricación en su producción. Tampoco Wikipedia les ha pedido nunca que corrijan o se retracten de su supuesta información falsa.

The Grayzone ha publicado un número de reportajes sobre Venezuela basados en información obtenida sobre el terreno, incluida una entrevista a Nicolás Maduro. Especialmente detallados fueron los artículos relativos al intento de toma de la embajada de este país en Washington, en clara violación de las leyes internacionales, por parte del equipo del “presidente interino”, Juan Guaidó, nombrado por Donald Trump, así como también los que hicieron un seguimiento del grupo de “defensores de la embajada” que se mantuvieron dentro de ella para impedir el asalto, como informamos en su día.

Por ello no es de extrañar que el grupo editor de Wikipedia que ha propiciado la censura de The Grayzone tenga estrechos vínculos con la oposición de derechas venezolana así como con grupos sionistas.

En agosto de 2019, el editor cuyo usuario es MaoGo, que más tarde cambió a ReyHahn, inició el debate “sobre lo fiable de The Grayzone”. En su perfil, MaoGo/ReyHahn declara abiertamente que los miembros del grupo son venezolanos y sus entradas evidencian el firme apoyo a la oposición derechista del país. ReyHahn, de hecho, invierte muchas horas al día en editar páginas relacionadas con Venezuela en Wikipedia.

Sobre los contenidos de The Grayzone, MaoGo/ReyHahn no citó un solo ejemplo de información poco fiable. Toda su queja se basó en que tres miembros de la redacción, Max Blumenthal, Ben Norton y Anya Parampil, habían participado en el Foro de Sao Paulo y en unos comentarios personales de Norton hechos fuera de su trabajo periodístico.

Otro de los miembros del equipo censor de The Grayzone es el usuario Rosguill, un autocalificado socialista con un obsesivo sesgo anti-comunista. Según Rosguill, The Grayzone es “menos que fiable”. Como prueba alegó que el medio había publicado que el gobierno de EE.UU había financiado al grupo serbio Otpor, cuando el mismo New York Times admitió en 2000 que la USAID, la NED y el Instituto Republicano Internacional habían inyectado millones de dólares a esta organización e, irónicamente, así lo reconoce su propia página en Wikipedia.

Junto a los mencionados, se halla el editor pro-israelí de Wikipedia BobfromBrockley, cuyo nombre real es Ben Gidley. Este es un académico británico partidario de la OTAN, que en un “Parlamentary Inquiry Into Antisemitism” de 2015 afirmó que quienes protestaron por la masacre de Israel en Gaza en el año anterior lo hacían por su “odio a los judíos”.

El equipo censor lo integran también los editores Snooganssnoogans y Neutrality. El primero ha llegado a afirmar que el popular programa del cómico estadounidense Jimmy Dore es “un show de extrema izquierda conspiratorio”, cuando en realidad responde al perfil del estadounidense de a pie que desconfía de lo que le cuentan los medios corporativos, critica al establishment demócrata, aboga por la sanidad pública universal, por el aumento de salarios, el control comunitario de la policía y el cese de las guerras en el exterior. Esto lo considera Snooganssnoogans ser de “extrema izquierda”.

Neutrality, por su parte, es el administrador de la Wikipedia en Inglés, lo que le otorga un poder especial. En sus entradas se puede ver que es uno de los que fomentan el llamado Russiagate, la alegada interferencia del Kremlin en las elecciones presidenciales de 2016, que dieron la victoria a Donald Trump, así como su ferviente oposición al actual gobierno de Venezuela.

Todos los editores citados se embarcaron asimismo en la censura al medio Venezuelanalysis, al que valoraron como “generalmente no fiable para las informaciones factuales”.

Así es como funciona la estrategia de las listas negras en Wikipedia. Un grupo minúsculo pero muy cohesionado de editores ejerce la censura a los medios cuya información no se adapta a sus tendencias políticas, echando mano de cualquier falsedad para saltarse las normas de la web. Esto hace pedazos el principio de neutralidad. Wikipedia y la Fundación Wikimedia que la dirige han demostrado muy poco interés por resolver este problema. Con su silencio aprueban la censura global orientada a borrar o denigrar cualquier tipo de información o puntos de vista que vaya contra los intereses de la política oficial de Washington.

En una segunda entrega, profundizaremos en los perfiles del fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, y la directora ejecutiva de la Fundación Wikimedia, Katherine Maher. (Tomado de Canarias Semanal).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *