CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA ENTREVISTA

Periodista y ajedrecista: Eduardo Herzas León

Eduardo Heras León nació para ser maestro de materias escolares, periodismo, literatura y ajedrez. Tanto que… derrotó a Polugaevski, Taimanov y Gligoric

Graduado de Magisterio en la Escuela Normal y Licenciado en Periodismo en la Universidad de la Habana, luego fue profesor de esa especialidad y jefe de redacción en la revista Alma Mater

Premio Nacional de Literatura en 2014, sus libros más conocidos son La guerra tuvo seis nombres, Los pasos en la hierba, Acero, A fuego limpio, Cuestión de principio, La nueva guerra, Balada para un amor posible, La noche del capitán, Los desafíos de la ficción, El viejo y el horno, Desde la platea, Dolce vita, Final de día y otros cuentos.

–¿Qué fue primero literatura o ajedrez?

–El ajedrez me interesó desde niño. Puedo decir que soy ajedrecista antes que escritor.

–¿De cuándo datan tus primeros triunfos como ajedrecista?

Fui campeón del Club de Ajedrez de Puentes Grandes entre 1957 y 1959.

–El primer campeón juvenil que tuvo Cuba fue Rubén Peña en 1939. ¿Eres otro primero en esta modalidad?

El primero luego del triunfo de la Revolución. El torneo se disputó en junio de 1959, en el club Capablanca, organizado por la FCA y el Club. Como subcampeón quedó Orestes Pérez.

–Eso te propició una competencia en Estados Unidos. ¿Cuál?

Asistimos, acompañados por Carlos A. Palacio, al campeonato juvenil abierto de los Estados Unidos, que tuvo por sede a Omaha en julio-agosto del propio 1959.

–¿Y qué resultado tuviste?

No recuerdo el lugar, tal vez quinto. Gané tres partidas, hice otras tantas tablas y perdí dos.

–¿Qué tiempo vestiste de uniforme?

Ingresé en las Milicias en 1960 y seguidamente en las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), donde serví como oficial durante más de seis años.

–Fuiste campeón nacional de las FAR. ¿Cuándo?

En 1963. Era el segundo de estos certámenes. El primero, un año antes lo ganó Carlos Calero, quien nos representara luego en Olimpíadas.

–Estando en las FAR participaste en el I Torneo Inter-Organismos Estatales, inaugurado por el Che el 6 de junio de 1961. ¿Qué recuerdas de ello?

Nuestro equipo regular estuvo integrado en este orden por Juan González (MGR). Carlos Calero  (Hospital Militar), Eduardo Heras (Jefatura de Artillería), mi hermano Héctor Heras y Pedro Aguilera (los dos del Ejército de Occidente). Ocupamos el tercer lugar y eso estimuló a la organización de los campeonatos nacionales de las FAR, desde 1962. Recuerdo que gané una buena partida a Andrés Rodríguez (Educación)

–Precisamente en 1962 fuiste a Moscú a pasar un curso por las FAR. ¿A qué personalidad derrotaste allí en una sesión de simultáneas?

A Lev Polugaevski. Ya me había enfrentado a otro Gran Maestro en La Habana en 1960, Paul Keres, con resultado de tablas.

–¿Cómo fue tu encentro con el Che en Moscú 1962?

Charlamos sobre ajedrez y pactamos jugar una partida a mi regreso.

–¿Se jugó la partida?

En una roda del II Capablanca, en 1963, yo estoy vestido de civil en el Salón de los Embajadores del hotel Habana Libre y llaga el Che. Me le acerco, le recuerdo lo que hablamos en Moscú y primero me dijo que no podía ser en ese momento, que otro día… Pero al rato me hizo señas, me acerqué y ya tenía una mesa preparada con reloj, en el salón de análisis, para jugar a cinco minutos

–¿Y qué pasó, cuál fue el resultado?

Lo primero que me dijo es que a él había que jugarle a ganar. Le gané y me pidió la revancha. Volví a ganar y jugamos otra más, muy reñida, que concluyó en tablas. Para mi fueron tres inolvidables partidas.

–Creo que tienes un récord contra los Grandes Maestros en simultáneas. ¿Es así?

Bueno, no sé si es un récord, pero nunca perdí en simultáneas con ningún Gran Maestro. Además de las tablas con Keres y mi victoria sobre Polugaevski, logré triunfos sobre Mark Taimanov en 1964 y sobre Svetozar Gligoric en 1966.

–Por tu aporte al desarrollo del ajedrez la Federación Cubana te otorgó un título honorario en octubre de 2008. ¿Cuál fue?

El de Maestro Nacional y me sentí muy estimulado por eso.

–¿Cuál es tu mayor orgullo en ajedrez?

–Que en el libro Ajedrez en Cuba: 100 años de historia de Carlos A. Palacio, dentro de las “100 mejores partidas del Ajedrez Cubano”, seleccionadas por Palacio, hay una mía, ganada al excampeón de Cuba, Miguel Alemán.

–El primer Gran Maestro cubano, Silvino García, me dijo que tú habías sido su primer maestro de ajedrez. ¿Cómo ocurrió eso?

Silvino es cuatro años menor que yo y vivía cerca de mi casa cuando comenzó. Con frecuencia me visitaba y yo le hablaba de temas ajedrecísticos y le prestaba libros.

–La Feria del Libro 2019, dedicada a Eduardo Heras, organizó un panel de homenaje a tu persona, que tuvo un momento singular, cuando desde el público Silvino García pidió la palabra y anunció que quería devolverte un libro sobre la estructura de peones. ¿Qué te pareció eso?

Algo muy extraño.

–¿Por haberlo tenido en su poder durante 56 o 57 años?

No, porque Silvino nunca devuelve los libros.

Epílogo

Sirva este texto como homenaje por haber cumplido 80 años el 5 de agosto de 2020 a Eduardo Heras León, narrador, periodista y crítico literario y de danza, que ganó el Premio David de la UNEAC en 1968 y fue mención única del Premio Casa de las Américas en 1970.

Además, atesora el Premio Nacional de la UNEAC en 1983; Premio de la Crítica en 1986; Premio Razón de Ser en 1987. Varios de sus cuentos han sido llevados a la televisión y al cine. Obtuvo el Premio Nacional de Edición en 2001 por su obra de toda la vida como editor. Fue fundador del proyecto Universidad para Todos, en el 2000, impartiendo el Seminario de Técnicas Narrativas.

Posee la Distinción por la Cultura Nacional y la réplica del machete del Mayor General Serafín Sánchez. Es huésped ilustre de Las Tunas. Dirigió desde 1998 el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso.

En el libro de oro del ajedrez cubano

Esta partida es su orgullo sobre el tablero. Aparece en el que podemos considerar como libro de oro del ajedrez cubano y corresponde al Torneo Inter-Social. Se disputó en el Club Capablanca el 10 de abril de1959.

Blancas: Eduardo Heras León – Negras: Miguel Alemán Novo

 1.d4 Cf6 2.c4 c6 3.Cf3 d5 4.Cc3 e6 5.Ag5 Ae7 6.e3 Cbd7 7.Ad3 dxc4 8.Axc4 Cd5 9.Axe7 Dxe7 10.Tc1 0–0 11.0–0 Td8 12.De2 C5b6 13.Ad3 c5 14.Ab1 cxd4 15.exd4 Cf6 16.Tfd1 Cbd5 17.Cxd5 Txd5 18.Ce5 Dd8 19.Dc2 Ad7 20.Dc7 Tb8 21.f3 Ae8 22.Dc3 Td6 23.Dd3 g6 24.Dd2 Rg7 25.g4 Ac6 26.Df4 Df8 27.Ae4 Tc8 28.h4 Axe4 29.Txc8 Dxc8 30.fxe4 Df8 31.Tf1 Txd4 32.Dxf6+ Rg8 33.Cxf7 1–0

(NOTA: Qué placer tener un amigo octogenario como Eduardo. Al leerle el texto me dijo dos cosas y la segunda me emocionó. Fueron “Me abrumas” y “Tú eres mi hermano”. No sé cuántos capítulos tendrá esta serie. Solo sé que pondré todo mi empeño en despertar su interés.)

Jesús G. Bayolo
Jesús G. Bayolo
Es periodista e historiador del ajedrez, toda una autoridad del tema en Cuba.

One thought on “Periodista y ajedrecista: Eduardo Herzas León

  1. Eduardo Heras León es una Gloria de Cuba en la literatura; es un Maestro consagrado; un ajedrecista espectacular y, sobre todo, una Persona Excepcional. La cultura Cubana se honra en contar con intelectuales como él , cuya sencillez y sabiduría lo distinguen, entre otros especiales atributos que siempre lo han acompañado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *