fbpx
PERIODISMO DEPORTIVO

Ese joven de 84 años llamado Lázaro Betancourt

Lázaro Betancourt Mella es uno de los más destacados colaboradores de la prensa deportiva tanto en las redes sociales como en la radio y la televisión, más allá de la presencia. En bastantes ocasiones es manantial de conocimientos, en especial para los más jóvenes periodistas. Les muestra realidades, los saca de errores, les enseña caminos, en una relación respetuosa:  intercambia, aprende de ellos. El nacido en Matanzas el 30 de julio de 1936, es también el vicepresidente del ámbito de las lides del músculo en la Unión de Historiadores de Cuba en La Habana.

Le digo, tú no tienes 84: eres un hombre de 20 años cuatro veces y cuatro abriles más, porque te bates como cuatro muchachones por el deporte cubano y agregas la experiencia acumulada. No solo es un amor enorme por la actividad sino el saber. No cayó desde las nubes, vallista con éxitos, después de despedirse del deporte activo se desarrolló en las funciones de profesor y funcionario.

Ha tenido la dicha de que su corazón no se secara ante el desconocimiento y el olvido: a gente como él, combativo, de opinión propia, alejado del sí sí , hay quien quiere negarle hasta el agua. Fue exaltado al Salón de la Fama del Atletismo de Centroamérica y del Caribe en el 2005. Y, ante  todo, es admirado y querido por expertos y aficionados verdaderos en Cuba e internacionalmente. Entre ellos, estoy yo que he estado y estoy junto a él en muchísimas batallas, que ya desde su labor competitiva debió efectuar. Paso a narrar una de ellas.

Campeón de los 110 con vallas en los IX Centrocaribes de  Kingston 1962 con 14 .2; campeón también con su delegación al hacer correr bien golpeados a un grupo de gusanos que osaron atacarla allí. De nuevo compite. Más nivel: Panamericanos de Sao Paulo 1963, los cuartos. El corredor tiene un extra para correr más duro. Se estremece  al observar las vallas. Coloca su bloque de arrancada. Recuerda que algunos no lo querían traer aquí para representar a Cuba. Varios en la prensa salieron al paso de los descreídos. El entrenador también estuvo de su parte. Conoce muy de cerca de lo que es capaz su discípulo, por encima de opiniones aledañas al buró.

A él y a los periodistas que lo apoyaron, el atleta les debe también una buena actuación. Y a sí mismo, para burlarse de los desconfiados. ¡El disparo! Hacia la meta. Tanto como la ciencia y los músculos, los sueños aprietan el acelerador. El  estadounidense  Blaine Lindgreen es el primero en llegar con 13.8. Inmediatamente después entra su coterráneo Willie May (14),  a pesar de su galardón plateado en Roma 1960 (13.8). Bronce para el velocista en el que no todos creían: Lázaro Betancourt Mella: 14.2

En Tokio 1964, los XVIII Juegos Olímpicos, llegó a semifinales. Del béisbol en su provincia natal había pasado para la pista: cambio victorioso. Colgó los pinchos después de su combate olímpico en Japón. Ya tenía heredero en su prueba: Juan Morales.

Apoyó a su sucesor porque, aunque quería dedicar más tiempo a la familia, jamás le dio la espalda al deporte y a los nuevos valores. Y Juan Morales en San Juan 1966 no le hace quedar mal: tercero con bronce con 14.5 a pesar de las vicisitudes sufridas por culpa de los yanquis que usaron sus tentáculos sobre el estado asociado en sociedad explotadora, para evitar la presencia de la delegación de la Mayor de las Antillas..

Ese vaivén del mar molestando los estómagos, tener que entrenar en la cubierta del barco Cerro Pelado, tantas inquietudes…, pero sobre lanchitas después de saltar a ellas desde la motonave, sobre aguas encrespadas, arribaron Juan, como contendiente;  Lázaro, como entrenador. Ambos tienen el honor de pertenecer a la Delegación de la Dignidad.

Los dos han seguido siendo dignos. Morales, en virtud de sus logros en las lides del músculo, con el subtítulo del relevo 4 x 100 en Ciudad de México 1968 a la vanguardia de estos, también resultó ascendido en el 2005 al mismo Salón de la Fama de su maestro y antecesor en las pistas.

One thought on “Ese joven de 84 años llamado Lázaro Betancourt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap