fbpx
PERIODISMO CULTURAL

La pasión por la cerámica y la imagen de Martí

En Nazario Zalazar Martínez el arte de moldear el barro camagüeyano se complementa con la visualización  multiplicada de la imagen de José Martí, desde pinturas en pequeño formato hasta la ceatividad con recursos de la fotografía digital.

Muchas huellas ha dejado a su paso Nazario Salazar durante casi sesenta años de vida artística. Desde la escuela nocturna de arte, aledaña al museo provincial Ignacio Agramonte, mantiene su carácter conversador y afable y siempre da gusto encontrar su rostro sonriente, solícito, en una exposición, evento cultural, o simplemente en una de las calles del laberíntico trazado de la ciudad de los tinajones.

Domina el barro -tesoro de la alfarería secular utilitaria y artística de la región- hasta convertir en singulares jarrones, lámparas y ánforas, calados con un estilo único.

Renovó, junto a otros artistas, en los años setenta del pasado siglo, la tradición ceramista local y es uno de principales exponentes en veinticinco países y variados eventos.

En los últimos tiempos ha impresionado a lugareños y visitantes con un acentuado reflejo de la imagen de José Martí, el Apóstol de la independencia cubana, relacionada con la floresta y la fauna autóctona, ya bien en la defensa a ultranza del proyecto miniaturista “Colibrí”, como en la búsqueda creativa en otras manifestaciones visuales.

Durante más de diez años Nazario se ha consagrado a la experimentación artística en torno a la imagen del Héroe Nacional de Cuba, según destacó en una oportunidad la periodista y ensayista Yanetsy León González, pues «… ha ocupado un importante lugar en su vida, desde que el padre le gestionó su primera biblioteca particular de treinta libros, entre los que estaba La Edad de Oro».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap