COVID-19. Reportes periodísticos

Anthony Fauci: “El enemigo es el virus, no hay tiempo para peleas políticas”

El presidente estadounidense Donald Trump no quiere entender por qué los índices de aprobación no acompañan su gestión gubernamental frente al control de la pandemia de la COVID-19 en Estados Unidos, situación que cambia completamente para el jefe del equipo especial contra el nuevo coronavirus en la Casa Blanca, Anthony Fauci.

“Él tiene esta alta aprobación, entonces ¿por qué yo no la tengo? Es llamativo”, dijo el mandatario en una conferencia de prensa esta semana.

Sin embargo, lo que es aparentemente “llamativo” para Trump, resulta evidente para la población norteamericana que sufre aún las más trágicas consecuencias de la enfermedad por la ineptitud del gobernante, quien desestimó su impacto, desde el inicio de la pandemia.

La controversia que pretende iniciar Trump con el mayor experto de enfermedades infecciosas en el país, no encuentra su contraparte en Fauci, quien declaró, en una entrevista con la cadena BBC, que intenta mantenerse alejado de este tipo de discusiones, a las que califica de una distracción del problema real: la pandemia de la COVID-19.

“Creo que hablar de esto es una distracción de lo que realmente enfrentamos, prefiero no comentar al respecto y concentrarme en mi trabajo y en mis responsabilidades como funcionario de salud pública”, declaró.

Para Fauci, “esas idas y venidas de críticas sobre quién tenía razón y quién está equivocado” es una distracción de la que prefiere mantenerse alejado, pues intenta enfocarse en el mensaje que transmite de manera consistente.

El especialista reconoció que tras el levantamiento de algunas restricciones con el propósito de reactivar la economía, en ciertas regiones del país se experimentó un repunte de contagios y muertes, lo que condicionó un aumento en el reporte diario de los casos, el cual pasó a ser de 20 mil casos diarios a 30 mil, 40 mil, e incluso 70 mil pacientes.

Fauci argumentó que los recientes incrementos en el número de contagios y decesos son consecuencia de la irresponsabilidad de determinados Estados, cuyas autoridades no realizaron la apertura de manera escalonada cuando “vieron un descenso en el número de casos consistente en cierto período de días”.

Ante la pregunta de por qué la pandemia se politizó a un elevado nivel, Fauci dijo que una de las respuestas estaba en el grado de división política de los Estados de la Unión, sin embargo, señaló que como científico se mantenía fuera del debate político.

“Lo que aprendí es que cuando tratas de ingresar en el debate político, la gente lo recibe como una distracción del mensaje principal de salud pública. Lo que se debe tratar de hacer de manera individual y como sociedad es estar seguros de comprender que el enemigo aquí es el virus, no hay tiempo para peleas políticas”.

Tenemos un enemigo global común-concluyó-es una pandemia histórica, no hay tiempo para distraerse en cosas que no están relacionadas con la lucha contra el virus.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *