OTRAS NOTICIAS

Políticas públicas y su instrumentación

DSC_0949
II Coloquio de Políticas Públicas de Comunicación. Foto: Yoandry Avila

En el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, sesiona hasta mañana el II Coloquio de Políticas Públicas de Comunicación, donde los asistentes reciben una visión contemporánea del papel de la comunicación política en Latinoamérica.

¿Qué es comunicación política?, y ¿Cómo la comunicación se enfoca desde el poder?, fueron dos interrogantes a las cuales el profesor Pedro García- Espinosa, del propio Instituto,, se propuso darle respuesta, con su conferencia “Oportunidades y cambio. Discursos y desestabilización”.

Dejó muy claro que la comunicación política es el ejercicio para garantizar el poder, ya que la comunicación tiene una estrecha relación con la política, pero no la define  ni la corrige.

Enfatizó en que ninguna propuesta política es perfecta, pero todos los actores políticos tienen que tener en cuenta en su rol, la comunicación, por lo que ese proyecto político pasa por el poder, la realidad, el diálogo y la influencia.

El mundo actual es muy cambiante, comentó, de ahí que la comunicación política se encuentre en una encrucijada en la cual hay que desechar, en muchas ocasiones, los viejos manuales, porque la dinámica y los proyectos no se pueden definir a largo plazo, sino para el diario o futuros muy mediatos.

Al analizar los complementos de esta comunicación política, enfatizó en la realidad, el estímulo y el pensamiento social, como una cadena, cuyos resultados dependen uno de los otros eslabones.

Son tiempos, especificó García-Espinosa, en los cuales el político no se puede basar solamente en los hechos de lo que hace, tiene que hablar, construir diálogos, demostrar hechos, contrarrestar los ataques y saber anteponer sus programas al del contrario.

Argentina y Venezuela.

Aunque son dos países con regímenes diferentes, en ellos se dieron convergencias políticas en las cuales los  entes en el poder tuvieron diversas fallas en sus estrategias comunicativas hacia los actores sociales.

Mauricio Macri, en el caso argentino, se apoyó en una estrategia para asegurar que, “el cambio es posible”. Para ello utilizó cuatro grandes mensajes: el abrazo alegre para todos; el sentimiento profundo; la familia, sin ella no es posible; y escuchar, entender, ser parte y gobernar para todos.

En cambio Venezuela, sufre una agudización de sus conflictos internos desde la muerte de Hugo Chávez, la cual se intensifica con la campaña por los escaños de la Asamblea Nacional, perdida por el chavismo.

En ambos casos, afirmó García-Espinosa, el discurso ideológico no se pareció a la vida. Al igual que la comunicación, el discurso político tiene que parecerse a la realidad del país y de sus ciudadanos.

Cuba

La realidad de nuestro país y cómo transcurre el discurso político y los procesos comunicacionales, también estuvieron en el análisis de esta mañana.

Los presentes coincidieron en la necesidad de no ceder terreno en el plano comunicacional, para lo cual los medios de prensa del país precisan implementar estrategias más atrevidas, ante el nacimiento de medios alternativos que pueden llegar a ocupar los espacios vacíos de información.

Como conclusión de esta segunda jornada, sesionó un panel impartido por los profesores Roger Ricardo Luis y Olga Rosa González, sobre la temática “Medios de comunicación, plataforma contraofensiva de la derecha en América Latina. Caso Venezuela”.

 

 

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba