COVID-19. Reportes periodísticos

Corresponde a los habaneros y matanceros extremar las medidas higiénico-sanitarias

“En estos momentos corresponde a los habaneros y matanceros extremar las medidas higiénico-sanitarias para evitar la propagación de la Covid-19, ya que son las dos provincias que se mantienen con reportes de casos diarios. Es necesario unirnos en la lucha contra esta pandemia y obtener resultados como los del resto del país sin incidencias”, dijo Antonio Enrique Pérez Marrero (Matanzas, 1975), cariñosamente conocido por sus colegas y amigos como Tony, presidente de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (Acaa) en su filial matancera.

El emprendedor y voluntarioso joven, enfatizó que “aunque en La Habana se observan las mayores incidencias del nuevo Coronavirus, en la Atenas de Cuba hay recurrentes apariciones, aisladas, de casos, lo cual significa que el peligro por contraer la enfermedad aún existe”.

Especializado en la talla en madera y de formación prácticamente autodidacta, Tony significó que los artesanos artistas de Matanzas mantienen estrictos niveles de exigencia para enfrentar el virus, en tanto no han descuidado sus ejercicios creativos en cada una de las especialidades en que se desempeñan: textiles, cerámicas, orfebrerías, pinturas, esculturas, metales, pieles, marqueterías, maderas, papier maché y misceláneas, entre otros renglones.

El amigable líder de los artesanos artistas en el occidental territorio, subrayó que muchos integrantes de la Acaa allí han hecho importantes aportes a la lucha contra la COVID-19, entre los que mencionó la realización de nasobucos, imprescindibles en esta campaña por la erradicación de este flagelo que ha costado la vida de cerca de medio millón de personas en todo el mundo.

“Durante estos meses de aislamiento social la Acaa en Matanzas ha reestructurado sus proyectos para, en cuanto las condiciones lo permitan, continuar fortaleciendo el movimiento creativo y promocional entre nuestros afiliados y mantener la condición de ser uno de los centros culturales más notables del territorio, con un voluminoso programa de exposiciones, cursos y talleres,  además de eventos y otras muchas iniciativas que se mantienen durante todo el año, en una suerte de vorágine sin fin…”, enfatizó el directivo graduado en Contabilidad y Finanzas en la Universidad de Matanzas.

La filial de la Acaa en Matanzas cuenta con unos 550 miembros, en su mayoría distribuidos entre Varadero, Cárdenas y la ciudad capital. Más del 70 por ciento de esos asociados son graduados de nivel superior.

Tony opina que un buen artesano “no debe pensar solamente en el dinero que ha de ganar con su obra, porque eso lo desmoviliza del noble papel que debemos de asumir ante la sociedad. Hemos hecho significativos aportes a las comunidades y a las obras socio-económicas priorizadas por la Revolución”.

También se refirió a los dos grandes eventos de la Acaa en ese territorio: la Bienal Arte del Fuego, con la participación de artesanos de varios países; y  Puro Arte, que se celebra igualmente cada dos años con exponentes de las artes visuales de todo el país. “Igualmente trabajamos —dijo— en la organización y reformulación de estos encuentros que se convocarán en la etapa post-pandemia, así como en la realización de los salones provinciales de artesanía tradicional y utilitaria, y de pintura y escultura, respectivamente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *