TECNOLOGÍA

¿Cómo los verificadores de datos se enfrentan a la información errónea sobre la Covid-19?

Cristina Tardáguila es Directora Asociada de la Red Internacional de Verificación de Datos (IFCN), una unidad del Instituto Poynter creada en 2015 y dedicada a promover estándares básicos y reunir a verificadores de hechos en todo el mundo.

Tardáguila habló recientemente  sobre la respuesta de IFCN a la pandemia mundial del coronavirus: “Es sorprendente lo que la mezcla de pánico y la falta de buenos datos pueden hacer a nuestros cerebros y a nuestra capacidad para separar los hechos de la ficción. COVID–19 es el mayor desafío que los verificadores han enfrentado jamás ”, dijo.

Como una de los coordinadoras de la #CoronaVirusFacts Alliance, una red global de investigadores y periodistas que luchan contra la información errónea sobre el brote en todo el mundo, explica que hasta ahora, más de 100 verificadores de hechos de 45 países diferentes se han unido.

El proyecto comenzó a fines de enero con una hoja de Google compartida. Hoy ha emitido más de 1,500 verificaciones de hechos sobre la pandemia en 15 idiomas diferentes. Cada verificación de hechos está disponible en esta base de datos de búsqueda .

La directora de IFCN coordina con sus colegas a través de Slack y publica informes semanales. El más reciente señala que algunos verificadores de hechos están abrumados por una demanda sin precedentes durante el brote de coronavirus. “En las últimas elecciones, recibimos a través de WhatsApp un promedio de 600 solicitudes por día y alrededor de 900 en los días pico. Ahora recibimos entre 1.500 y 2.000 por día ”, dijo Clara Jiménez Cruz, cofundadora y editora de Maldita.es , una organización de noticias de verificación de datos española.

“Las zonas horarias son una gran lucha para nosotros”, dijo Tardáguila, quien recibe mensajes de los verificadores de hechos en cualquier momento. “Esto no es política. Tenemos que trabajar rápido porque los problemas de salud realmente pueden causar daño. Cuando desacreditas algo relacionado con la política, a la mitad del país no le importa lo que digas. Pero cuando hablas de salud, a todos les importa. Así que la presión para que seamos rápidos es muy alta “.

Tardáguila y sus colegas recibieron una solicitud para desacreditar si el alcohol puro era bueno para COVID – 19. Al principio pensó que era un reclamo ridículo. Pero, unos días después, vio que docenas de iraníes habían muerto por beber alcohol puro. “Así de tenso e intenso es este momento”, dijo. “No puedes creer el tipo de cosas que la gente cree”.

La información errónea sobre COVID – 19 es global. Los mismos engaños viajan muy rápido de un país a otro y siguen la propagación del virus. Según Tardáguila, estos engaños vienen al menos en cinco oleadas:

  • Los mitos de origen. Este tipo de historias falsas afirman que el virus fue creado por Bill Gates o por alguien que quiere matar al movimiento antivacunación.
  • Gente cayendo. La segunda ola fue formada por videos de personas cayendo en China, supuestamente como resultado de COVID-19. Estas personas en realidad estaban borrachas o sufrían ataques cardíacos.
  •   Curas falsas La tercera ola se ocupó de remedios falsos y vacunas poco confiables. Los verificadores de hechos han desacreditado historias que afirman que la pandemia se puede curar bebiendo lejía, agua muy caliente, sopa de ajo o un tipo especial de té.
  • Reclamaciones supremacistas. La cuarta ola se centró en las afirmaciones de que ciertas religiones o razas no se infectaron.
  • Pruebas y bloqueos. A medida que las personas se ven obligadas a quedarse en casa, la quinta ola se ocupa de las reclamaciones relacionadas con las pruebas y las cuarentenas.

Tomado de Reuters Institute

Traducido y versionado por Cubaperiodistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *