COVID-19. Reportes periodísticos

El protocolo médico cubano incluye nuevos tratamientos efectivos contra la Covid-19

En Cuba, el protocolo sanitario de atención a los pacientes con la Covid-19 se compone por más de una veintena de medicamentos cuya eficacia está probada y validada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El MSc. Ricardo Pereda González explicó, en el espacio informativo Mesa Redonda, que la primera versión del protocolo en la Isla data del 19 de febrero y en estos momentos, está establecida la tercera, a partir de la incorporación de nuevos productos y el intercambio de experiencias con integrantes de las brigadas médicas internacionales, quienes han atendido a mayor número de pacientes.

Al referirse a los fármacos utilizados en el país para el tratamiento de la enfermedad, el experto informó que dentro de la primera línea de empleo se incluyen la cloroquina, la kaletra y los antivirales.

Asimismo agregó que en caso de agravamiento se aplican las heparinas de bajo peso molecular (anticoagulantes efectivos en la prevención de tromboembolismos), suministradas primero en dosis profilácticas y posteriormente, terapéuticas, en dependencia de la evolución del paciente.

Después de recalcar la utilidad del Interferón alfa 2b recombinante en la estabilización de los infectados, el doctor también explicó la necesidad de enfrentar una segunda etapa de la enfermedad con otros medicamentos, a los que se suman antiinflamatorios esteroides, empleados tempranamente; el CIGB-258, capaz de controlar la respuesta de hiperinflamación que conduce a la muerte en el caso de la Covid-19 y el cual consigue regular esa respuesta descontrolada del sistema inmune sin inmunodeprimir a la persona.

Otro de los fármacos que muestra resultados alentadores es el anticuerpo monoclonal Itolizumab, en cuyo proceso investigativo participa el Centro de Inmunología Molecular y el Hospital Manuel Piti Fajardo, en la provincia de Villa Clara.

Esta nueva alternativa, más conocida por sus nombres CIMA-REG o CD-6 incrementa los niveles de inmunidad contra el SARS-CoV-2 al participar en la co-estimulación y proliferación de los linfocitos, los cuales activan la inmunidad celular y destruyen las células infectadas.

El uso de protocolos con información actualizada, acciones preventivas, y el intercambio constante de conocimientos entre los equipos de trabajo ha permitido —aseguró Pereda González— la recuperación de pacientes en estados grave y crítico, y que el índice de los pacientes que pasan a la gravedad sea la mitad del promedio mundial. (Publicada en Cuba en Resumen)

Imagen: El Interferón Alfa 2B Recombinante, es un medicamento que tiene un amplio alcance en el tratamiento de la COVID-19. Foto: Omara García Mederos/ACN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *