EFEMÉRIDES

Desde su fundación la radio se enriqueció con la presencia femenina

Cuando Luis Casas Romero inauguró la pequeña planta de radio 2LC, pionera de Cuba, el 22 de agosto de 1922, pidió a su hija Zoila que ofreciera el parte del tiempo y narrara para los niños y niñas el cuento Pinocho.

Ese mismo año, el 10 de octubre, salió al aire la señal de la emisora PWX, de la Cuban Telephon Co., con una potencia de 500 watts, instalada en el edificio de la mencionada empresa estadounidense.  Minutos después de las palabras de inauguración, en inglés y español, la célebre artista Rita Montaner interpretaría la canción Presentimientos.

Estos acontecimientos dieron origen a que Zoila y Rita fueran las primeras voces femeninas escuchadas a través de radiorreceptores con audífonos, al convertirse Cuba en el primer país de América Latina en establecer la radio, uno de los inventos más importantes del siglo XX.  Por lo cual son también las cubanas las primeras que en la condición de comunicadoras en desempeñarse en tal medio masivo de difusión.

En tanto la pionera en la radionovela fue Enriqueta Sierra, famosa actriz de teatro.  Ella solía escribir los libretos que luego interpreta, al tiempo que se convertía en maestra de quienes serían también grandes figuras del medio, entre estas, la inigualable vedette Rosita Fornés.

Y, mucho antes de que la radio cubana festejara su aniversario treinta, ya un importante grupo de locutoras, actrices, cantantes y anunciadoras se habían ganado un lugar preferencial en la enorme audiencia del medio.  De ahí el aporte a la memoria de las voces, entre otras más, de Esther Sabater, Enma Lapeseña, María Luisa Casas, Angélica de Céspedes, Bellita Borges, Xiomara Fernández, Hilda Saavedra, Mirta Velazco, Maruja García, Georgina Almanza, Dulce María Corbielle, Pilar Clemente, Rosamaría Hurtado, Conchita García, las hermanas Yolanda y Carmen Pujolls, Margarita Balboa y Consuelo Vidal.

Hacia 1935, la población isleña registraba el 70 por ciento de analfabetismo y es por esto también que la radio constituyó un milagro, algo más que un entretenimiento maravilloso, pues en los hogares miles de personas que no sabían leer ni escribir, tenían el privilegio de escuchar con sorprendente inmediatez una noticia, la canción de moda, una novela y el pronóstico del tiempo.

En 1933 los países que contaban con mayor número de plantas de radio eran los Estados Unidos (625), Canadá (77), Rusia (68), Cuba (62), seguidos por Suecia (31), Australia (30), Alemania (29) y Francia (28).

A partir de 1959, se incrementa el número de emisoras y ya en el decenio de 1990 Cuba contaba con 5 nacionales, 18 provinciales, 31 municipales y una internacional, con la trasmisión en varios idiomas. Esta última, Radio Habana Cuba, ha sido dirigida por más de 10 años por Milagros Hernández. A partir de 1985, la vicepresidencia de la radiodifusión fue dirigida por Josefa Bracero, quien inició la vida profesional como locutora y periodista en su provincia natal, Camagüey.  Hasta ese año, ella es la única mujer designada para el mencionado e importante cargo que desempeñó varias décadas.

Algunas cifras son reveladoras de la importante presencia femenina en la radio, en 1990.  Del total de trabajadores que sumaban 6 mil 392, eran mujeres 3 mil 183; en cargos de dirección sumaron 187; las técnicas eran 670, y el periodismo fue ejercido por 405.

Ellas contribuyeron al fortalecimiento de espacios donde se trataron asuntos de la familia, contra la discriminación, y el derecho a abandonar la creencia patriarcal y milenaria de que la casa es de la mujer y la calle del hombre.  Asimismo, sin proponérselo, contribuyeron al despertar de la conciencia sobre el tema de género, permeado de los valores éticos y morales que distinguen, en especial a las cubanas.

En tanto, la radio logró ser escuchada hasta en los sitios donde no había electricidad, debido a su funcionamiento con pilas.  Se calcula que antes del decenio del 90 había en el país más de 4 millones de receptores. En la actualidad es difícil encontrar un hogar donde no haya un receptor, pese al avance de las nuevas tecnologías y sus múltiples posibilidades, entre ellas la de sintonizar cualquier emisora en un celular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *