DE TODO EL PAÍS

En una multimedia, periodismo digital e historia

El equipo de realización de la multimedia, conformado (de izquierda a derecha) por Arailaisy Rosabal, Yaima Márquez, Reivy Bilbao y Elda Cento. Foto: Orlando Durán Hernández

Multimedia Ignacio Agramonte: Diamante con alma de beso, para estudiar la vida de El Mayor a partir de diversos soportes

Un amplio material de referencia para estudiar la vida de El Mayor, a partir de diversos soportes, es la multimedia Ignacio Agramonte: Diamante con alma de beso, la cual mereció este año el premio en la categoría de Periodismo Hipermedia del concurso provincial Carlos Bastidas —que en marzo reconoció en Camagüey los mejores productos comunicativos de 2018.

Ignacio Agramonte: Diamante con alma de beso

Con una de las jóvenes profesionales a cargo de la investigación, selección y edición de textos, dialogó Cubaperiodistas, para conocer las interioridades del proceso de creación de la multimedia, que comenzó en mayo del pasado calendario, cuando se cumplía el 145 aniversario de la muerte de Agramonte.

 PRIMEROS PASOS

“Lo primero fue contactar con los historiadores y empezar a recopilar materiales. Tuvimos que resumir textos no disponibles en Internet”, recordó Arailaisy Rosabal García, quien sumó esa intensa labor de edición a la que cada día le exige el sitio web de Radio Cadena Agramonte (RCA).

Rosabal García también se refirió a las consultas que ella y Yaima Márquez Zaragoza hicieron al diario El Camagüeyano, que circulaba desde la primera década del siglo XX y coexistió durante un tiempo, luego de 1959, con el periódico Adelante. “En sus páginas revisamos trabajos e investigaciones publicadas en ocasión del centenario de El Mayor”, precisó.

El Camagüeyano

Para explicar cómo pensaron estructuralmente la multimedia, —que luego completó con sus conocimientos de programación y diseño el informático  Reyvi Bilbao Betancourt— Arailaisy comentó de las muchísimas lecturas sugeridas por la Premio Nacional de Historia, Elda Cento Gómez, quien por sus profundas investigaciones de la vida de Agramonte asesoró la confección del variado producto, pensado desde la redacción digital de RCA.

“A partir del estudio de esos materiales comenzamos a organizar el esquema que nos permitió distribuir los contenidos, por eso considero que el valor fundamental de la multimedia está en agrupar mucha información dispersa en torno a la figura de El Mayor, lo mismo en documentos que en episodios radiales, por ejemplo”.

LA MULTIMEDIA POR DENTRO

Una de las opciones de Ignacio Agramonte: Diamante con alma de beso es la serie histórica Honra y tributo a nuestro Mayor, transmitida durante varias emisiones del programa para adolescentes, Tiempo al tiempo, de la emisora provincial.

Trece fueron las entregas de ese espacio, —a cargo de la experimentada periodista y corresponsal de Radio Rebelde en Camagüey, Miozotis Fabelo Pinares— cuyos audios se comparten en la multimedia con los internautas, que pueden acceder a los materiales desde el portal digital de RCA o a través de la plataforma cubana de aplicaciones para dispositivos móviles, Apklis.

Valiosos resultan también los artículos de relevantes estudiosos como los historiadores Elda Cento Gómez y Fernando Crespo Baró, el pedagogo Juan Jiménez Pastrana, y la arquitecta Adela García Yero, entre otros, así como  materiales periodísticos tomados de medios de prensa digitales.

Entre los textos resaltan las citas bibliográficas añadidas en forma de hipervínculos, los audios, las fotografías y los videos, además de fotocopias de documentos originales, como las inscripciones de nacimiento y bautizo de Agramonte, archivadas en los registros de la Iglesia de Nuestra Señora de la Soledad.

Un capítulo atractivo de la multimedia resulta “De Agramonte, la virtud”, el cual sus realizadores dedican a las referencias que a esa figura histórica han hecho los artistas desde la música, la poesía, el audiovisual, la filatelia y la plástica.

Como detalle esencial de todo el proceso, la joven periodista, egresada de la Universidad de La Habana en 2010, menciona el tiempo de lectura e investigación que demandó la creación de la multimedia, “porque cuando encontramos diversidad de criterios entre los biógrafos, especificamos cada uno de esos puntos de vista, para no mostrar solo uno”.

A esas virtudes, Elda Cento Gómez —una de las compiladoras del libro Para no separarnos nunca más, que reúne cartas de Agramonte a Amalia Simoni— añadió en la presentación de la multimedia en febrero último, durante la Semana de la Cultura Camagüeyana, la de “combinar el rigor científico con un lenguaje asequible a las amplias mayorías, lo que permite su socialización y comprensión; y además, ofrece referencias bibliográficas que permiten su uso como material de consulta a los investigadores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *