fbpx
EFEMÉRIDES OTRAS NOTICIAS

Radio Taíno y su impronta de cubanía

Radio Taíno nació en La Habana, el 3 de noviembre de 1985, como la única emisora de Cuba con un perfil editorial dirigido, fundamentalmente, al turismo, cuerpo diplomático, personas de negocio y técnicos extranjeros residentes en el país; sin embargo, pronto se ganó también la preferencia de los cubanos. Trasmitía en dos idiomas, sin atropellar las palabras, con un tono que sugiere calma.

Sus fundadores fueron Orlando Castellanos, director; Elisabeth Díaz, jefa de programación y quien escribe, a cargo del informativo. Los periodistas, locutores, animadores, editores, técnicos y otros trabajadores, en mayoría, procedían de Radio Rebelde.  El parte meteorológico lo daba José Rubiera y la crítica de cine, Frank Padrón.

La emisora comenzaba la trasmisión con un fragmento musical en la voz de Pablo Milanés que decía: Amo esta isla, soy del Caribe. Lo cual sugería la ubicación de Radio Taíno.  Luego fue intercalado, entre un programa y otro, la breve viñeta de La Giraldilla, el tocororo, los tres castillos construidos durante  la colonia y la Palma Real.

En ocasiones, visitantes llegados a La Habana desde diferentes latitudes para participar en eventos culturales, deportivos, políticos o científicos, nos hacían llegar opiniones sobre la programación de Taíno, debido a la impronta de cubanía de la emisora.  Algunas de estas expresiones de halago, grabadas por los periodistas, salían al aire, pues Taíno se escuchaba en hoteles, piscinas y otros sitios donde permanecían horas los visitantes.

Igualmente agradecían, sobre todo, la música de origen local, las descripciones de paisajes como el de Viñales y Varadero, y el tono mesurado con que se hablaba de la historia del país.

Sus dos noticieros, el del mediodía y el de las seis de la tarde, además de los tres boletines, estaban exentos de noticias con carga trágica, triunfalismo y otras aristas que podían resultar poco atractivas a las personas de paso por Cuba.

El hincapié informativo se encontró en el desarrollo del turismo, en los sitios de mayor ventaja para la recreación, como playas y cayos. El deporte también tenía su espacio con una narración de manera coloquial.

Es de suponer lo difícil que resultó para el colectivo de Radio Taíno adaptarse a una comunicación informativa especial que tuvo en cuenta las características de los oyentes extranjeros, sin olvidar a los cubanos. De hecho, esta se desprendió de vocablos, adjetivaciones, consignas y algunas identificaciones de instituciones y cargos como suelen aparecer comúnmente en la prensa escrita, radial y televisiva.  Por ejemplo, Poder Popular pasó a llamarse Parlamento Cubano, y a Fidel, Presidente de Cuba o Primer Secretario de los comunistas cubanos, sin el término nuestro Comandante en Jefe.

Cualquier tema referido a la actualidad cultural, política y social, conllevaba una redacción sencilla, esclarecedora y portadora de conocimientos sobre nuestras realidades, al tener en cuenta la campaña desinformativa orquestada en el exterior contra la Revolución y el socialismo.

Por tales razones, a la hora de redactar un mensaje se tenía en cuenta la intencionalidad de contribuir a garantizar una grata estancia en el país. El hecho de conocer que muchos de los turistas vacacionaban en Cuba motivados por la calidez del clima y alejados, precisamente, de las nevadas en los suyos, el parte del tiempo se divulgaba con ese matiz de intencionalidad. Cito uno:

Europa amaneció hoy bajo fuerte nevada. En Londres los termómetros marcan siete grados bajo cero, mientras en París hay cinco bajo cero. Pasamos a América: Nueva York amaneció con seis grados bajo cero, en tanto Argentina registra 12 grados sobre cero.  Amigos turistas, aquí en La Habana, la temperatura oscila entre 29 y 30 grados Celsius, con la mar tranquila, por lo que le sugerimos pasar una agradable tarde en las playas cubanas”.

Me pregunto ¿cuánta nostalgia y deseos de volver a Cuba logró el excelente programa musical dedicado a diferentes ciudades y pueblos? Recuerdo el referido a la ciudad de Manzanillo, en la provincia oriental de Granma, acompañado de un exquisito repertorio, en el cual no faltó la interpretación de Beny Moré, donde dice que quiere ir a Manzanillo para pescar la luna en el mar.

Cepero Brito fue el conductor de la primera revista mañanera de Radio Taíno, a la que bautizó de alegría y cubanismo.  Ya estaba sufriendo de cáncer y vi cómo, en ocasiones, se le humedecían los ojos mientras estaba en el aire una canción y cómo después, ante el micrófono, daba la impresión de que era un hombre sin problemas, feliz. Y es que Cepero Brito fue, ante todo, un gran profesional. No pocas veces despidió el espacio parafraseando: “Amo esta Isla, y soy del Caribe, hasta mañana tempranito”.

El diseño o perfil editorial de Radio Taíno, ya no es exactamente como aquel inicial. Todo es perfectible de cambio, pero estoy segura de que su colectivo actual trabaja con pasión y creatividad, que es la mejor manera de mantener la razón fundacional de la emisora tour de Cuba.

Angela Oramas Camero
Licenciada en Periodismo por la Universidad de La Habana. Es vicepresidenta de la filial de prensa de la Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC) y vicepresidenta del Club Martiano de prensa “Gonzalo de Quesada”
https://www.cubaperiodistas.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap