fbpx
COLUMNISTAS

Rusia en 2020: Un manejo efectivo de la crisis (I)

I

Además de los problemas estructurales de larga data, varios elementos externos continuaron teniendo un notable impacto negativo en la economía de Rusia, entre los que se destacan las sanciones de Occidente derivadas del conflicto ucraniano y la abrupta caída de los precios del petróleo, lo cual explica el 67% del shock que sufrió la economía entre 2014 y 2015 y más del 60% del valor de las exportaciones. En este sentido cabe apuntar que los precios del barril de petróleo promediaron en el 2019 solo 60 dólares y esta tendencia a la baja se intensificó en el 2020, con un pronóstico de solo 41USD en el año.[1]

Estas caídas en los precios obligaron a la disminución de la producción en Rusia en el marco de la política de la OPEP + Rusia para tratar de recuperar los precios, luego de que en el 2019 se logró la extracción promedio de 11 millones 430 mil barriles diarios. No obstante, ante la caída de la demanda, la producción en octubre de 2020 se encontraba en 9 millones 326 mil barriles, llegando a algo más de 10 millones en noviembre, cifra inferior en alrededor de un 12,5% a la del año anterior.

Por otra parte, se ha extendido nuevamente el paquete de sanciones que viene aplicándose contra Rusia desde 2014. Sin embargo, las medidas implementadas por Occidente y las contramedidas puestas en práctica por Rusia muestran una tendencia en algunos países de la Unión Europea que apunta a suavizarlas,[2] debido al negativo impacto económico que las mismas provocan, ya que se calcula que se han producido pérdidas por 100 mil millones de euros desde que comenzaron las sanciones. De ellos corresponden unos 60 mil millones a Rusia y 40 mil a la UE. Al respecto –según fuentes rusas-, se ha logrado sustituir satisfactoriamente entre el 60 y el 70% de los alimentos sancionados con producciones nacionales.[3]

A lo anterior debe añadirse la reciente decisión de EEUU de implementar sanciones a todas las entidades involucradas en la construcción del gasoducto Nord Stream 2, y contra el Turkstream, lo cual ha provocado fuertes reacciones en Alemania y Turquía. En ambos casos estas sanciones han provocado retrasos, pero las obras se encontraban al 94% de ejecución al cierre de este año.[4] En resumen, Europa recibe un 33% del gas que consume desde Rusia, lo cual inquieta a Estados Unidos, que aspira a dominar ese mercado.

Desafortunadamente el escenario político internacional ha continuado deteriorándose, ya que se ha intensificado la política de la OTAN para acercar sus fuerzas a las fronteras de Rusia, se mantiene latente el conflicto en torno a Siria y un efecto de todo ello ha sido el emplazamiento de nuevos cohetes en el enclave de Kaliningrado, así como la intensificación de la confrontación con EEUU

Esta confrontación se ha agudizado especialmente en torno a la retirada unilateral norteamericana del  tratado INF,[5] así como por la aparición de nuevas armas tácticas nucleares. Un nuevo enfrentamiento se ha acerca al vencerse el tratado Nuevo START III (Tratado de Reducción de Armas Estratégicas) firmado en 2010 y que caduca en febrero de  2021, ya que Estados Unidos demanda que se incluya a China en el mismo, cosa que no se acepta por la potencia asiática.[6]

De igual modo, en meses más recientes se ha incrementado la campaña anti-rusa, especialmente en los medios estadounidenses.

En ese contexto los gastos militares de Rusia se incrementaron  nuevamente en 2019 –hasta 65 103 millones de dólares- ocupando el cuarto lugar en el mundo, aunque muy por debajo del máximo de 88 353 millones alcanzado en 2013, pero se mantiene en lo esencial el Programa de Armamentos 2025, que debe asegurar la modernización de las fuerzas armadas del país, a pesar de la rebaja en el presupuesto militar que se observa.[7]

Por otra parte, el gobierno ha continuado impulsando la Unión Económica Euroasiática (UEE) y recientemente se ha anunciado que existen 40 estados que han mostrado interés en la misma. Al respecto resalta el interés ruso para empalmar los proyectos de la UEE y la Ruta de la Seda de China, especialmente en lo referido al establecimiento de una zona de libre comercio entre los dos países. Entre China y Rusia el intercambio comercial alcanzó un estimado de 110 750 millones al cerrar el 2019.[8]

No obstante, todo lo alcanzado hasta finales del pasado año se puso a prueba con el advenimiento de la COVID-19.

II

La enfermedad de la COVID ha golpeado prácticamente a todos los países del mundo, pero el impacto no ha resultado igual para todos.

Tomando en cuenta la información precedente, la estrategia frente a la pandemia ha estado asociada  a la disponibilidad de recursos suficientes para enfrentarla, donde resulta determinante el desempeño económico de Rusia en años recientes.

En este aspecto se aprecia que en el 2019 se pronosticó  que una tendencia positiva se mantendría a corto plazo y se apoyaba para ello en la evolución más favorable de la demanda interna. Si bien esta fue favorecida por una inflación que se mostró baja y estable, el ritmo de incremento del consumo se ha mantenido en cifras moderadas y los ingresos reales de la población en el 2018 estaban todavía un 2% por debajo de los alcanzados en el 2011.

TABLA Nº 1.- EVOLUCIÓN MACROECONÓMICA DE RUSIA 2019-2022 (%)

 

  2019 2020 (P) 2021 (P) 2022 (P)
PIB 1,3 -4,0 / -4,1 2,6 / 2,8 3,0
-Agricultura 4,0 *3,3
-Industria 2,4 *-2,9
-Servicios
Consumo 2,3 -6,2 3,1 3,8
Formación Bruta de Capital Fijo (Inversión bruta) 1,4 -6,0 2,5 4,6
Saldo Fiscal / PIB +1,7 / +1,9 -4,6 / -5,3 -2,6 / -3,0 -1,2
Saldo de CC / PIB 3,8 1,2 / 2,0 1,8 / 2,7 2,4
Fuga de capitales (privados) (mil MMUSD) 33,8 **16,8
Inflación 1,9 / 3,0 1,5 / 3,4 1,9 / 3,7 4,0
Precio promedio del Petróleo (USD / barril)*** 60,00  41.00 44,00 50,00
Exportaciones -6,2 ****-26,4
Importaciones 1,9 ****-8,4
Tasa de Desempleo 5,3 *****6,3 5,2 4,7
Índice de Pobreza 11,7 ******13,2

NOTA: (P) Pronóstico * Enero-Septiembre 2020. ** Enero-Marzo 2020. *** Promedio de todos los marcadores ****Bienes en el III trimestre *****Octubre ******Junio

FUENTES: World Bank Russia Economic Report Nº 44 December 16 2020  www.pubdoc.worldbank.orgCISSTAT Situación socioeconomic de los países de la Comunidad de Estados Independientes. Enero-Septiembre 2020 www.cisstat.com IMF World Economic Outlook October 2020 www.imf.org Santander Trade Rusia Política y Economía Diciembre 2020 www.santandertrade.com

Luego de alcanzar resultados cercanos a lo previsto en el 2019, con un crecimiento de 1,3% frente a un pronóstico de 1,4%; un superávit presupuestario y de cuenta corriente, así como bajos índices de desempleo y pobreza, la situación sufrió un giro negativo en el 2020, fundamentalmente producto de la aparición de la pandemia de la COVID-19.

De tal modo, se estima que en el 2020 la economía de Rusia decrezca en torno al 4%. El comportamiento trimestral fue de  un incremento del PIB de 1,6% entre enero y marzo, con una caída del 8% en el segundo trimestre y de -3,4% entre julio y septiembre.

Las perspectivas para 2021 son las de alcanzar un crecimiento entre 2,6 y 2,8% y un 3% en el 2022. Estos ritmos se enmarcan en una recuperación discreta, aunque algo superior a pronósticos anteriores.

En este punto cabe recordar que en los pronósticos vigentes hasta el cierre del 2019 –sin la presencia de la COVID 19- el comportamiento del ritmo de crecimiento económico no parecía mostrar cambios sustanciales en el mediano plazo ya que el crecimiento potencial de la economía rusa se estimaba en solo 1,3% anualmente entre 2017 y 2022, con una aceleración solo a la altura del 2028 con un incremento del PIB de 3,4% ese año, según el Banco Mundial.

En este sentido se señalaba que los factores que deberían apoyar un mayor crecimiento se encontraban en un incremento de la edad de jubilación para extender la vida laboral de la población; un saldo migratorio favorable; un aumento de la tasa de inversión a niveles superiores al 25% del PIB y al crecimiento de la productividad total de los factores. En apoyo a este desempeño cabe recordar que desde el 2018 se estaba desarrollando un plan de inversiones –básicamente en la infraestructura- por un valor estimado de 375 000 millones de euros para ejecutar en 6 años.

Al respecto en junio del 2019 el presidente Putin reiteró la existencia de un programa de reanimación económica de 400 000 millones de dólares para ser desarrollado en 6 años. [9]

Adicionalmente se observaron importantes caídas en la producción industrial según los datos disponibles hasta septiembre, aunque con un resultado favorable en la producción agrícola; un significativo  descenso en el consumo y la formación bruta de capital, así como el retorno a un déficit presupuestario, que se pronostica se mantendrá la menos hasta el 2022. Por su lado, la inflación se elevó al 4,4% en noviembre del 2020, aunque el promedio anual debe estar en 3,4%. Este indicador tenderá a acelerarse en los dos próximos años.

Para la proyección a corto plazo en el 2021 crecerá el consumo solo 3,1% y 3,8% en el 2022. Igualmente la formación bruta de capital fijo se acelerará solo en el 2022.

En el sector externo luego del crecimiento alcanzado en 2018, en el 2019 se reportó una caída del 6,2% en las exportaciones, con un incremento de 1,9% en las importaciones, lo que deterioró el saldo de la balanza comercial. Esta situación se agudizó durante el período hasta septiembre del 2020, ya que las exportaciones de bienes se redujeron un 26,4%, mientras que las importaciones cayeron un 8,4%.[10].

Las exportaciones resultaron muy afectadas por las sanciones de Occidente y una reducción del precio del barril de petróleo, así como  por la disminución de la producción del 12,1%.  Entre 2021 y 2022 se espera una discreta recuperación del precio del petróleo y un aumento del valor de las exportaciones.

La tasa de cambio del rublo por USD también sufrió una devaluación del 20,4% comparando diciembre del 2020 con igual fecha del pasado año.

A pesar de estos negativos resultados, se mantendrá un saldo favorable de cuenta corriente.

Por su parte, las reservas internacionales, se elevaron a 554 519 millones en 2019. En el 2020 las mismas cerrarán en 582 845 millones, lo que representa un incremento del 5,2% y la equivalencia a unos 23 meses de importaciones.. Los fondos especiales no están incluidos en las reservas y en febrero del 2018[11] se decidió mantener el Fondo de Bienestar con depósitos por 65 150 millones de dólares. El 1º de diciembre del presente año el Fondo Soberano de Rusia alcanzó 177 000 millones de dólares (13,1% del PIB). Las reservas crecieron a partir de los altos precios del petróleo y las mismas están jugando un importante papel para enfrentar situaciones críticas.

De otro lado, el flujo de inversión extranjera directa (IED) llegó únicamente a 19 200 millones de dólares entre 2015/18, frente a 54 600 millones entre 2011/13. La provisión total de IED alcanzo  en el primer trimestre de 2019 a 586 994 millones de dólares, cifra insuficiente para los requerimientos financieros del país, logrando la entrada neta de capital 31 975 millones de dólares el pasado año, un 1,9% del PIB solamente Adicionalmente se estima que no ingresó nada como inversión extranjera directa en el período más reciente.[12]. En general, las inversiones en total caen un 4,1% hasta septiembre de este año.

La deuda externa de Rusia según el registro disponible de septiembre de 2019 llegaba a 471 600 millones, para un ligero crecimiento del 0,3%. Al cierre del primer trimestre del 2020 la deuda se ubicaba en 457 700 millones de dólares, para una disminución del 6,9% sobre igual etapa del año anterior.[13]  Si se compara con las reservas disponibles, el país no presenta dificultades para enfrentar su pago, considerando también que la mayoría de los adeudos corresponden al sector privado.

Por otro lado, los impactos sociales hasta el momento y los efectos previsibles en la evolución económica de Rusia no pueden obviarse en este análisis.

Algunos analistas afirman que la actividad económica hasta junio del 2020 cayó un 33% por efectos del coronavirus, lo que afectó al 28% de las empresas rusas, lo cual llevó el desempleo hasta 6 millones de personas.[14]

Hasta el cierre del 2019 el impacto social de la situación económica –a partir de algunas medidas adoptadas por el gobierno- fue parcialmente compensado. En el 2020 el desempleo ha crecido, estimándose que alcanzará alrededor de un 6,3% al cierre del año, pero con importantes diferencias por regiones. Tampoco puede pasarse por alto que el empleo informal en Rusia abarca entre el 15 y el 21% de los trabajadores.[15]

Por su parte, el crecimiento del salario real se desaceleró en los 9 primeros meses del 2019 y cayó en el 2020. Finalmente, el índice de pobreza, que durante el 2019 bajó de nuevo a 11,7%, llegó al 13,2% en junio del 2020. De este modo, en este año se espera que la pobreza afecte al 14,8% de la población, pero mediante medidas de mitigación, se aspira a contenerla, aunque de todos modos se revertirá la tendencia decreciente de años anteriores.[16]

La situación anterior parece que rebasará los adelantos que se propuso el nuevo programa social con fondos por 45 543 millones de dólares, centrado en mejoras en la esfera de la salud, la educación y la demografía, el cual se dio a conocer por el gobierno ruso en julio del 2018.[17]

Por su parte, el índice de GINI se mantiene elevado con un valor de 0,439 y la esperanza de vida en los hombres es solo de 66,4 años, donde el alcoholismo continúa impactando de manera importante en este indicador.

Otro indicador donde se produjo un retroceso fue en el Índice de Percepción de la Corrupción del 2019, en el que Rusia pasó del lugar 47º entre los países más corruptos del mundo al lugar 36º. En relación a este tema se han venido adoptando un grupo de medidas por el gobierno –como la prohibición a funcionarios públicos de poseer activos y cuentas en el exterior- pero aún se considera un problema serio y es clasificado como un tema de seguridad nacional por varios especialistas.[18]

Todos estos indicadores sociales fueron impactados por la COVID 19 en el país ya durante el 2020, por lo que es necesario analizar ahora brevemente como se enfrentó la pandemia en Rusia.

(Continuará).

Notas bibliográficas

[1] Los datos no citados provienen de IMF World Economic Outlook October 2020 www.imf.org y World Bank Russia Economic Report Nº 44 December 16 2020 www.pubdocs.worldbank.org

[2] Se destaca en este sentido desde hace años la posición de Alemania.

[3] Ver Sputnik News “Las sanciones bilaterales ocasionaron a Rusia y a la UE pérdidas por más de 100 000 millones de euros” Moscú, febrero 2 del 2018 en www.mundo.sputniknews.com

[4] El gasoducto Nord Stream 2 tiene 1 200 KM de longitud y tiene un costo de 10 000 millones de uros. Ver El Pais Las sanciones de Estados Unidos causan un retraso en el Nord Stream 2.  Diciembre 23 de 2019  www.elpais.com

[5] Se trata del Tratado Sobre Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio, firmado por EE.UU. y la URSS en 1988. El gobierno de Trump se retiró de este tratado unilateralmente en 2018.

[6] Los tratados START se firmaron por primera vez en 1972 y se han renovado desde entonces. El Nuevo Start III fue firmado en 2010 y limita el número de armas nucleares estratégicas, con un máximo de 1.550 cabezas nucleares y 700 sistemas balísticos para cada una de las dos potencias (EE.UU y Rusia), en tierra, mar o aire. Su vigencia podría ser prorrogada por cinco años, hasta 2026.  De no renovarse, esto pudiera desatar otra carrera armamentista.

[7] Ver SIPRI Trends in World Military Expenditures 2019. April 2020  www.sipri.org

[8] SPUTNIK “El secreto a voces: tres claves para entender la baja mortalidad del COVID 19 en el país” Mayo 18 2020 en www.mundo.sputniknews.com

[9] Ver El País Op. Cit.

[10] Ver Ministry of Finance of the Russian Federation (MINFIN) National Summary Data Page July 2020 www.minfin.ru

[11] El Fondo de Reserva computaba 32 200 MMUSD en octubre de 2016 y el de Bienestar Nacional unos 74 062 MM. En total se estima que los mismos descendieron del 11% al 7% del PIB entre 2015-16.

[12] Ver World Bank  Op. Cit.

[13] Ver MINFIN Op. Cit.

[14] Ver Reuters  Actividad económica cayó 33% por coronavirus. Julio 5 2020  www.es.reuters.com

[15] Ver World Bank Op. Cit.

[16] Idem

[17] Ver CUBADEBATE “Rusia invierte una suma millonaria en programas sociales” Julio 23 2018 en www.cubadebate.cu

[18] Transparency International Corruption Perception Index 2019  January 2020 www.transparency.org

José Luis Rodríguez
José Luis Rodríguez
Asesor del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM). Fue Ministro de Economía de Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap