COVID-19. Reportes periodísticos

La ONU propone crear un ingreso básico durante la pandemia para las personas más pobres del mundo

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) propuso, en un informe publicado este 23 de julio, introducir inmediatamente un ingreso básico temporal destinado a las personas más pobres del mundo, el cual podría aminorar el actual aumento de casos de COVID-19 al permitir que alrededor de 3 mil millones de personas permanezcan en sus hogares durante la pandemia.

De acuerdo con el artículo titulado “Ingreso Básico Temporal: Proteger a las Personas Pobres y Vulnerables en los Países en Desarrollo”, el costo estimado para garantizar que 2 700 millones de personas que viven por debajo o apenas por encima del umbral de pobreza en 132 países en desarrollo, es de aproximadamente, 200 mil millones de dólares.

Según informó la entidad internacional, esa medida resulta viable desde el punto de vista financiero, pues el ingreso, para el plazo de seis meses, costaría solo el 12 por ciento del total de la respuesta financiera al nuevo coronavirus prevista para el 2020, o el equivalente a una tercera parte del monto que los países en desarrollo deben pagar por su deuda externa en el presente año.

El PNUD evaluó los efectos socioeconómicos de la COVID-19 en más de 60 países en los últimos meses. Los datos obtenidos como resultado de ese análisis revelaron que los trabajadores que no cuentan con protección social, no pueden permanecer en sus hogares sin generar ingresos.

Por tanto, una renta básica temporal les brindaría los medios necesarios para comprar alimentos y costear sus gastos de salud y educación.

La complejidad del panorama actual, hace aún más urgente la aplicación de esa medida. El informe elaborado por el organismo dependiente de Naciones Unidas señaló que la pandemia está avanzando a un ritmo que supera los 1, 5 millones de nuevos casos por semana, especialmente, en los países en desarrollo, donde siete de cada diez trabajadores generan sus sustentos a través de mercados informales, condición que les imposibilita la obtención de ingresos si permanecen en casa.

El Administrador del PNUD, Achim Steiner, expresó: “Los tiempos sin precedentes exigen medidas sin precedentes. La introducción de un ingreso básico temporal para las personas más pobres del mundo se ha planteado como una opción, algo que habría parecido imposible solo unos meses atrás”.

Asimismo, sostuvo que podría ser una buena alternativa para inyectar fondos en las sociedades y reactivar las economías, “para ayudar a mantener los pequeños negocios a flote”.

Con respecto al sufrago del ingreso -plantea el informe- las naciones podrían, por ejemplo, reorientar los fondos que destinarían este año al pago de su deuda con vistas a contrarrestar los efectos de la crisis sanitaria, a partir de la aplicación de una moratoria amplia de la deuda para todos los países en desarrollo, como ha solicitado el Secretario General de la ONU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *