NOTICIAS SUGERIDAS »

Presidente cubano recorre instalaciones petroleras de Matanzas y La Habana

Se interesó por el control de los combustibles y la estabilidad de la fuerza laboral, entre otros temas

La refinería Ñico López, en La Habana, y la base de supertanqueros de Matanzas, estuvieron entre los puntos visitados por el Presidente Cubano (Foto: Estudios Revolución)

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, recorrió este miércoles la Empresa Comercializadora de Combustibles de la provincia de Matanzas en cuyos muelles se recibe y distribuye más del 80 por ciento de los carburantes consumidos en el país.

Durante la visita a las instalaciones, conocidas como “Base de Supertanqueros”, el mandatario fue puesto al tanto del programa de recuperación de capacidades de almacenamiento y sobre los trabajos en los muelles de aguas profundas.

Díaz-Canel se preocupó por el plan de reparación y mantenimiento de tanques para almacenar combustibles, el cual presenta hoy atraso en su ejecución, lo que demandará de un esfuerzo extra en la segunda mitad del año. Comentó que hay que socializar las nuevas experiencias y buscar estandarizar producciones.

El mandatario cubano insistió en las condiciones de vida de los trabajadores y la existencia de medios de protección, acción clave para mantener la estabilidad de un personal que cuesta trabajo afianzar, al tiempo que se corre el riesgo de que migre hacia otros sectores laborales.

En su intercambio dedicó tiempo al tema del control de los combustibles y afirmó categóricamente que hay que adoptar medidas de todo tipo para evitar este flagelo que desmoraliza y no se acaba de resolver.

EN LA REFINERIA ÑICO LOPEZ

En la jornada de este miércoles el presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, también realizó un recorrido por el extenso complejo industrial ubicado en la Bahía de La Habana, donde exhortó a los jóvenes profesionales de la refinería de petróleo Ñico López, a desarrollar maestrías y doctorados en temas dirigidos a solucionar los problemas y desafíos tecnológicos que impone una instalación como esta.

La indagación sobre el trabajo de las nuevas generaciones en el conjunto fabril se generó tras la estancia del Jefe de Estado en el muelle de la refinería, donde inquirió sobre la protección ambiental y los planes inversionistas para impedir incidentes de contaminación por hidrocarburos, los que pueden afectar a la rada capitalina.

Los jóvenes deben ser líderes en resolver este tipo de problemas, señaló el mandatario cubano, a quien se le informó que los más nuevos van siendo paulatinamente mayoría entre los trabajadores de la industria. “Eso es bueno. Eso nos va a dar mayor desarrollo”, sentenció.

Fue acompañado por Raúl García Barreiro, ministro de Energía y Minas, y Reynaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular de La Habana, además de directivos y especialistas del sector petrolero, entre ellos Zulma Pilas Gálvez, quien con apenas 45 años de edad es ya la directora general de la industria.

Durante una reunión de trabajo, conoció sobre las características técnicas y laborales de esta añeja refinería, el cumplimiento del plan de producción y servicios, y las inversiones, como el programa de recuperación de capacidades de almacenamiento de combustibles.

Entre los puntos visitados, también estuvo las obras dedicadas a la ampliación de las capacidades de gas licuado del petróleo (GLP —el que contienen las llamadas balitas domésticas—), una inversión que permitirá asegurar aún más un servicio a la población con demanda y gran aceptación.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros recibió una detallada explicación sobre la marcha de la obra, y orientó a los directivos y especialistas a dotar la red con una completa informatización, estrategia que en su momento debe programarse y extenderse para toda la refinería Ñico López.

Tomado de Juventud Rebelde

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.