fbpx
OTRAS NOTICIAS

Un reclamo justo

Hay asuntos como este que no solo puede ser competencia de los académicos de las asociaciones integradas de la red. Pero ya que existen academias nacionales que representan a sus países respectivos para una mejor selección y definición de los términos que deben aparecer en el Diccionario Oficial, todas deben velar por una aparición auténtica y representativa de los términos que finalmente se escogerán y definirán. Y en eso sí tienen un papel esencial los académicos de adentro y de afuera, ya que deben reflejar el mejor enunciado y el uso más habitual en el habla del  país concernido (autoctonía).

En la reciente 23va edición del Diccionario de la Academia Española, hay términos referidos a personajes históricos  que son aceptablemente recogidos y definidos sin atisbos de prejuicios políticos. He aquí la muestra de algunos de ellos: Marxismo y marxista; maoísmo y maoísta; leninismo, leninista; bolivariano (no se incluye el bolivarianismo); sanmartiniano; martiano (solo se incluye como adjetivo o no se especifica que se usa también como sustantivo, como se hace en términos similares).

La sorpresa mayor es que no aparece el término fidelista, asumido por el pueblo cubano como partidario y adherente a las ideas y acción política de Fidel Castro. Tampoco, el sustantivo, poco usado, pero que al igual que vocablos como leninismo y maoísmo, por el cuerpo doctrinario de Fidel debe incluirse.

Términos que sí aparecen en el diccionario son castrista y castrismo, con una connotación burdamente política. Primero, esta no es una nomenclatura que se use en Cuba y sí, fundamentalmente, por los enemigos de Cuba y de Fidel, aunque también lo emplean por respeto o por ósmosis algunos amigos de Cuba y de Fidel. Pero es obvio que no se usa por los cubanos de Cubita la Bella, que deben constituir los hablantes que den esplendor a la lengua.

El vocablo fidelismo debiera aparecer más o menos como aparecen los términos marxismo, leninismo y maoísmo, y podría ser en una de estas formas:

  1. s. Aplicación o adaptación teórico-práctica del marxismo por Fidel Castro para implantar la Revolución en el siglo XX y XXI.
  2. s. Doctrina derivada de la adaptación teórico-práctica de las ideas de José Martí al marxismo-leninismo aplicada por Fidel Castro para desarrollar la Revolución en el siglo XX y XXI.

Lo anterior sería coherente con lo expresado por Fidel: “Creo que mi contribución a la Revolución Cubana consiste en haber realizado una síntesis de las ideas de Martí y del marxismo-leninismo, y haberla aplicado consecuentemente en nuestra lucha.”

La contribución de Fidel como personalidad del siglo XX y XXI para Cuba y el mundo no debe escapar a nadie, y menos a los académicos de la Lengua Española, ya que su obra e ideas han tenido repercusión interna trascendente en millones de personas de países de las Américas, África, Asia y Europa.

Bajo la polémica sobre el verdadero fin del siglo y del milenio, la revista inglesa Time realizó un estudio apoyado en las encuestas y opiniones de diversas publicaciones en todo el mundo, con el objetivo de resumir los últimos 100 años del desarrollo humano.

Para este estudio se encuestaron a 1245 personalidades, se revisaron más de 456 artículos y se procesaron alrededor de 841 bases de datos en todo el planeta.

Los resultados son reveladores ya que entre los 15 hechos históricos más trascendentales del siglo XX, aparece la Revolución Cubana en el lugar 7mo.

Para los resultados sobre las personalidades históricas se procesaron 4567 datos diferentes. El orden en que aparecen está en función de los puntos obtenidos en la encuesta. Entre las personalidades políticas del siglo XX aparece Fidel en el tercer lugar en el mundo. Este fue el orden:

  1. Mahatma Gandhi                        112 ptos
    2. Vladimir I. Lenin                     98 ptos
    3. Fidel Castro                                77 ptos
    4. Nelson Mandela                       60 ptos
    5. Mao Tse Tung                             59 ptos
    6. Adolfo Hitler                              44 ptos
    7. Josef Stalin                                  41 ptos
    8. Franklin Delano Roosevelt   39 ptos

 Un final revelador de esta encuesta, que incluyó varios aspectos, fue este resultado:

El Crimen del siglo: Sin duda fue la decisión de EE.UU. de lanzar las bombas atómicas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.

Como conclusión se puede añadir que esperamos que nuestra prestigiosa Academia Cubana de la Lengua estudie este asunto cardinal desde el punto de vista social y lexicográfico para comprobar si en el futuro nuevo Diccionario de Lengua este reclamo justo fue atendido por la Academia Española de la Lengua.

Foto de portada: Roberto Chile.

Wilkie Delgado Correa
Doctor en Ciencias Médicas. Colaborador de la prensa cubana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap