OTRAS NOTICIAS

Cierra proceso XI Congreso de la Upec en las delegaciones de base de Santiago de Cuba

Luego de intensas y fructíferas jornadas de debate, concluyeron en Santiago de Cuba las Asambleas en las delegaciones de Base, como parte del proceso del XI Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

Acompañados en cada sesión de trabajo por el presidente nacional, Ricardo Ronquillo Bello y homóloga en la provincia Lourdes Palau Vázquez, los periodistas santiagueros pusieron bajo la lupa las principales problemáticas que afectan su trabajo y especialmente la búsqueda de soluciones alternativas para resolverlas.

En las 14 delegaciones con que cuenta el territorio se valoró de manera positiva la inserción de los medios de la provincia en el actual contexto comunicacional, especialmente su presencia en el entorno digital, aspecto que no siempre se logra por la obsolescencia de las tecnologías, la falta de equipamiento imprescindible, sobre todo en la radio, así como la necesidad de acelerar los procesos de integración de las redacciones, a partir de una mayor flexibilidad del plantilla para enfrentar estos retos.

El acercamiento de las agendas editoriales cada vez más a las necesidades de los públicos, atendiendo a los alcances de cada uno de los medios, especialmente en los municipios, centró la atención en varias asambleas, haciendo un llamado a lograr un mayor nivel de participación de las comunidades, a una mayor diversidad de las historias de vida, así como al reflejo de la realidad de una manera crítica, pero con el aporte de las soluciones que aporta el pueblo.

Las relaciones con organismos e instituciones de los territorios de la provincia, motivó también el análisis de los periodistas, en tanto se ha ganado en la presencia de las principales autoridades a cada nivel, sin embargo esa tendencia debe extenderse a los cuadros en otros niveles, especialmente a los representantes de las entidades que más inciden en los planteamientos de la población.

A propósito de este tema se recordó el análisis del Anteproyecto de Ley de Comunicación Social, en que se da respaldo legal al accionar de los profesionales de la comunicación. El análisis de instrumento legal que por primera vez organiza el sistema de medios en Cuba utilizando un marco jurídico, recordó a los colegas del gremio el reto que significa, no solo aprovechar esta oportunidad para modificar muchas de las rutinas productivas, sino para la forma en que las organizaciones empresariales, políticas, sociales y de masas enfrentarán los desafíos de su responsabilidad pública con la información.

No pocas reflexiones de las asambleas santiagueras se refirieron a la situación de los recursos, tanto materiales como financieros que hoy atentan contra el desarrollo más eficiente de la labor periodística, especialmente en momentos tan complejos de la guerra mediática que vive el país. Aunque existe comprensión de las actuales circunstancias en las que vive el país, se abogó por la búsqueda de otras alternativas para las solución de algunas de esas problemáticas, buscando opciones en los territorios, modificando algunos mecanismos de carácter nacional y sobre todo, con un mejor seguimiento al tratamiento de esos problemas en alianza con las autoridades de la provincia.

En varias oportunidades se trató el tema del cambio en los modelos de gestión de los medios, como vías para estar listos en las transformaciones que se anuncian para la Comunicación Social y como posibilidad para resolver algunos de los problemas materiales que se plantean. En tal sentido las explicaciones oportunas del Presidente de la organización, amplió la información a los afiliados sobre los experimentos que ya comienzan a emprenderse, así como otras medidas que se estudian en relación con el sistema de medios.

Otro de los temas que ocuparon la atención en las Asambleas estuvo relacionado con la continuidad del sistema de superación y capacitación de los periodistas, aprovechando también las posibilidades que brinda la Universidad de Oriente, así como el trabajo para sistematizar la categorización de los periodistas tutores, una mayor presencia de estos en la actividad docente del Alma Mater, así como un ejercicio más consciente y profesional como vía para que las prácticas laborales de los futuros estudiantes, se conviertan en elementos motivadores de la profesión.

Igualmente se trató el tema de la estabilidad de la fuerza laboral en las redacciones, el trabajo para motivas a los jóvenes periodistas, así como la importancia de la función social de estos en los momentos actuales.

Aprovechando la presencia aquí del Presidente Nacional de la organización, se entregaron los certificados del Premio y Menciones del Concurso “26 de Julio” a Yailén Aguilar y Camilo González, en tanto la Universidad de Oriente recibió en Premio a la Dignidad que confiere la organización como homenaje a su 75 aniversario y a los 52 años de trabajo en la formación de periodistas de varias regiones del país.

En sus reflexiones compartidas con los periodistas Ronquillo Bello se refirió a las oportunidades que ofrecen el nuevo Anteproyecto de Ley de Comunicación, la creación del Instituto de Información y Comunicación Social, así como el inicio de los experimentos para el cambio en los modelos de gestión. En varias oportunidades recordó a Fidel y su preocupación permanente por los periodistas, y ratificó la confianza en la prensa santiaguera que ha sabido mantener su trabajo a pesar de las dificultades y a la que corresponde ahora dar un salto para enfrentar los retos del nuevo escenario comunicacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *