fbpx
COVID-19

Desde el humor, también llega el mensaje contra la COVID-19

Por Yanet Alina Camejo Fernández

El humorista gráfico Jorge Sánchez Armas.

El humor gráfico y los buenos mensajes que transmite en sus diversas caricaturas relacionadas con la temática de la pandemia que entristece al mundo, llamó mi atención hacia Jorge Sánchez Armas, quien con su arte hace reír a cientos de personas.

Nos conocimos, como sucede en estos tiempos, por las redes sociales, en estas -fundamentalmente Facebook-, cada una de sus obras de arte me hacían sonreír por un momento, y con el mismo mensaje pero de una forma distinta, pensar en la necesidad e importancia de la autorresponsabilidad en estos tiempos tan complejos.

Y durante casi todo este año de pandemia en Cuba, esa ha sido la labor más importante para este profesional pues considera que a través de sus “dibujos” y utilizando el humor, contribuye a elevar un poco la percepción del riesgo ante este atroz coronavirus.

¿Qué le motivó a hacer caricaturas relacionadas con la Covid-19? ¿Cuál es el mensaje que trata de transmitir en estas obras de arte?

“La motivación ha estado basada en la necesidad de expresar a través del humor gráfico ideas sobre esta pandemia, de la que no ha escapado ningún país en el mundo. Al hacerlo desde la riqueza expresiva de un arte que dice mucho con pocas palabras, o sin estas, las personas se ven reflejadas en lo que más nos ha afectado: las negligencias que cometemos, los peligros a los que estamos expuestos, algunas situaciones «graciosas» que se dan a diario relacionadas con lo que debemos o no hacer. O sea, quiero hacer reír, pero también transmitir una reflexión”.

¿Cuántas más o menos tienes y dónde han sido publicadas?

“Sobre la temática de la COVID-19 ya tengo más de 90 caricaturas, y seguiré haciendo. Han sido publicadas en medios nacionales como Granma, Cubadebate, el periódico holguinero Ahora, Cubahora, Bohemia, la revista Lazo Adentro, y el canal panárabe Al Mayadeen y la revista RossemCartoonHouse de Malasia.

“En cuanto a exposiciones, hubo una nombrada “Coronarisa vs Coronavirus” en la galería Ventanas, del centro cultural Ventana Sur, de la ciudad de Bayamo, con muy buena acogida de público, y estaré participando en otra colectiva en Cárdenas”.

¿Cómo le viene la inspiración para realizar las caricaturas?

“La inspiración es algo que llega cuando tienes la temática y las situaciones cotidianas marcan las pautas para hacer una crítica o provocar risa con sucesos típicos de nuestra cubanía. A veces la idea surge de algo que se haya hablado en los medios o las redes sociales. La variedad de situaciones da para mucho, de ahí la cantidad de trabajos realizados por casi todos los colegas en el país”.

¿Qué otros temas también utilizas en tus caricaturas?

“Además de la pandemia, trabajo todo tipo de temas, con especial énfasis en el activismo por la equidad de género, la no violencia y la educación integral de la sexualidad desde la plataforma multimediática Senti2, de la que soy cofundador, y en estrecha relación con el centro Oscar Arnulfo Romero y su campaña Evoluciona, así como el Cenesex y Prosalud.

“También trato con mucha frecuencia el humor político nacional e internacional, y el costumbrista, algo que en nuestro país se da de manera silvestre.

“Nací dibujando. Desde muy niño recuerdo mi inclinación por ese arte, que me entretenía durante horas, y gracias a eso mi mamá nunca se quejó de que yo fuera un niño intranquilo. Soy de Santa Clara, la ciudad de Melaíto. Cuando estudiaba secundaria en los Camilitos estuve en un círculo de interés de Artes Plásticas, y a los tres estudiantes con inclinación por el humor gráfico nos llevaban una vez por semana a vivir esa experiencia con maestros de esa publicación. Pedro Méndez, Ajubel, Linares y Panchito fueron mis fuentes de inspiración, aunque tengo gran influencia de Joaquín Lavado (Quino), mi ídolo del humor gráfico internacional, y del colega de Palante José Luis”.

¿Dónde trabajas?

“Colaboro de manera habitual con Palante, Ahora, Cubahora, Verde Olivo, revista Lazo Adentro y el canal panárabe Al Mayadeen. También publicaciones mías han sido vistasen el NTV, la Revista De tarde en casa, Cubadebate, Juventud Rebelde, Bohemia, y La Picúa, de Cienfuegos. Tuve la oportunidad de participar en el equipo de realización del documental “En Busca de un Espacio”, de la directora cubana Marilyn Solaya, que incluyó una veintena de dibujos para apoyar el discurso de este material histórico, destinado a rescatar del olvido a mujeres que lucharon por su emancipación y sus derechos a inicios del siglo XX”.

¿Qué representa para usted ver cómo sus caricaturas  gustan a las personas?

“La mejor obra del mundo, si no la ve nadie es como si no existiera. Yo me siento feliz cuando percibo las reacciones de las personas, y cuando alguien me hace un señalamiento o una crítica la asumo con interés, porque eso es lo que debe primar en este arte, donde siempre estás aprendiendo. Con cada persona que ríe y reflexiona sobre lo que dibujo, mi satisfacción es absoluta, y doy gracias al día en que tomé la decisión de dejar mi empleo como profesional, hace cuatro años, para dedicar el resto de mi existencia a ser caricaturista”.

¿Desea agregar algo más?

“El humor gráfico tiene una altísima responsabilidad en las opiniones y sensaciones que transmite. Bajo la máxima de que una imagen dice más que mil palabras, debemos poner énfasis en lo que hacemos. Es un arte que, bien utilizado, puede ser un arma infalible, pero cuando se hace desde el desconocimiento y la falta de información o de ética, las consecuencias pueden ser aciagas.

“Como dice un colega, el humor siempre «se mete» con alguien, si no lo hace, no está bien. Por eso debemos estudiar mucho, leer y documentarnos antes de hacer cualquier dibujo. Hay que ser cuidadosos, respetuosos y a la vez desinhibidos para que nuestra obra cumpla la idea martiana de ser «látigo y cascabel»”.

***

El arte de este cubano se agradece, pues transmitir el mismo mensaje de autocuidado desde el humor, da un poco de alegría a las personas que lo ven y saca la sonrisa del más serio, un ejercicio muy necesario en estos tiempos, pues la risa ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, reduce los niveles de tensión y ansiedad.

(Tomado del Sierra Maestra)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap