COVID-19. Reportes periodísticos

La baja humedad contribuye a la transmisión del coronavirus

La baja humedad favorece la supervivencia del SARS-CoV-2 en las superficies, pero la humedad muy alta también podría mantener la circulación de las gotitas respiratorias suspendidas en el aire.

Sobre el tema disertó María Van Kerkhove, epidemióloga líder de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien dijo que han establecido algunas pautas para la temperatura ideal en los espacios cerrados y con una humedad relativa de entre el 50 y el 60%.

Hemos trabajado —añadió— con Global Heat Health information Network (Alianza de información mundial sobre el calor y la salud), formada por una combinación de investigadores de la OMS, la Organización Meteorológica Mundial y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos.

Al responder a preguntas de periodistas durante la conferencia bisemanal de la Organización, la líder técnica de la respuesta al COVID-19 de la OMS explicó que a través de la red actualmente se estudian y discuten una serie de factores que pueden reducir la transmisión en interiores y exteriores.

“Sabemos que hay situaciones en las que la transmisión se puede amplificar, por eso hablamos mucho sobre evitar espacios cerrados, interiores y con mala ventilación, y también hablamos mucho sobre asegurarse de mejorar la ventilación como una de las medidas que se pueden implementar para ayudar a reducir la transmisión de este virus”, alertó.

La ventilación es definida por la OMS como la introducción intencional de aire fresco en un espacio para mantener la calidad del aire. Así recomienda una mayor tasa de ventilación por medios naturales o mecánicos, preferiblemente sin recirculación del aire para escuelas y lugares de trabajo.

Aclara que si es preciso recircular el aire es recomendada la limpieza de filtros con regularidad, especialmente cuando las personas están expuestas a un riesgo medio o alto de exposición al COVID-19. Tales son los casos de los trabajadores de primera línea en el comercio minorista, los de alojamiento turístico y los domésticos.

(Tomado de Cuba en Resumen)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *