fbpx
CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

De regreso a Gilead

La novela distópica de la canadiense Margaret Atwood, “El Cuento de la Criada”, no se pudo publicar en mejor año, 1984, y aun en pleno 2020 ha dejado de qué hablar. Sobre todo después de que se estrenara en 2017 una serie con el mismo nombre, que la extendió hacia un público mayor.

Gilead, la sociedad teocrática donde las mujeres eran valoradas solo por su capacidad reproductiva, hizo ver lo que podría pasar si descuidaran el ejercicio de sus derechos. Incluso, en marchas feministas y en el movimiento #MeToo los trajes rojos y cofias blancas de las criadas fueron vistas como forma de protesta.

Durante ese contexto Atwood aprovechó para lanzar lo que sería la conclusión de la historia. ¿Qué pasó después de que DeFred/ June entrara a la furgoneta? ¿Se pudieron liberar las mujeres de tan cruel régimen?

Protesta de mujeres en Estados Unidos (Foto: Reuters)

Debo confesar que aunque me gustó “El Cuento de la Criada”, sobre todo por su crítica social y reflexiones sobre el patriarcado, el personaje de June me pareció muy conformista, es decir sufría en la realidad en que vivía, pero no hacía nada contundente para escapar o alterarla. Se conforma con pequeñas victorias y es bastante resignada. Al contrario, la serie le da un vuelco a esa historia y hace de ella una mujer más valiente y decida a actuar contra la autoridad en Gilead.

En “Los Testamentos” se observa más esta idea. Se desarrolla 15 años después del primer libro. Tres personajes darán voz esta vez a la narración: Agnes, niña nacida bajo la ideología de Gilead; Daisy joven en contra del régimen que vive en el país vecino; y la Tía Lydia, anciana encargada del adoctrinamiento de las mujeres para servir a los hombres y líder de las llamadas tías, mujeres que como ella representan cómo las propias féminas son capaces de reproducir el machismo y la opresión contra su propio género.

Lydia es precisamente la protagonista que más sorprende. En la novela, la autora nos muestra más facetas de ella, su pasado y muchas contradicciones. Aunque por su trayectoria no es un personaje que se haga querer.

“Los Testamentos” es más un libro de acción que de grandes preguntas o reflexiones, al contrario de “El cuento…” Le falta quizás la profundidad de este último, pero no deja de disfrutarse, lo recomiendo sobre todo para los que querían leer un desenlace de la historia.

(Tomado de Cubahora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap