PERIODISMO CULTURAL

El periodismo musical

Espectáculo musical en el Teatro Martí, en La Habana Vieja

Por Rafael Lam

Ahora que acabamos de celebrar el aniversario 166 del natalicio de José Martí, es muy pertinente dedicarle un espacio al periodismo musical en Cuba.

En los días 21 de mayo y 4 de junio de 1875,  José Martí escribió tres artículos sobre White en la Revista Universal de México. White fue un violinista de Matanzas que estudió en París, donde obtuvo el Primer Premio de violín. Compuso en 1853 La bella cubana, catalogada como una especie de himno, junto a la habanera de Eduardo Sánchez de Fuentes (1892) y La bayamesa de Céspedes y Fornaris. (1851, Céspedes-Fornaris y Figueredo).

Pocos escirros existen sobre la música tan hermosos como los que redactó Martí sobre la música de White: “La música es el hombre escapado de sí mismo. Hay una lengua espléndida, que vibra en las cuerdas de la melodía y se habla con los movimientos del corazón”.

Entre 1928 y 1946 existió la Revista bimestral de música, llamada Musicalia, fundada en La Habana en 1928 por María Muñoz y Antonio Quevedo. Un segundo intento lo asumió Radamés Giró en 1997 con la revista Musicalia II, en la que tuvo intentos de gestar una necesaria revista que nos representara en la música cubana.

El Departamento de Música de la Biblioteca Nacional José Martí, en 1960 bajo la dirección de Argeliers León públicó  La Revista de Música, para el conocimiento musicológico. En 1961 salió el último número en el que colaboraron Leo Brouwer, Zoila Lapique, Ramiro Guerra, Edgardo Martín, Adolfo Salazar, Argeliers León y otros.

Entre los grandes periodistas que escribieron sobre música uno de los más connotados fue Alejo Carpentier. Leamos las crónicas magníficas del novelista y musicólogo en la revista Carteles desde 1926. En El Nacional (Caracas) sobre 1956. Muchas de esas crónicas hoy con forman libros.

En etapas más recientes contamos con el periodista Leonardo Acosta en la revista Revolución y Cultura, desde la década de 1960. Fruto de esos artículos Leonardo publicó varios libros.

También hay que resaltar a periodistas que dedicaron años al periodismo musical, como Orlando Quiroga en la revista Bohemia, Omar Vázquez en el periódico Granma, Pedro Herrera, (Juventud Rebelde), Nancy Robinson Calvet (Trabajadores), Sahily Tabares (Bohemia), Frank Padrón Nodarse (Trabajadores), Mireya Castañeda (Granma Internacional) y Joaquín Borges Triana (El Caimán Barbudo).

Algunas otras revistas de música cubana aparecieron en la etapa del llamado Boom de la Salsa (década de 1990),  como Tropicana Internacional (Atendida por Néstor Milí hijo), Salsa Cubana (Amado Córdova), Música Cubana de la Uneac (José Loyola y recientemente Pedro de la Hoz), Clave del Centro de Investigación y Desarrollo de la Música.

En todos estos medios, esporádicamente han publicado muchos periodistas musicales, la lista es enorme. Muchas antologías de escritos musicales pudieran publicarse de todos estos periodistas musicales que dejaron una huella del acontecer musical en Cuba.

En la actualidad, de manera sistemática, regularmente, mensualmente, no existe ninguna revista musical, en el país de la música, en la tierra de más ritmos triunfadores en el planeta. Nuevamente los invitamos a reflexionar.

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *