En la lucha contra las “noticias falsas” (fake news) el gigante de las Redes Sociales, Facebook, anunció que atacará las fuentes de financiamiento que motivan la publicación de ese tipo de informaciones.

La empresa de Mark Zuckerberg utiliza una base de datos de organizaciones de comprobación para la detección de las noticias falsas (fact-checking system).

A las páginas que emplean las “fake news” para conseguir clicks fáciles y de esa manera obtener ingresos se les ha prohibido el uso de anuncios publicitarios en la red más popular de todas.

A través de un comunicado, Facebook dijo que han encontrado páginas que usaban el sistema de anuncios de la red social para conseguir una audiencia con el objetivo de publicar «fakes news» en el futuro.

A estas se les ha imposibilitado hacer uso del sistema de promoción de la Red, hasta tanto dejen de publicar noticias falsas de manera prolongada. La red social Google+ ha declarado una política de uso más estricta contra las publicaciones falsas.

Aunque la red social viene desarrollando varios proyectos de herramientas dirigidas a bloquear las falsas noticias, el apoyo de los usuarios de la red es crucial, pues ellos pueden denunciar este tipo de publicaciones cuando son conocedores de la falta de veracidad.

Sin embargo, por algún motivo, la empresa no ha dispuesto, para la versión en español, la pestaña “fake news” dentro de la opción “denunciar esa publicación”.

Otra de las herramientas que no ha llegado a la versión española es el etiquetado de verificación que los verificadores de terceras partes han hecho sobre la falsedad de dicha noticia, lo cual debería aparecer en un mensaje que los propios usuarios pueden ver.

Tomado del Portal de la Radio Cubana

Ver además

Debaten sobre prácticas de ciberperiodismo

El periodismo hipermedia, sus herramientas y ventajas en la actualidad, fue la temática principal debatida

Comente

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.