CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

Benny Moré qué bueno sigue cantando usted

A cien años de su natalicio el 24 de febrero de 1919 en Santa Isabel de las Lajas, Cuba celebra con gratitud el nacimiento de Benny Moré, ese genio de la música popular que sigue sorprendiendo con  su peculiar voz, la manera espectacular de dirigir su banda, la leyenda de su vida intensa, meteórica y su esencial cubanidad con esa mezclas de melodías estremecedoras y ritmos delirantes.

Cuando se le ve en las imágenes conservadas, cuando se le escucha, cuesta trabajo creer que no estudió música y que esta vino con él, desde el día de su llegada al mundo, envuelta en los sonidos de los cantos y los tambores venidos de África, de los jolgorios que mezclaban los decires musicales de tantos sitios diversos que fueron fusionándose para dar paso al que se reconoce como sonoridad cubana.

Las diferentes generaciones de músicos cubanos -aunque Benny no se estudia en los conservatorios-, lo han descubierto en la devoción de abuelos y padres. Le han rendido el homenaje de retomarlo, reinvertalo , incorporarlo en sus neofusiones o cuando menos respetar su legado, conocido gracias a los discos que EGREM ha hecho con sus  obras y a la radio que no ha dejado de incluirlo en discotecas y programas de culto a los más notables intérpretes de la isla.

Benny Moré ha logrado librarse del olvido -que es la peor muerte de aquellos y aquellas, que  contribuyeron a engrandecer la cultura nacional, en cualquiera de los elementos que la integran y sostiene, que van desde lo artístico, a lo patriótico, lo científico, lo histórico-, por la misteriosa fuerza de su musicalidad y también porque no nos abandonó y propició que su grandeza nos perteneciera absolutamente, sin litigios posibles, porque  aceptó el reto de esa gran “rebambaramba” que se armó a partir de 1959.

La polémica película de Jorge Luis Sànchez que lo inmortalizó visual y esencialmente, nos acercó a sus sombras, siempre iluminadas por la virtudes indudables de un buen ser humano a pesar de ese remolino vital que quizás escondía profundos dolores e incomprensiones, las secuelas de su infancia difícil, con ¡vaya usted a saber¡ qué conflictos del genio frente a la incapacidad de volcar en un pentagrama tanta música desbordante.

Beny Moré sigue cantando de maravilla y a cien años de su nacimiento le podemos asegurar recordando aquel bolero, “Te quedarás”: porque te damos cariño; te quedarás porque te damos amor, y te agradecemos esos estremecimientos que produce tu cantar, simbiosis de los contrastes entre sufrir y gozar, que también forman parte de nuestra manera de vivir.

Soledad Cruz Guerra
Soledad Cruz Guerra
Periodista, ensayista y escritora cubana. Trabajó en Juventud Rebelde como una de sus más sobresalientes articulistas. Fue la representante Cuba en la UNESCO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via