CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

Radio Unión: la persistencia de un sueño

Por Lianet Fundora Armas

Abuela Tita fue la responsable de abrir sus sentidos a ese mundo de emociones que viajaban en el éter, aunque la verdad fue amor a primer oído. Apenas bastaron unos instantes de escucha para transformar los juegos infantiles en largas horas “hablando solo” bajo la mata de naranja agria y la mirada atónita de los padres que dudaron de la cordura del niño, al punto de llevarlo a un especialista.

“Me atendió el doctor José Hernández, hoy director del Hospital Pediátrico Provincial Eliseo Noel Caamaño, de la ciudad de Matanzas. En mi encuentro con él, le confesé que jugaba a ser locutor de radio y le pedí por favor que hablara con mi papá para que no gastara dinero comprando más juguetes, mejor que reuniera bastante, para que me comprara una emisora. Todavía José me recuerda esa historia cada vez que me ve.

Yaudel Rodríguez Vento, director de Radio Unión confiesa que entregarse a la radio ha sido siempre su más anhelado sueño.

“Después de aquello todos comenzaron a creer en la decisión que me impulsaba. Mi padre, que estudió mantenimiento eléctrico, pero se defiende mucho en la electrónica, consiguió unos planos de transmisores de FM y construyó uno para mí. Me prestaba una consola de audio, micrófono y grabadora de casete, todo lo necesario para transmitir y no sabes lo bien que se escuchaba en mi pueblito de San Antonio de Cabezas. Las puertas de Radio 26 me las abrió Francisco (Pancho) Soriano que aceptó mi colaboración y, más adelante, Domingo de Armas Boada me cedió un espacio en Tiempo A. Así fui insertándome poco a poco, superándome en la locución, realización de sonido, dirección de programas, el periodismo”…

Yaudel Rodríguez Vento narra su existencia como una emisión ininterrumpida en busca del encanto radial. Cuando el empeño de crear y dirigir la emisora más joven de la provincia llegó a sus manos tenía 32 años y se había ganado la estima de los oyentes de Radio 26, que lo seleccionaron como el locutor más popular a finales del 2015. Sin embargo, el amor por la tierra que vio la génesis de su vocación fue más grande.

“Antes había sido un eslabón en la radio matancera, Radio Unión me dio la oportunidad de comenzar a hacer la historia desde cero. Odalys Oriol Miranda, la directora provincial, guió cada uno de mis pasos y juntos dimos vida al proyecto. Después, trabajé en la sonoridad de los espacios, buscamos y capacitamos a la personas, sin mencionar la faena entre cemento, polvo, bloques, ideando dónde ubicar cada detalle. Radio Unión nació gracias al aporte del 1% de la contribución territorial, al empeño de la dirección nacional y provincial de radio, y sobre todo gracias al pueblo que aprendió a quererla mucho antes de escucharla por primera vez”.

Cuenta Yaudel que en el primer balance anual donde participó la emisora y con solo seis meses de fundada, muchos unionenses los sorprendieron en el Partido municipal con un diploma de reconocimiento y desde entonces se inauguró el primer club de oyentes: “Amanecer Feliz”.

El colectivo está integrado por 21 trabajadores, de ellos menos de 10 están vinculados directamente a la programación. Nuestras transmisiones inician cada día a las 9:00 a.m. y se extienden hasta las 12:00 p.m. Contamos con programas diversos donde no faltan la música,las noticias, la revista de variedades, la radionovela. Tratamos de satisfacer los intereses de todas las generaciones.
El colectivo emprende cada transmisión con la alegría de sentirse acogido por el pueblo unionense.

Hemos acompañado a los pobladores en cada suceso. Con muy poca experiencia asumimos incluso transmisiones en vivo desde exteriores, como las correspondientes a las galas de apertura de los carnavales unionenses, las Asambleas del Poder Popular. Recuerdo, por ejemplo, las coberturas a propósito del voto de Cuba por la nueva Constitución de la República y, por supuesto, estos más de 100 días de programación especial debido a la COVID-19, en los que no faltaron visitas a centros de aislamiento, entrevistas a casos sospechosos, médicos que han estado en la Zona Roja”…

Este joven radialista no deja de reconocer que la audiencia de una emisora comunitaria es estricta y conocedora de los problemas y fortalezas locales. Por supuesto, el premio a tanta dedicación se refleja a través de las cartas, mensajes de texto y llamadas telefónicas que reciben a diario.

“Estos dos años como director me han enseñado a ver la radio desde otra dimensión. He tratado de que mis compañeros me contemplen siempre en la primera línea de combate. Exijo, pero primero cumplo. Acompaño las ilusiones del equipo y sobre todo, escucho a los demás. Constituye una satisfacción que también los decisores políticos y gubernamentales del territorio concedan a la emisora el lugar que merece. Creo que estamos listos para crecer en horas de transmisión”.

El 23 de julio próximo Radio Unión cumplirá dos años de creada, dos años que han visto a este hijo de San Antonio de Cabezas dormir en la emisora cuando la rutina laboral demanda un esfuerzo extra. Imagino el orgullo de la abuela Tita al escuchar la alegría de esa voz que inspiró y el regocijo de aquel pequeño que jugaba a amar la radio bajo el naranjo del patio y que jamás dejó de creer en aquella fantasía.

“A veces pienso que Radio Unión existe porque lo deseé con todo mi corazón. Este no es solo un centro laboral, es la realización de mis anhelos. Por eso despierto feliz cada mañana, seguro de que más allá de trabajar, voy a vivir mi sueño”.

(Tomado del periódico Girón)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *