CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

La arquitectura en la agenda de un festival para cinéfilos

Un recorrido arquitectónico e histórico por múltiples salas de proyección capitalinas también se materializó en la 41 edición de la fiesta cinematográfica de cada diciembre habanero, con la presentación del texto Los cines de La Habana.

El libro, perteneciente al catálogo de Ediciones Boloña, sello editorial de la Oficina del Historiador de la Ciudad, llegó por segunda ocasión al público (ahora a los amantes del séptimo arte) este 12 de diciembre, en la Casa del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano.

Para las autoras, Marisol Marrero y María Victoria Zardoya, ingeniera civil y arquitecta, respectivamente, el volumen es un canto a las nostalgias que provocan los cines en la memoria colectiva de la urbe habanera. Marrero compartió que el tema tuvo su génesis en el año 2001 con su tesis en opción de título de Máster, investigación que acompañó Zardoya en calidad de tutora.

Asimismo, dijo que con el cúmulo de información resultante y alentadas por lo atractivo del tema decidieron embarcarse en la aventura de un libro, proceso investigativo que les llevó más de diez años y el azaroso camino editorial culminado en Boloña.

Por su parte, Zardoya resaltó que este no es un texto sobre cinematografía, sino acerca de las edificaciones que le dan cabida. Sin embargo, destacó que se aborda el cine como negocio y fenómeno cultural que propició el crecimiento de ciertos barrios de la ciudad a partir de sus salas; y subrayó que, como autoras, estarían satisfechas si la obra en alguna medida contribuye al rescate de alguna de dichas edificaciones, en malas condiciones.

Junto a imágenes de archivo, la gran apoyatura gráfica que sustenta y distingue al libro proviene del lente del reconocido fotógrafo cubano Julio Larramendi y de otros colaboradores; se suman al equipo de realización la editora Silvana Garrido y el diseñador Mario Masvidal.

“Méritos sobran en Los cines de La Habana”, acentuó la Doctora en Arquitectura e investigadora Ángela Rojas, quien apuntó que el estudio constituye un remedio contra el olvido y la desidia, un homenaje a estos templos del ocio que son parte de nuestro patrimonio material.

Fotos: Yoandry Avila.

Para Iván Giroud, presidente del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, el libro se realza como una joya de la historia del cine nacional; y es, igualmente, una contribución de Boloña a la reconstrucción de la memoria colectiva de la nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *